Tomás Crow aprovecha su tiempo para armar su próximo disco Supersuperficial, y analizar la actualidad con nosotros

"Creo que tenemos que encontrar un balance y que tiene que haber algún tipo de selección en lo que es la salida de música."

Tomas Crow

Seguimos todos de cuarentena, un poco menos guardados, pero aun limitados. ¿Cómo lo llevás? ¿Arman ensayos desde sus casas o juntadas virtuales a tocar un poco?

No en realidad tuve la suerte de seguir trabajando en el estudio, seguir trabajando en producciones durante la pandemia. Hice parte de la cuarentena en un estudio entonces para mi todo siguió. Soy muy afortunado.

No armamos ensayos y no hacemos juntadas virtuales para tocar porque no hay banda en este momento y no hay lugares donde tocar, entonces no se piensa en el vivo, sino se piensa en todo lo que es la producción, la composición y la creación.

Se viene "Supersuperficial", ¿influyó en algo este tiempo guardado? ¿O al menos pudiste sacarle provecho a todo esto que pasa?

Si, 100 por ciento. Encontré mucho más tiempo para crear y para concentrarme en lo que es mi propia producción y no en la de otros.

Estás presentando F.O.M.O. en sociedad, ¿qué nos poder contar acerca de este sencillo?

F.O.M.O. son las siglas: fear of missing out, la traducción directa es miedo a perderse algo, pero no es acertada. No hay una palabra en español para definir F.O.M.O. , pero habla 100 por ciento de lo que es la sensación de uno ver las redes sociales y estarse perdiendo de lo que está enfrente y eso genera muchísimas actitudes reflejadas en lo que uno hace a partir de eso. Subir cualquier tipo de cosas, la pérdida de privacidad, la ansiedad, el querer todo ya y ahora. Muchísimas cosas.

F.O.M.O. son las siglas de Fear Of Missing Out (miedo a perderse). ¿Qué tenés miedo de estarte perdiendo?

No para nada. No tengo miedo de estar perdiéndome nada. En realidad, eso no es lo que F.O.M.O. significa. F.O.M.O. habla del fenómeno y de la ansiedad que genera el hecho de estar viendo que todo el mundo en las redes están mostrando algo que no es, o algo que siempre uno está contento o que siempre hay cosas buenas en las redes y uno no puede permitirse a estar mal, entonces de eso habla F.O.M.O. El fenómeno y la sensación.

¿Cómo forma actualmente la banda que te acompaña?

En guitarra Tomas Crow, en bajo Tomas Crow, en batería Tomas Crow, cantando Tomas Crow. No hay banda. Las producciones las realizó yo en todos los instrumentos. A veces invito gente. Pero no hay banda en este momento justamente porque no hay lugar donde tocar. Entonces tengo la suerte de tener un estudio para experimentar todos los instrumentos y crear mi propio material a partir de lo que fui aprendiendo en estos años.

¿Cómo se describirían desde lo musical?

Me describiría como una mezcla entre muchos géneros musicales que forman un género nuevo que podríamos ir por el lado de la música electrónica experimental ambiente e indie rock.

Toda la movida de redes sociales hace muy fácil compartir tu material (antiguamente dependiente de discográficas y demás), pero también más grande el espectro al cual accede el público (antes era más una cuestión de curiosidad encontrar bandas emergentes y ahora están todas en Spotify). ¿Cómo ves toda esta realidad?

Es tal cual como decís, es mucho más fácil subir música, es mucho más fácil hacerse conocer, pero lo malo de esto es la sobre información que esto genera. Entonces cualquier persona con una computadora puede subir un tema a cualquier plataforma digital y así se pierde un poco lo que es la selección de lo que es la música buena. Lo que hacían los sellos discográficos antes, es tener un AR que seleccionaba quien iba a estar en un sello y quién no. Y vos a partir de los sellos podías buscar los artistas que te gustaban, ahora cualquier puede subir cualquier cosa. Es lo mismo que las redes sociales, un arma de doble filo. Por un lado, las personas pueden subir lo que quieran por otro lado, tenemos problemas que los músicos y las músicas no pueden comer, porque no hay suficientes regalías para todos. El valor de la música disminuyó masivamente. Creo que tenemos que encontrar un balance y que tiene que haber algún tipo de selección en lo que es la salida de música. Por el bien de todas las personas que están produciendo y quieren dedicarse, los que dedican horas, meses y años de su vida en producir materiales discográficos.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus novedades?

Me pueden escuchar en cualquier plataforma digital, preferentemente en Bandcamp, que se escucha muchísimo mejor como, TOMAS CROW y seguir todas las novedades en nuestra cuenta de Instagram o Twitter como @crow.tomas.