Lagu presentó su segundo simple y trabaja a pleno para llenar el 2020 de nuevos temas

"A diferencia del primero ahora estuve muchísimo más tranquilo. Esta segunda canción es más orgánica que la primera..."

Lagu

Por definición sos solista (le ponés la cara y el cuerpo al proyecto), pero no laburás solo. ¿Quiénes te están acompañando en este proyecto?

Exactamente, soy la cara visible, pero hay gente súper talentosa a trabajando a la par. Por un lado está Nacho Cepeda: con él armamos los beats, mezclamos, componemos y producimos las canciones; por otro lado Meli García está encargada de la imagen y estilismo; luego está Arcade que me arma todo el diseño gráfico; Joaco Crededio donde mixeamos de nuevo el audio y masterizamos; James Dinni de Italia que también masteriza; y Nachito Ortuño que está encargado de la prensa del proyecto. ¡Un grupo hermoso!

¿Cómo fueron tus comienzos en la música?

Empecé desde muy pequeño escuchando mucha música gracias a mi tío. Él tenía bandas de metal y hardcore en los 90 y yo estaba siempre en los ensayos y curtía mucho ese mood noventoso de música al palo, casettes de Bad Religion, Metallica, los Guns y Soda... Siempre sentí fascinación por los sonidos y las voces. Luego a los 17 me compré mi primera batería y arranqué a estudiar en serio. Estuve en varias bandas y tuve la dicha de recorrer gran parte del país tocando y dando seminarios de batería. La verdad estoy agradecido de todos los kilómetros recorridos porque todo eso me llevó a lo que estoy haciendo hoy. Es mi caminito a la felicidad, que a medida que pasa el tiempo se pone más placentero.

¿Cómo describirías este proyecto desde lo musical?

¡Que linda pregunta! Creo que estoy en la etapa musical donde puedo resumir en una sola canción toda la música que escuché desde que tengo uso de razón. Me gusta tanto la música y todos los estilos musicales que no podría dedicarme hoy a un solo estilo. Por más que suena tipo "trap", sólo estamos usando algunos sonidos de ese género. Si escarbás más profundo supongo que en lo armónico vas a encontrar cosas del new metal de los 2000 y batas bien rockeras como en los 90, melodías de voces más poperas palo 2010 y así. En este proyecto estoy pudiendo demostrar realmente lo que soy, es algo súper genuino que me pone en plan plenitud.

Más allá de la situación actual, ¿cómo ves hoy la escena emergente?

Estoy medio perdido con las escenas porque me fui de viaje en febrero de este año y llegué cuando empezó el confinamiento. Igual me desconecté muchísimo en septiembre del año pasado cuando tomé la decisión de dejar Malman y empezar un camino a la introspección.

Creo de todas maneras que la escena emergente está plagada de artistas urbanos. Hoy una gran parte del mundo tiene la posibilidad de tener una compu, con programas de producción musical y con lo mínimo ya podés hacer un lío bárbaro. Creo que estamos viviendo un momento bisagra de la música argentina, un cambio de era, y me encanta haberme subido a esa ola, es adrenalina pura.

Toda la movida de redes sociales hace muy fácil compartir tu material (antiguamente dependiente de discográficas y demás), pero también más grande el espectro al cual accede el público (antes era más una cuestión de curiosidad encontrar bandas emergentes y ahora están todas en Spotify). ¿Cómo ves toda esta realidad?

Lo veo relacionado a lo que dije en la preguntar anterior. Creo que está buenísimo que tengamos la facilidad de los clicks para subir nuestra música a la nube mundial. Es algo que antes no se daba. Pero en contraposición creo que hay muchísima música subida entonces a la los oyentes se les hace un poco más difícil la búsqueda de algo que te guste. Y ni hablar de que los circos están todos bastante armados. A lo que voy es que para que tu canción llegue a mucha gente es casi inevitable tranzar con alguna compañía... los sellos y discográficas gigantes tienen todo pautado y armado; y siendo uno artista a pulmón no tenemos cómo competir a semejantes monstruos. Igual me mantengo positivo de que se puedan dar grandes saltos de manera orgánica.

Acabas de presentar tu segundo simple, ¿cuáles fueron tus primeras sensaciones?

A diferencia del primero ahora estuve muchísimo más tranquilo. Esta segunda canción es más orgánica que la primera, ya que sampleamos sonidos de baterías reales, y fue como un guiño hacia los músicos y bateros que están en la red. Me llegaron mensajes y comentarios re lindos que me ayudan a seguir enfocado para seguir mejorando, siento que por más de que ya he recorrido un lindo camino con la música, esto recién arranca.

¿Cómo sigue el 2020? ¿Más simples, se viene un EP, un LP?

Lo primero jaja. Singles. Todavía no hay en mente un EP o un disco. Por ahora sigo con los singles que me queda más cómodo, mañana veremos como seguir, hoy tamo en esa.

Seguimos todos de cuarentena, un poco menos guardados, pero aun limitados. ¿Cómo lo llevan? ¿Arman ensayos desde sus casas o juntadas virtuales a tocar un poco? ¿Planean algo especial (y a la distancia) para los seguidores?

Creo que la llevamos bien jaja. Por momentos bajón, por momentos feliz, por momentos en el medio. Pero dentro de todo bien, agradecido de vivir en abundancia de afectos y recursos. Teniendo en cuenta que desde marzo hasta ahora estoy sin trabajo, todos los días tengo para comer, puedo dormir tranquilo y me puedo bañar con agua caliente. Eso es bendición.

En cuanto a juntadas de producción, las hacemos vía zoom con Nacho Cepeda o a veces nos juntamos en su estudio. Obviamente soy consciente de que ser músico no es un "trabajo escencial" para la gente, sin embargo, es esencial para mí y para todos los músicos y si no generamos nada nos quedamos en la calle, por eso tomé la decisión de juntarme con Nacho de vez en cuando; tomando las precauciones de los protocolos de seguridad.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus novedades?

Estoy en todos lados como Lagu y en Instagram, Facebook y YouTube como lagu.delta. ¡Ahí están todas las novedades de lo que voy haciendo!

¿Cómo se llevan con las redes sociales? ¿Las manejan ustedes o laburan con alguien?

Por el momento las manejo yo y de vez en cuando me asesora Meli García que es la encargada del estilismo del proyecto. La idea es ir de a poco armando un lindo grupo de trabajo, ¡esto recién comienza!