Rocio Cravero presentó su nuevo simple y aprovechamos la excusa para hablar de todo

"Trato de ser lo más auténtica posible y no mostrar una vida perfecta porque no existe."

Rocio Cravero

Estás presentando tu nuevo simple "Lo mejor de vos", ¿cómo fue grabarlo en plena cuarentena?

Fue un proceso intenso y diferente a cómo veníamos trabajando. "Lo mejor de vos" es la segunda de una serie de canciones que grabamos en cuarentena. Encaramos el desafío de adaptarnos a las condiciones actuales para poder seguir haciendo música, y estoy muy contenta y agradecida por ese proceso. Empezamos con una maqueta de ukelele y voz grabada con mi celular y sobre eso empezamos a trabajar a distancia, haciendo reuniones por videollamada, y por último me fui a grabar las voces a un estudio que queda cerca de mi casa. El videoclip también lo hicimos por videollamada, el fondo que se ve es mi cuarto que empapelamos con diarios unos días antes. Mi hermana me ayudó con la cámara en la mayoría de los planos.

Es un viejo tema, pero recién ahora decidís grabarlo. ¿Hay algún por qué?

Esta canción la escribí hace algunos años, de hecho, iba a formar parte de mi EP, “Los pájaros de mi cabeza”. Al final decidimos hacer menos canciones y LMDV no quedó. Después me fui a vivir afuera, tuve una banda allá, me pasaron muchas cosas y eso me llevó a escribir más canciones, que forman parte de otra etapa. La pandemia me agarró trabajando en esas canciones e interrumpió ese proceso. Volví a acercarme a "Lo Mejor de Vos" gracias a que me la pidieron en un vivo de Instagram, y a partir de ahí empecé a hacerla en todos los vivos, y me dieron ganas de grabarla. Es una canción muy especial para mí.

Es muy loco que sólo lo presentaste en Dinamarca. ¿Cómo llegaste ahí y cómo fue la experiencia musical en un país tan distinto?

La verdad que sí, es muy loco, siempre quise vivir un tiempo en otro país, pero nunca me imaginé que iba a ser Dinamarca. De hecho, el destino original era Nueva Zelanda, pero no funcionó como esperaba y a los tres meses me fui a Copenhague de un día para el otro, con todas mis cosas. Ahí me quedé un año y me voló la cabeza. La experiencia de empezar de cero en una cultura tan distinta, en lugar donde no te conoce nadie… conocí muchas personas, infinitas historias de vida. Además de crecer como persona, me inspiró muchísimo. Fue el año que más compuse en mi vida.

Allá formaste Migrante, participaste del festival Latinoamericano… ¿Y el público danés qué recepción tenía de tu música?

Migrante fue una experiencia increíble. Me metí a un grupo de Facebook que se llama “Argentinos en Dinamarca” a buscar músicxs porque quería armar algo que tuviese nuestra identidad. Se formó algo muy lindo y tuvimos la oportunidad de tocar un montón, en distintos lugares, como el festival Latinoamericano que fue una locura y un honor. Hay mucha movida latina allá, así que casi siempre había gente en el público que hablara castellano y entendiera mis letras. Y a los daneses en general les encanta nuestro idioma, les suena apasionado y muchos disfrutan de la música en español aunque no entiendan la letra.

¿Seguís en contacto con el ambiente musical de allá? ¿Te gustaría regresar?

Quiero volver para tocar y visitar amigues, pero no me veo en este momento viviendo allá. Fue una etapa que me marcó mucho y que agradezco haber vivido, pero en este momento estoy donde quiero estar.

¿Cómo forma la banda que te acompaña hoy en día?

Me gustaría mucho tener una banda, pero todavía no encontré a las personas con quien establecerme. Mientras tanto me estoy dando la libertad de probar con distintas formaciones para cada show.

Estamos todos de cuarentena, guardados. ¿Cómo lo llevás? ¿Armás ensayos desde casa o juntadas virtuales a tocar un poco? ¿Planeás algo especial (y a la distancia) para los seguidores?

Me siento una privilegiada y estoy agradecida por estar con mi familia, tener salud y poder seguir haciendo música. Como le debe pasar a mucha gente, tengo días muy buenos, y otros más difíciles. El primer mes fue el más duro, me costó procesar lo que estamos viviendo. Lloraba mucho. Después empecé a adaptarme y a sentirme mejor, y ahora estoy en un buen momento.

El 30 de agosto presentamos “Marea Digital”, un streaming narrado en clave documental, con sesiones inéditas, material original, y de archivo precuarentena. Es una linda manera de estar cerca y extrañar un poco menos los shows en vivo. Estoy muy entusiasmada, es nuestra segunda función, en la primera se generó algo muy hermoso y me pone muy contenta volver a compartirlo.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus novedades?

Me pueden encontrar en Spotify y YouTube como Rocío Cravero y en Instagram como @rocravero.

¿Cómo te llevás con las redes sociales? ¿Las manejás vos o laburás con alguien?

Las veo como una herramienta tremenda para mostrar nuestro laburo y conectarse con otres. Tengo días en donde me pinta exponerme más y otros menos. Trato de ser lo más auténtica posible y no mostrar una vida perfecta porque no existe.