Desde México Fernando Delgado nos habla de Forest Fish, su nuevo proyecto surgido en pandemia

"Mi música es para los melancólicos y emocionales. Es para la gente que le gusta soñar despierto y escapar de la realidad."

Forest Fish

¿Quiénes te acompañan en Forest Fish?

Forest Fish es un proyecto que funciona a través del live-looping: haciendo grabaciones y playback de sonidos en tiempo real; puedo tocar algo y repetirlo una y otra vez para poder tocar otra cosa encima y así infinitamente. Es como ir ensamblando canciones en vivo. Es decir, yo soy mi propia banda. De esta manera, como músico multiinstrumentista puedo expresar mi música de una manera original y poco convencional.

¿Cómo fueron tus comienzos en la música?

Mi historia con la música comenzó desde que tenía cuatro años. Tengo la fortuna de tener una mamá pianista que me introdujo al mundo de la música desde chico. Aprendí a tocar el piano y poco a poco encontré una fascinación por aprender instrumentos nuevos como: guitarra, bajo, batería, canto, violoncello, producción con beats, teclados y sintetizadores, etc. Aunque aún no he utilizado todos estos instrumentos con Forest Fish, la intención es usar de todo y expresar toda mi experiencia musical.

¿Cómo surge el nombre Forest Fish?

Dado que inicié mi carrera como solista, estaba en búsqueda de un nombre artístico que fuera fácil de pronunciar, pegador, y de alguna manera me representara. Después de una lluvia de ideas, topé con Forest Fish, el cual me gustó mucho porque es una ironía o falacia porque no puedes encontrar peces en el bosque. Además, soy una persona apasionada por lo acuático y emocional, que casualmente es un piscis.

¿Cómo te describirías desde lo musical?

Mi música es para los melancólicos y emocionales. Es para la gente que le gusta soñar despierto y escapar de la realidad. Es una mezcla de géneros como el Post-Punk, Dream Pop, Indie LoFi, Brit Pop, y Rock Psicodélico. Con influencias como Placebo, Tash Sultana, y Rey Pila.

Más allá de la situación actual, ¿cómo ves hoy la escena emergente?

Me parece que la escena emergente en Latinoamérica ha ido mejorando mucho. Me encanta que ahora cualquier persona puede crear obras maestras y compartirlas sin salir de su recámara. La facilidad y accesibilidad que nos han brindado las plataformas digitales ha transformado por completo la industria. Sin embargo, creo que es muy importante nunca perder el profesionalismo, dado que es la única manera de sobresalir entre tantas propuestas que podemos encontrar hoy en día.

Toda la movida de redes sociales hace muy fácil compartir tu material (antiguamente dependiente de discográficas y demás), pero también más grande el espectro al cual accede el público (antes era más una cuestión de curiosidad encontrar bandas emergentes y ahora están todas en Spotify). ¿Cómo ves toda esta realidad?

Creo que vivimos en una época de sobre información. Tenemos tantas cosas disponibles y a la mano que es difícil sobresalir entre tanto ruido. Es decir, un usuario tiene toda la música del mundo en la palma de su mano, definitivamente es difícil llamar su atención entre todas las bandas emergentes que existen. No obstante, no creo que esto sea algo malo, al contrario, creo que la competencia siempre es buena y te hace mejor. En este caso en particular ha obligado a las bandas a volverse creativas y mejorar estrategias de mercadotecnia, no sólo para llamar atención, pero también para ganar fans.

Acaba de salir Poemas, ¿cuáles son las primeras sensaciones?

La respuesta ha sido mejor de lo esperado. La gente me ha dicho que es justo lo que necesitaban escuchar, algo diferente y original, lo cual me llena y me hace feliz. Ahora sólo me siento comprometido a seguir componiendo y lanzando material nuevo, el cual podrán disfrutar muy pronto. La intención de Forest Fish es hacer música de la manera más profesional posible y ver que tan lejos puedo llegar.

¿Cómo viene la producción del disco?

Poemas será parte de un EP el cual tengo planeado lanzar a inicios del próximo año. El segundo sencillo será lanzado el 29 de Octubre.

Todo ha sido grabado por mí y producido en Sonido Difunto, un estudio de grabación en Querétaro México, que es de un muy buen amigo mío.

Seguimos todos de cuarentena, un poco menos guardados, pero aún limitados. ¿Cómo lo llevan? ¿Arman ensayos desde sus casas o juntadas virtuales a tocar un poco? ¿Planean algo especial (y a la distancia) para los seguidores?

Forest Fish es un proyecto muy nuevo que surgió a raíz de la pandemia. Debido a que tenía un poco más de tiempo libre y nuevas inspiraciones. A pesar de estar semi-encerrado y no poder tocar en vivo, la verdad es que me he mantenido ocupado con Forest Fish. Entre que estoy grabando mi EP y acabo de lanzar el proyecto, entrevistas, photoshoots, IG Lives, componiendo etc. Creo que la pandemia me ha dado todo ese espacio que necesitaba para armar un proyecto sólido y poder tocar en vivo todo lo que quiera el 2021.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus novedades?

Ya pueden escuchar Poemas en todas las plataformas digitales, y pueden seguirme en Twitter, Instagram y Facebook como @forestfishmx.