Pao De Bonis retomó la música en una nueva etapa solista, con Dime donde vas y un renovado impulso que vale la pena ver y escuchar

"Me hicieron el mejor regalo de Navidad del mundo: horas de grabación en Camarón Brujo, para que salga lo que salga"

Pao De Bonis

Pao, acabás de lanzar tu nuevo simple "Dime donde vas", ¿cuáles son las primeras sensaciones?

Mis primeras sensaciones fueron variando. Desde la primera idea tuve sensación de que estaba buena la onda de la canción, luego confianza con el resultado final, sorpresa cuando recibí las voces de Stephen, ansiedad unos días antes y el día del estreno… Hacía rato no me sentía con esas ansias, como tenía unos minutos antes de tocar en vivo y luego felicidad plena con el lanzamiento y la repercusión, los comentarios y lo que se viene dando.

Contaste con la colaboración de Stephen Voyce, ¿cómo se dio eso?

Conocí a Stephen en un show online que organizó la empresa donde trabajamos los dos casualmente, él desde SAP Canadá y yo, SAP Argentina. SAP hizo una convocatoria de empleados músicos para darle a los demás empleados un “show” en el living de sus casas debido a la pandemia, eso se transmitió en las redes globales de la empresa y ahí “lo conocí” virtualmente, digamos. Me encantó su estilo, sus temas y cuando tuve Dime Donde Vas no dudé en escribirle creyendo que jamás me iba a responder, jajaja. A la semana siguiente ya me estaba mandado su colaboración porque tiene estudio en su casa, así que ahí cerró todo.

Después le comenté la idea del videoclip y se copó tanto que mando su parte grabada. La verdad que es una persona increíble.

¿Cómo fue armar todo, video incluido, y lanzarlo durante esta época tan especial?

La verdad tenía una maqueta de “Dime donde vas” desde diciembre 2019, solamente con la melodía del estribillo, pero como tenia los 5 temas del EP “Mientras Tanto” lancé eso en enero 2020.

Luego llegó el verano y las vacaciones, así que tenía pensado en marzo, después de mi cumpleaños, volver al estudio, pero cayó el mundo en cuarentena…

Para no hacerla larga, terminé la letra y melodía con el celular y en la ventana de pseudo-apertura que hubo de 2 semanas, antes de la “cuarentena estricta” (ponele), pude volver al estudio y grabarlo de una, volví una vez más para sumarle las voces de Stephen y salió redondo.

La idea del video también surge de todo lo que hacemos de tanto estar encerrados, ¿no? Ir, venir, componer, trabajar, tomar mate, leer y… esperar ese llamado jajaja. Pero creo que fue una manera creativa de resolver la cuarentena.

Seguimos todos de cuarentena, un poco menos guardados pero aun limitados. ¿Cómo lo llevás? ¿Armás ensayos desde casa o juntadas virtuales a tocar un poco? ¿Planeás algo especial (y a la distancia) para los seguidores?

La llevo bien por etapas, como todos. Salgo poco, trabajo desde casa, ¡pero es raro cuando estar así es involuntario y de repente!

Escucho mucha música, trato de ser creativa, no copiar o tratar de tener mi estilo personal y no forzar la inspiración; tengo meses que no me surge nada y meses en que tengo todas las ideas juntas.

Sé que debería ensayar más, programar shows virtuales, más contenido para las redes y videos, pero voy paso a paso, haciendo lo que me pida el momento y disfrutando de lo que me está trayendo ahora Dime Donde Vas. Tengo un par de canciones más en Camarón Brujo y seguramente todo esto me lleve a preparar shows en vivo, ¡¡ojalá presenciales!!

¿Cómo fueron tus comienzos en la música?

¡¡¡Uf!!! ¡Hace bastante! Jajajaja. Ya de chiquita iba al coro del colegio, pero mi primera y única banda fue Osiris, era un estilo rock/pop, al principio tenía un cantante líder y yo con coros o partes de canciones hasta que pasé a ser la voz oficial de la banda. Grabamos 2 discos, tocamos mucho por todos lados, el último disco tuvo invitados como Lula y Marilina Bertoldi, Lolo Luciani de Fluido y ¡fue una etapa hermosa casi 10 años!

Después tuve un dúo acústico de covers donde reversionamos temas, hicimos mashups y tocábamos en eventos, Sed al Dúo se llamaba.

Y pasó un tiempito hasta que me hicieron el mejor regalo de Navidad del mundo… “horas de grabación en Camarón Brujo”, para que salga lo que salga, para que retome la música, para que me amigue un poco con todo… y así salió “Conocerme Conocerte” y de ahí lo demás. ¡Feliz ahora!

¿Cómo te describirías desde lo musical?

Siempre me gustó el R&B. Ahora mis canciones son bastante pop, e hice mucho rock antes. De chica escuché mucho rock nacional, así que meté todo eso en una licuadora y soy yo, jajajaja.

Toda la movida de redes sociales hace muy fácil compartir tu material (antiguamente dependiente de discográficas y demás), pero también más grande el espectro al cual accede el público (antes era más una cuestión de curiosidad encontrar bandas emergentes y ahora están todas en Spotify). ¿Cómo ves toda esta realidad?

Lo veo como un desafío porque yo soy de la época del mp3 en carpetitas ordenadas en la compu. Tengo muchos CDs originales y grabados, de hecho repartía volantes de la banda a la salida de los shows grandes, ¡así que imagínate!

Esto es un mundo nuevo para mí y cada seguidor nuevo en cualquier red es una fiesta para mí, porque atrás de eso está la intención de alguien que quiere saber de vos y escucharte. Lo importante es no fijarse en los números o lo que está haciendo el otro, sino hacer lo que a uno le cope en el momento y lo que sienta; yo ahora siento así.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus novedades?

Estoy en todas las redes como Pao De Bonis, ¡así que no hay chance de que no me encuentren!

¿Cómo se llevan con las redes sociales? ¿Las manejan ustedes o laburan con alguien?

Ahora atrás de mis redes estoy yo jajaja.

Por suerte ahora me crucé con Guadalupe Gandlaz y me está abriendo muchas rutas con mi carrera solista. Nunca trabajé con prensa ni manager y ahora que veo todo lo que ella hace, tendría que haberlo hecho antes, jajajaja.