Julieta Guerrero, una vida de arte y mundo

"Me considero más artista que música la verdad, pero la música es el arte que más me eleva, me trasciende, me atraviesa, creo que es lo más honesto y esencial que tengo para darle al mundo."

Julieta Guerrero

Julieta, ¿tenés banda estable? ¿Cómo forma?

Si, pero lamentablemente nunca pudimos salir tocar en vivo aun… luego de tocar con muchxs músicxs de todas partes (por las giras y demás), en el 2019 formé mi banda estable con quienes empezamos a ensayar para salir a tocar en el 2020. Ya teníamos fecha en Makena para debutar en abril de ese año, pero la pandemia no nos lo permitió… así que esperamos poder hacer un lindo show este año, es parte del plan si el cosmos lo permite. La formación está dada por Helena Dinzelbacher (batería), Marcos Rodriguez (teclados y otros instrumentos), Patricio Alsuyet (bajo), Martín Cuervo (guitarra eléctrica) y yo (voz y guitarra acústica).

¿Cómo fueron tus comienzos en la música?

Mi vínculo con la música fue desde muy chica porque mi abuelo era músico profesional, él era multi-instrumentista y uno de los primeros recuerdos que tengo de mi infancia es cuando me llevó a un cuarto donde tenía todos sus instrumentos y los empezó a tocar todos. Yo me quedé fascinada con el violín, y les pedí a mis padres que me llevaran a estudiar violín, pero como no había ningún lugar por el barrio que enseñaran (o no buscaron bien), me mandaron a una escuela de música donde empecé jugando con varios instrumentos y aprendí algo de lectura también. Era muy chica, ni siquiera había empezado la primaria. Después tuve varios momentos con la música. Fui y vine, y cada vez que volví, volví desde un lugar más evolucionado, aunque no necesariamente había estado desarrollándome como música. Pero sí como artista. Amo todas las artes y experimenté expresarme en varias disciplinas, desde la más concreta hasta la más sutil como lo es la música. Y esa búsqueda, que hace varios años está canalizada en la música, desde que tengo uso de razón que siempre fue así.

¿Cómo te describirías desde lo musical?

Eso es difícil porque no tengo perspectiva, sale lo que suena dentro y así lo saco afuera… no sabría dónde enmarcar mi música. Supongo que es una mezcla de todo el recorrido multi artístico que vengo caminando. Me considero más artista que música la verdad, pero la música es el arte que más me eleva, me trasciende, me atraviesa, creo que es lo más honesto y esencial que tengo para darle al mundo.

Más allá de la situación actual, ¿cómo ven la escena emergente de hoy día?

Particularmente me gusta lo que está pasando en la escena femenina musical en nuestro país. Todavía hay mucho trabajo que hacer, pero cada vez más emergen artistas mujeres increíbles, que siempre estuvieron, sólo que ahora hay más lugar para que nuestras voces sean escuchadas. Y a pesar de las dificultades, Buenos Aires es una ciudad que late, experimenta, muestra… sólo me encantaría que hubieran otras condiciones más favorables para poder desarrollar nuestro arte sin sentirnos drenadxs por el sistema en el que vivimos, porque la materia prima está y es poderosa.

Toda la movida de redes sociales hace muy fácil compartir tu material (antiguamente dependiente de discográficas y demás), pero también más grande el espectro al cual accede el público (antes era más una cuestión de curiosidad encontrar bandas emergentes y ahora están todas en Spotify). ¿Cómo ves toda esta realidad?

Como toda realidad y circunstancia creo que tiene aspectos negativos y positivos según quién lo vea y cómo se vea. Más que cuestionar lo que es creo que nos queda aceptar el presente y hacer uso favorable de estas condiciones que describís. Sí insisto con mi crítica al sistema en el que vivimos que drena el trabajo y el entusiasmo de muchxs artistas por el gran esfuerzo que tenemos que hacer para andar en este camino, me gustaría que las cosas sean más justas en este sentido.

Tuviste una gira por Europa, ¿cómo te fue y cómo la organizaste?

Tuve 3 giras por Europa. Las dos primeras de 8 meses, y la tercera de 1 mes. Cada una de ellas fueron muy diferentes. La 1ra fue sin planes ni contactos, solo me fui a caminar el viejo continente sola con mi guitarra, y a los dos días de haber pisado la 1ra ciudad, ya tenía un concierto. A partir de ahí me invitaron a una jam y así se empezó a abrir el camino. Me fue muy bien, hice conciertos en 7 países, toqué mis canciones con musicxs de todo el mundo que le fueron aportando sus tintes y me fueron abriendo el oído, la mente y el espíritu. Toqué en las calles, en pubs y en festivales. Confirmé la importancia de lanzarse cuando algo late dentro, y que todo conspira para ayudarte. Fue pura magia. La 2da gira fue más organizada porque ya tenía muchos contactos, y la 3ra muchísimo más comprimida, fue una gira súper intensiva y únicamente fui a tocar. En las 2 primeras pude sentirme que además estaba viajando. De lo más hermoso que me pasó en la vida. Pero al volver, supe que necesitaba un equipo de gente con quien empezar a trabajar, que ya no podía seguir haciéndolo sola.

Y no te volviste en un avión, tranqui, 16hs de viaje... ¡Metiste vuelta en velero! ¿Cómo encaraste esa aventura y con quiénes la hiciste?

¡Sí! Eso sucedió en la 2da gira. Mi idea era irme por 3 meses, pero cuando estaba allá se me abrieron oportunidades y quise quedarme a aprovecharlas y requería quedarme más tiempo. Cambiar el pasaje me salía más caro que comprarme uno nuevo, entonces lo perdí no más, y me dije que vería la forma de volverme cuando sintiera que era el momento. Fue en Amsterdam mientras hablaba con un amigo holandés en una plaza, que supe que me volvería en velero, tras escuchar su relato de cuando él había cruzado el Atlántico. Simplemente tuve la certeza ahí mismo que lo iba a hacer. Me dio algunos consejos de fechas y lugares. Tenía que irme a Islas Canarias a buscar algún velero que quiera cruzarme, de ahí salen todos los veleros europeos antes de hacer esa travesía para proveerse de comida fresca. Y así fue como me fui a Canarias y caminando el puerto con mi mochila fui preguntando, y una vez más los caminos me fueron llevando. Yo sabía que encontraría el velero y a la gente adecuada, que sería guiada y protegida por mi intuición, que es el escudo más poderoso que tenemos. Así es que cruzamos junto a 4 desconocidxs aventurerxs, y quedamos unidxs para siempre.

Y esa aventura inspiró tu nuevo corte: "Vueltas". ¿Qué nos podés contar del tema?

Si, exactamente. No sólo me inspiró, sino que escribí esa canción durante esos 25 días de travesía. Es como si me la hubieran dictado las estrellas y el sonido del océano. La melodía es la danza de los astros que supieron acunarme, y la poesía es mi mundo más íntimo y existencial ante tanta entrega. Era todo tan abismal y vertiginoso, que no había chance de no mimetizarse con esa inmensidad sintiéndola por dentro. Sabía que una vez más, lo que me esperaba al llegar no sería del todo fácil. Por eso se llama “VUELTAS”, porque habla del desdoble interno que se siente al llegar de un viaje transformador donde nada vuelve a ser lo que era, porque tu percepción cambió, tu consciencia se expandió, y reconocer esta nueva identidad en tu núcleo sociocultural genera mucha incomodidad, y una parte de nosotrxs puja por el confort de lo que era antes de partir, pero ya no hay vuelta atrás. Por suerte.

¿Cómo llevaste el aislamiento de 2020? ¿Y estás armando algo para tu público, ya sea presencial o a distancia?

¡La verdad que trabajé un montón! Escribí muchas canciones, estudié mucho, trabajé junto a mi equipo en estrategias de management y comunicación de una forma muy creativa y divertida. Como dije más arriba, hay que recibir las circunstancias con aceptación y entender que en cada una de ellas hay cosas muy positivas para aprovechar. Lamento mucho todo el sufrimiento de la humanidad por todo lo que pasó y sigue pasando, pero es una situación extra-ordinaria que despertó a muchxs, y creo que tiene mucho para enseñarnos y para inspirarnos, o al menos así lo habito yo.

Siempre estoy armando cosas para mi público porque es lo que termina de darle sentido a todo esto. Y sigo armando y haciendo. Por eso hay novedades continuamente, porque trabajo incansablemente en este proyecto que me llena de felicidad.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus novedades?

Estoy en todas las plataformas. Para quienes me quieran tener más cerca compartiendo fechas de conciertos, mi música y contando historias en torno a ellas, e interactuando: IG @julietaguerrero.musica / FB: @juli.guerrero.juli y también pueden encontrarme en mi canal de Youtube, Spotify, Bandcamp, Deezer, Apple music y todas las plataformas como Julieta Guerrero: Muchas gracias por el espacio y por difundir aquello que tenemos lxs artistas para aportar al mundo. ¡Mantengámonos unidxs!