Juampi Sparo de la banda al solista, de Tandil a CABA, en movimiento constate y con mucho para contar

"Creo que tenemos que pensar más chiquito todo, no marearnos con todas las posibilidades que hay y confiar en el otro, en el que gustó de lo que estás haciendo, en el que se sintió conmovido y deseoso de compartir lo que estás haciendo"

Juampi Sparo

¿Cómo fue el paso de Fisión, una banda con 7 años y 3 discos, a una nueva carrera solista?

No fue nada fácil dar este paso. Luego de que se terminara Fisión estuve muy bajón, no tenía ganas de nada, todo me resultaba lejano o difícil de realizar y me pesaba mucho la tristeza.

Después de un tiempo, con el ánimo y empuje de mis familiares, amistades y mi compa, empezó aflorar nuevamente mi inquietud “musiquera”. Comencé a trabajar toda la instrumentación de una canción que ya había compuesto con un amigo, Brando Bruni, en una noche de bohemia. Junto con la producción de Darío Larrondo fui tocando todos los instrumentos y de a poquito fue fluyendo todo.

Un lugar muy importante en todo esto tiene mi compañera, Flor “la loba” Giardino, que también sufrió el final de Fisión y trabajamos mucho para darle luz a este nuevo proyecto. Con ella craneamos y desarrollamos todas las decisiones estéticas y visuales.

Te viniste de Tandil a CABA, ¡con lo bello que es allá! Jaja ¿Cómo y por qué tomaste esa decisión? ¿Tuvo algo que ver la música en el cambio?

Desde muy chico y con la familia hacíamos escapadas a Buenos Aires y quedaba maravillado, siempre me gusto moverme por acá. Hoy no me canso de pedalearla o caminarla, me fascina su actividad 24hs.

Luego de terminar la secundaria en Tandil me vine a estudiar a Capital, terminé la carrera y me quedé trabajando un tiempo acá. Con Fisión me di cuenta que crecía mucho más el proyecto si me quedaba en Capital así que me terminé instalando. Eso sí, aun hoy hago escapadas a Tandil, donde tengo a mi mamá, mis hermanos y amistades que con todo esto del aislamiento social, preventivo y obligatorio hace mucho que no veo y extraño mucho.

¿Cómo describirías este proyecto desde lo musical?

Son temas con una estructura como las que tienen las canciones populares. En cada letra estoy describiendo una situación o sensación que atravesé o estoy atravesando. Sincero, sin tabúes ni prejuicios.

En lo instrumental mezclo sonidos sintéticos con instrumentos acústicos y eléctricos. Todo arranca desde la guitarra, pero las capas que voy generando, que a veces me llevan a que aparezcan otros instrumentos como protagonistas en la canción.

Más allá de la situación actual, con tu experiencia ¿cómo ves hoy la escena emergente?

Hoy y siempre la vi con mucha energía pare reinventarse, con muchas ideas y movimiento aun soportando los golpes de la estigmatización, la comodidad y lo establecido.

Soy un amante de les artistas que planean y realizan todo de forma artesanal e independiente, con su firma personal en todo lo que hacen. Hice un montón de amigues en la escena y en parte es porque mi plan preferido es ir a tomar algo, escuchar música en vivo y permitirme admirarles.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación, pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Creo que es más importante tener la posibilidad de llegarle a quien se puede interesar por lo que hacés que llegarle a toda la gente porque sí. Hoy es notorio que todo se encuentra muy segmentado, está lleno de tribus, de grupos con mil estilos y gustos diferentes, internet y el libre acceso de subida y bajada hizo posible esta vidriera poliforme.

Creo que hoy tenemos que pensar más chiquito todo, no marearnos con todas las posibilidades que hay y confiar en el otro, en el que gustó de lo que estás haciendo, en el que se sintió conmovido y deseoso de compartir con su mundo online o físico lo que estás haciendo.

Tu material audiovisual lo venís manejando siempre con Flor "La Loba" Giardino. ¿Qué te da ella que la elegís una y otra vez?

Me da todo, una y otra vez, jajaja.

La loba es parte de este proyecto, está ahí conmigo en todo y admiro su trabajo y su manera de llevarlo. Somos un equipo.

Con estos temas que fuiste lanzando, ¿la idea es compilarlos en un disco o preferís la idea del simple?

Hoy prefiero el simple y que el que me escucha haga su disco compilatorio con las canciones de les artistas que le gustan. Me encanta la idea de que una canción mía pueda estar en la misma lista personal que una canción de Elton John, Shakira u otro artista.

Estamos todos de cuarentena, guardados. ¿Cómo lo llevás? ¿Armas ensayos o juntadas virtuales a tocar un poco? ¿Planeas algo especial (y a la distancia) para los seguidores?

La llevo bien, estoy cómodo por suerte, pero antes de esto era muy salidor y lo del aislamiento me afectó un poco.

Estuve trabajando en muchas canciones propias y también hice varias colaboraciones con otros músicos desde sus casas. Desde canciones originales en donde fuimos aportando vía WhatsApp ideas y videos tocando y cantando canciones de otros artistas. Estos meses participé en un montón de contenidos para las redes sociales.

Siempre estoy haciendo música para mí y para los que me rodean (en las redes sobre todo), soy inquieto y por suerte mi compa con la que habito, también. Siempre que lo necesito ella aporta muchas cosas en lo visual y yo le pongo sonido a todo.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharte y seguir tus noticias?

Se pueden hiperconectar conmigo vía Instagram, Facebook y YouTube. Todas mis canciones las pueden encontrar en cualquier plataforma digital.

Me buscan como “Juampi Sparo” y ahí voy a estar con una guitarra seguro.

¿Cómo te llevás con las redes sociales? ¿Las manejás vos o laburás con alguien?

Bien, ya son parte de mi vida diaria. Todo lo manejo yo.

Ahora, lo que son medios y prensa, los estoy laburando con Guadalupe Gandlaz, una amiga que conocí en “el ambiente más under del rock” y que trabaja bárbaro.