Vale Cini propone un sonido propio, una musicalidad hipnótica y un nuevo disco que hay que escuchar

"Me parece maravilloso cuando un artista puede generar su estética compositiva, y su universo sonoro dejando un sello personal."

Vale Cini

Me quedé hipnotizado viéndote tocar la guitarra... ¿Cómo fueron tus comienzos en la música y tu recorrido hasta hoy?

¡¡Muchas gracias!! Que lindo generar esa energía hipnótica con la guitarra. Un hermoso elogio.

Tuve mi primer guitarra a los 5 años y a los 6 cuando empezaba primer grado me dejaron comenzar a tomar clases de guitarra en el turno tarde de la escuela. De ahí en adelante siempre estuve con la guitarra, tocaba en los actos de la escuela, en las reuniones familiares, con mis primos y estudié con profesores particulares, me compraba la revista “toco y canto” y sacaba los temas del momento, y luego fui a una academia integral de música. Allí también estudié piano y canto, y ya de más grande hice tres años en el SADEM, el conservatorio de música popular del sindicato argentino de músicos.

En los 90´s estuve en algunas bandas, tocaba sintes y secuenciadores, guitarra eléctrica, anduve por muchos lugares sonoros, con una de esas bandas hacíamos música experimental y grabamos en Adat nuestro primer EP. Con esa banda, que se llamaba Moloko Plus, podría decir que fue con la que empecer a salir a tocar, tocábamos en un bar de Plaza Serrano que se llamaba El Taller. Después de un tiempo volví a los orígenes acústicos, me volví a copar con la guitarra criolla, el samba, la bossa, la música rioplatense, el jazz, en fin. Miles de lugares. Y en 2001 /2002 comenzamos a trabajar con la poeta Paula Jiménez un disco libro con sus poemas y mis músicas; pequeño espectáculo que hicimos mucho en vivo. Y de allí en adelante no paré, viajar, grabar, componer mi música. Curé y organicé ciclos de música y arte, participo y compongo tipo cesionista de la banda Sentime Dominga, hice la producción artística del primer disco de Susy Shock. Un disco también de electro pop con versiones de chanson francesa y, aquí estoy presentando mi 6to disco solista, pero sinceramente siento que es mi segundo disco grabado en un buen estudio y producido con la madurez y el sonido que me gusta.

¿Cómo te describirías desde lo musical?

¡Que difícil esta pregunta! Jeje. Hago canciones con un espíritu rock psicofolk, me gustan los desafíos de las diferentes afinaciones, voy entre el folk la poesía, la sangre rock y la canción de autor.

Siento que mi música tiene su propio sonido o al menos eso creo, y me lo han dicho, tipo, “esto es muy Vale Cini”. Me parece maravilloso cuando un artista puede generar su estética compositiva, y su universo sonoro dejando un sello personal.

Estás lanzando tu sexto disco, "La bestia melancólica". ¿Cómo elegiste ese título?

El titulo lo elegí porque es el nombre de una de las canciones del disco, y siento que esa canción lleva la esencia temática lírica y anímica del disco en su totalidad.

¿Y qué nos podés contar de su contenido?

El disco lo compuse con canciones en Drop D y Afinacion de C, son más graves y todas de ese modo dialogan en una sonoridad que las hermana. Están hiladas de ese ánimo sonoro y del espíritu mitológico, telúrico y psíquico que atraviesan las canciones. Algunas mas folk canción, otras más rock indie y o psicofolk. Me gusta mucho como quedo el disco.

Más allá de la situación actual, ¿cómo ves la escena emergente de hoy día?

La escena emergente creo que es de lo mejor que hay artísticamente en este momento, me encanta su diversidad, que haya muchas más mujeres e identidades trans y no binaries. Que haya espacios y centros culturales variados. Lamento eso sí, que no haya prácticamente difusión radial de la música independiente, incluso existiendo una ley que lo ampara y avala. Esa ley no se cumple y entonces en la rueda de la creación, se corta y queda trunca esa instancia y se invisibiliza gran parte, si no todo, el producto artístico independiente, que no es nada más ni nada menos que la cultura popular y artística de un país.

El papel de la mujer tomó otro vuelo... Yo me crié en un rock nacional donde la única mujer era parte de una banda era Gabriela Martínez (Las Pelotas). Vos venís de esa realidad y ahora transitás esta realidad, que creo es mucho mejor, aunque me pregunto si suficiente. ¿Cómo lo ves vos?

Si, es cierto, cambió bastante. Yo también me crié yendo a ver a Celeste Carballo y la generación, a Las Viudas e Hijas... creo que había más posibilidades para las mujeres en los escenarios en los ochentas y noventas y eso después se cerró mucho más. El rock y la música es extremadamente machista, como el mundo en el que vivimos, y si bien las cosas están cambiando y hay más mujeres en los escenarios, aún queda también romper con los estereotipos hegemónicos de "como tienen que ser esas mujeres" para estar en los escenarios, el tema de la edad, las apariencias, los estereotipos de belleza impuestos, entonces para subirte a un escenario, si sos varón no importan los parámetros estéticos ni de edad, sino fijate que a determinada edad ya no participan o no invitan a las mujeres a los escenarios. Hay mucho por hacer todavía, sí, hay más presencia de mujeres y diversidades, pero, en ciertos ambientes y con características de bellezas y edad que responden a los impuestos por la cultura hegemónica.

Toda la movida de redes sociales hace muy fácil compartir tu material (antiguamente dependiente de discográficas y demás), pero también más grande el espectro al cual accede el público (antes era más una cuestión de curiosidad encontrar bandas emergentes y ahora están todas en Spotify). ¿Cómo ves toda esta realidad?

Bueno, como todo tiene su luz y su sombra. Las bandas cuando yo era chica, repartían flyers, ibas a escucharlos en bares y salas de conciertos. Se hacían discos, los vendían y la gente los compraba. Hoy día cualquiera puede subir su música o contenido a Spotify, que dicho sea de paso, no es la única plataforma, pero si la que más se instaló en la gente; hay otras que monetizan mejor, suenan mejor y son más funcionales a les musiques: Tidal por ejemplo. Spotify coptó un mercado; hoy día el dinero que te entraba por vender discos no existe casi porque la gente no tiene donde reproducir discos. Si es cierto, estoy en una plataforma y me pueden escuchar en China y está buenísimo, pero cuantas reproducciones tengo que tener para que eso me sirva también y se monetice, porque sino los únicos que ganan son ciertos artistas mainstream de Spotify en si mismo, o sea, ¿se entiende? Es propicio para la difusión, pero no necesariamente para la monetización. En Spoty hay bandas emergentes y también Maluma, hoy día no me parece tan interesante. Bandas nuevas podés escuchar siempre y encontrar en otras plataformas, navegando en soundtracks de películas, poniendo una palabra y ver a donde se dispara y no solo por lo que te dicta un algoritmo.

¿Cómo llevaste el aislamiento? ¿Y estás armando algo para tu público, ya sea presencial o a distancia?

El asilamiento fue un desafío para todes, al principio mi trabajo se detuvo totalmente y luego la gente retomó las clases y comenzó a acostumbrarse a la virtualidad, a las plataformas. Diseñe un menú de canciones y armé serenatas virtuales para zoompleaños, aniversarios y celebraciones. Compuse un poco y en otro poco terminé el disco de "La Bestia Melancólica". En este momento estoy terminando el video de "Binario" y organizando presentación en vivo, si es que no nos encierran otra vez, con toda la banda, del nuevo disco.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharte y seguir tus novedades?

Pueden seguir mis novedades mayormente en Instagram y o Facebook, pero me mude bastante a Instagram jejejeje. Mi música está en Spotify y en Tidal, pueden escuchar dos de mis discos allí.