Julieta Sverdlick lanzó su segundo sencillo y pisa firme en su nueva carrera musical

"Lo que yo hago no es más que compartir quien soy y mis experiencias, que me van formando."

Julieta SVK

Estás presentando "Mil Años de Terapia", ¿qué nos podés contar sobre él?

Mil años de terapia es un tema que habla de algunos procesos en los que solamente el tiempo puede ayudarnos. Hay cosas que persisten en nosotros, y hay que darles su espacio y dejarlos ser. Habla de esta situación desesperante de encontrarnos a un otro en todos lados aunque no esté, y que todo lo que vemos nos haga acordar a ellos, hasta las mínimas cosas.

Es tu primer simple, ¿qué sensaciones tenés?

¡En realidad es el segundo! El primero fue “Entre los pies”, un tema muy influenciado por la cuarentena. ¡Estoy super contenta! Poder compartir mi música es una gran alegría.

¿Quiénes te acompañan actualmente en las grabaciones?

Grabé todo yo solita, así que es pura auto producción y todo a pulmón. Por suerte en ambos temas pude trabajar con el genio de Martín Telechanski en la mezcla y masterización, y también me grabó un bajo para “Mil años…” que es INCREIBLE.

¿Cómo fueron tus comienzos en la música?

¡Uf! A clases de música fui desde los dos años, y después pasé por clases de canto, de piano, de guitarra, de batería… hasta llegar a la Escuela de Música Contemporánea y darle un contexto más formal a todo. Empecé a tocar en bares a eso de los 18 años con distintas formaciones, y por suerte las ganas y las oportunidades siempre siguen creciendo.

Has hecho muchos trabajos para el teatro musical, tanto sobre tablas como fuera de ellas. ¿Se puede tomar de esa experiencia para nutrir esta nueva carrera solista?

¡Por supuesto! Todo lo que hacemos y lo que somos conforma a nuestro artista. Lo que yo hago no es más que compartir quien soy y mis experiencias, que me van formando. En teatro trabajamos con una verdad propia en la piel de otros, y así también atravesamos experiencias que nos nutren.

¿Cómo te describirías desde lo musical?

En lo musical estoy, como en todo, siempre buscando. Me gusta compartir desde la honestidad experiencias cotidianas que nos interpelan a todos, sin dejar de verlas desde un lente particular, que son mis ojos.

Estás instalada en Nueva York, ¿qué te llevó a allá?

Un amor profundo por la ciudad, que tiene una energía que me incentiva a hacer y a crecer. Y un amor profundo por el teatro musical y la cultura infinita de posibilidades artísticas que ofrece.

Toda la movida de redes sociales hace muy fácil compartir tu material (antiguamente dependiente de discográficas y demás), pero también más grande el espectro al cual accede el público (antes era más una cuestión de curiosidad encontrar bandas emergentes y ahora están todas en Spotify). ¿Cómo ves toda esta realidad?

Poder compartir a niveles tan enormes y al lado de artistas tan admirados es una alegría siempre. Estando lejos también es un gran regalo poder llegar a mi ciudad y a mi gente de esta manera.

¿Planeás algo especial (y a la distancia) para los seguidores que podamos sintonizar desde acá?

Seguramente pronto se vengan vivos. Estuve investigando también Twitch como plataforma para stremear cuando ensayo sola en casa, y así compartir con quien esté del otro lado. ¡Y ojalá pronto salgan más temas!

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus novedades?

Estoy en Spotify como Julieta SVK y ¡en instagram sobre todo, @julietasvk!