Hablamos con Julián Rur acerca de Proyecto Vogel

"Nos gusta jugar con las dinámicas de lo sonoro... Si podemos encontrar un diferencial, lo vamos a hacer."

Proyecto Vogel

¿Cómo forma actualmente Proyecto Vogel?

Actualmente somos tres: Iván Paola en voz principal y bajo, Julián Rur en coros y guitarra y Jeremías Perteagudo en batería y programaciones.

¿Cómo fueron sus comienzos?

El proyecto inició hacia el 2012, como un dúo de guitarras entre Iván y yo. Con el tiempo se sumó un tercer guitarrista y logramos plasmar esas primeras versiones en nuestro primer EP. En menos de un año esta persona se fue para estudiar música a Ecuador, así que volvimos a quedar en dúo, pero ya con algunas ideas de programaciones y loops de baterías para empezar a darle base a composiciones más cargadas y ambiciosas. Para el 2017 conocimos a Jere y fue justo lo que las nuevas canciones necesitaban: un batero de carne y hueso, que le agregue sentimiento y le de sustento a las canciones. Además fue un tercero para definir las decisiones estéticas más peleadas.

¿Cómo surge su nombre?

El nombre fue más casualidad que búsqueda. En un principio el dúo tenía un nombre largo y bastante díficil, hasta nosotros nos confundíamos al presentarnos así. “Sos un Vogel” era una forma en la que nos llamábamos internamente en los ensayos, y tanto nos lo decíamos que nos terminó gustando más que el nombre mismo. Para la casualidad que mencioné antes, nos enteramos que la palabra en alemán significa pájaro, y nos terminó de convencer el cambio de nombre con eso.

¿Cómo se describirían desde lo musical?

Nos gusta jugar con las dinámicas de lo sonoro. En el disco tenemos temas que son muy roqueros y épicos, y otros que son más bien ambientales. Siempre buscamos que los temas puedan llamar la atención desde la composición y los arreglos, y no quedarnos en la tranquilidad de haber compuesto un tema de rock en cuatro tiempos. Si podemos encontrar un diferencial, lo vamos a hacer.

Más allá de la situación actual, ¿cómo ven hoy la escena emergente?

Es muy interesante lo que está pasando hoy día en la escena emergente, en donde un gran porcentaje del público son músicos colegas que están en la misma carrera musical que nosotros. Es muy interesante la mezcla que se da, y hay muchos proyectos increíbles que se arman y desarman para tal vez algún puñado de canciones, sin la búsqueda de longevidad que tienen otros proyectos.

Toda la movida de redes sociales hace muy fácil compartir tu material (antiguamente dependiente de discográficas y demás), pero también más grande el espectro al cual accede el público (antes era más una cuestión de curiosidad encontrar bandas emergentes y ahora están todas en Spotify). ¿Cómo ves toda esta realidad?

A veces es difícil porque con tanta variedad y oferta, teniendo en cuenta el algoritmo que siempre te está estudiando, uno va perdiendo cierto hambre en sus búsquedas y se termina adecuando a lo que le llega por la vía rápida; sin involucrarse mucho en el contenido artístico que consume.

Por otro lado, la posibilidad de poder subir tu música y compartir tu material de manera más accesible hace que uno pueda conectar con artistas que de otra manera jamás lo hubiese hecho.

Nosotros buscamos encontrar un equilibrio, cuando descubrimos un artista, intentamos sumergirnos en su mundo conceptual, darle varias escuchas para poder captar algo del mensaje. Al menos eso buscamos con nuestro proyecto.

¿Qué nos pueden contar sobre "Decís que te vas"?

El tema nació de un desamor en un cuarto a oscuras, con una guitarra y una voz triste con algunos vasos de más de cerveza. Desde ese momento transitó muchas mutaciones hasta llegar a donde está hoy. Ajustes de letra, ajustes de acores y vueltas, pero sin perder ese primer momento, que se escucha al comienzo y final del tema en la versión actual. Eso siempre nos fue muy importante y muy característico de la composición.

Decidieron optar por hacer un video lyric que acompañe la presentación. ¿Cómo surgió esta idea y por qué optaron por el lyric (aunque es más que la letra sobre un fondo, tiene una pequeña vuelta)?

Para nosotros las letras es una parte muy importante en nuestra forma de componer.

Intentamos darle la pioridad que merece, sumando una vuelta tuerca que acompañe algo de lo que expresa la canción.

Sin embargo poner solo la letra de fondo no hubiese generado lo que búscabamos. La idea es plasmar una escena que a uno le permitan imaginar.

Seguimos todos de cuarentena, un poco menos guardados, pero aun limitados. ¿Cómo lo llevan? ¿Arman ensayos desde sus casas o juntadas virtuales a tocar un poco? ¿Planean algo especial (y a la distancia) para los seguidores?

Fue y es sin duda difícil. La última vez que ensayamos todos juntos fue en marzo, la semana previa a la cuarentena obligatoria, y desde ese momento logramos hacer más que nada reuniones virtuales para terminar la mezcla y mastering del disco, y todo lo que fue el plan de acción del año sin tener esa posibilidad clara y pronta de juntarnos. Estamos viendo de qué manera podemos plantear de hacer un streaming antes de fin de año, pero primero tenemos que retomar los ensayos de manera segura para los tres y la gente cercana a nosotros.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus novedades?

Estamos generando mucho contenido para ver, leer y escuchar principalmente en nuestro perfil de Instagram y Facebook, pero no descartamos eventualmente inaugurar nuestra página web, en donde podamos explayarnos en los formatos disponibles y crear una conexión más directa con quien se interese por nuestro proyecto.