Porotta logró completar y pulir Boca de Gigante en plena cuarentena, y Gianni nos cuenta todo

"Agustín, echando su mano de gurú y mago del control de las grabaciones que se utilizaron como referencias para las bases el año pasado, encontró perlas en lo que creíamos una piedra."

Porotta

¿Cómo forma actualmente Porotta?

La formación de Porotta somos Gianni Dusio, Agustín Durañona y Emiliano Fiora. Colaboran Chelo Rodríguez y Alejandro Castellani.

¿Cómo fueron sus comienzos?

La banda nació hace varios años (realmente no recuerdo bien hace cuanto) a raíz de primeros encuentros entre Gianni con Agustín en el Estudio de Grabación, para dar lugar a los primeros ensayos con otra formación en parte de la base, pero ya con Chelo en el bajo. Después se sumó Emiliano que había compartido otra banda anteriormente con Gianni y por último se incorporó al proyecto Alejandro en la batería. De hecho el primer disco de la banda fue grabado con otro baterista.

¿Cómo surge su nombre?

El nombre surgió después de pensar en nombre simples, y en un momento de idas y vueltas de palabras, comenzamos a pensar en nombres de Señoras… posibles tías o abuelas como ser Zulma o Porota. Nos pareció divertido. Después advertimos que si se Googleaba Porota el alcance era infinito, por eso decidimos poner doble “T” para que sea más identificable. Lo cierto es que tampoco sabíamos que Porotta con dos “t”, tal como finalmente quedó, es una comida Asiática, pero ahí no creemos que preste a confusión.

¿Cómo se describirían desde lo musical?

Entendemos a la música como un todo sin divisiones o casillas y por lo tanto intentamos captar todas las magias que se presenten. De todas formas, claramente no podemos esconder las influencias del Rock y el Pop Inglés en las composiciones y en el sonido. Obviamente también buscamos sustancia en la sonoridad y ahí intentamos hacer foco para logar un sonido nuestro de banda y con buen gusto. Es un trabajo constante y de una intensa búsqueda.

Más allá de la situación actual, ¿cómo ven hoy la escena emergente?

Hoy en día con los medios digitales existen muchísimas bandas y variantes de música emergente en escena. Hay mucho material, muy variado y cosas muy buenas. Eso está buenísimo porque existe un sinnúmero de alternativas. Muchas bandas están empujando desde el Under y antes era muy difícil la posibilidad de hacer conocer el material, pero hoy en día cualquier formato y plataforma te permite acceder y darte a conocer. Obviamente que es un mar de cantidad cosas nuevas y ahí es donde hay que navegar.

Toda la movida de redes sociales hace muy fácil compartir tu material (antiguamente dependiente de discográficas y demás), pero también más grande el espectro al cual accede el público (antes era más una cuestión de curiosidad encontrar bandas emergentes y ahora están todas en Spotify). ¿Cómo ves toda esta realidad?

Un poco se relaciona con lo que decíamos en la anterior pregunta. Nosotros obviamente lo vemos como algo que está bueno. Eso de que todos tengan la misma posibilidad de estar en una plataforma y dar a conocer su trabajo, su arte, resulta ser mucho más igualitario que en otras épocas. Visto así desde la igualdad siempre va a ser mejor. Además, abre un mundo de posibilidades para los que buceamos en la música. Todo el tiempo aparecen cosas nuevas que sorprenden, seguramente también influencian y desde allí se provoca algo, un cambio, una idea o simplemente un disfrute, pero lo bueno es justamente eso, que exista para que genere algo.

¿Qué nos pueden contar sobre su tercer disco "Boca de gigante"?

Con este disco creemos haber entendido, ya con el material terminado, que llegamos al lugar donde muchas veces quisimos llegar. Siempre resulta ser una búsqueda el resultado final del disco. El sonido, el concepto, la elección de los temas y quizá después de todo ese proceso, no llegás a ver en forma tan clara o tangible todas las ideas y sensaciones que van cursando esa evolución o transformación del resultado final, pero esta vez, pareciera que hubiesen confluido todas esas ideas, impresiones, emociones e incluso imágenes que se trabajaron en el desarrollo del disco y que pudimos verlas reflejadas en el material terminado. Estamos muy contentos con el fruto de todo ese trabajo. Claro que no podemos dejar de valorar y mencionar el aporte en la mezcla de Mariano López para poder alcanzar ese resultado.

Según tengo entendido, llegaron a terminar las grabaciones justo antes de la primera etapa de la cuarentena, la más estricta. ¿Aceleraron los procesos porque la vieron venir o fue una simple casualidad? Y a partir de ahí, ¿cómo siguieron laburando desde el aislamiento?

En realidad las bases se comenzaron a grabar en octubre de 2019 y se terminaron el año pasado, pero quedaba casi todo pendiente, que comenzamos a realizarlo a comienzos de este año. Guitarras, teclados y voces, sin saber lo que vendría después. Nadie lo sabía, no podíamos haberlo previsto. Lo cierto es que, para marzo, cuando ya comenzó la limitación por la cuarentena, nos vimos obligados a repensar muchas cosas que aún estaban pendientes de incorporar, instrumentos, sonidos, etc. Así fue que Agustín, echando su mano de gurú y mago del control de las grabaciones que se utilizaron como referencias para las bases el año pasado, encontró perlas en lo que creíamos una piedra. Muchos teclados y guitarras de esas tomas finalmente fueron rescatados. Pero incluso también nos sirvió para no enroscarnos más en lo que faltaba incorporar, sino un nuevo concepto de valorar lo que ya teníamos. Eso pudo haber sido en parte el resultado de un nuevo sonido buscado. Así fue que se pudo terminar el disco y lanzarlo en plena pandemia.

Seguimos todos de cuarentena, un poco menos guardados, pero aun limitados. ¿Cómo lo llevan? ¿Arman ensayos desde sus casas o juntadas virtuales a tocar un poco? ¿Planean algo especial (y a la distancia) para los seguidores?

Hemos dicho de hacer un Streaming para tocar en vivo el disco, pero aún no profundizamos tanto con esa idea. Para ello también hablábamos de ensayar con los cuidados que corresponden, pero aún no hemos concretado nada. Es como que faltó despabilarse de este embrollo. Ya lo haremos. Tenemos muchas ganas de tocar en vivo y ver la recepción de la gente. Hay que entender también el contexto y ser pacientes, es un momento difícil en muchas situaciones, así que interpretando esa realidad, sabemos que vamos a tener la oportunidad para hacerlo de la manera que queremos, con un buen sonido y en un ambiente conveniente para nuestra propia fiesta de presentación.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus novedades?

Boca de Gigante ya está disponible e Spotify y en YouTube. También tenemos el Instagram de Porotta y Facebook, allí están por lo general las novedades.