Juan Pablo Adamo es siempre claro, conciso e interesante. Desde el aislamiento, se habló de todo; espero que lo disfruten como lo hice yo.

"Las limitaciones fueron, son y serán de los mejores combustibles artísticos."

Proyecto Esencial

JP acaban de estrenar "Seres sintientes" con Proyecto Esencial. ¿Cómo hicieron para armar el video en plena cuarentena?

Me filmé muchas veces, con mi celular... probé de todo, lo intenté, una y otra vez, probando diferentes luces, cambiando a diferentes lugares de mi departamento, hasta que sentí que había encontrado la manera… en mi cuarto/estudio, donde grabé la canción. Encontré una tela negra, conseguí por Mercado Libre una lámpara que mejorara la luz, puse un vidrio de un cuadro grande al que le saqué la lámina, lo rocié con agua... pero se caía rápido y no se lucían las gotas "de lluvia", asique usé agua con agua oxigenada que tenía en casa... y cuando sentí que había encontrado la foto, empecé a filmar tomas. Es difícil verme en primer plano, mucho más en un video en el que aparece mi cara casi 5 minutos, pero me filmé hasta que me gustara mi interpretación; y se las mandé a Andy Caballero que ya tiene experiencia en videos, filmó casi 200 videos a diferentes artistas. y lo editó rapidísimo. Fue mandándome capturas por Whatsapp, y lo fuimos corrigiendo hasta terminarlo. Fue realmente una experiencia, y lo entendí como un hecho artístico realmente valioso...

¿Cómo surgió la idea?

Cada vez que lanzamos un single tratamos de acompañarlo con un video. Las últimas veces fueron video lyrics que hacía yo con mis herramientas. En esta ocasión quería hacer algo diferente, pero las limitaciones del aislamiento no nos dejaron muchas opciones. No quise hacer el típico video de la banda grabando en su casa... y al contar con Andy Caballero de Foster Niño (el sello que editó el tema a través de OneRpm) que nunca le tiene miedo a nada, charlamos y me pidió que me filme cantando. Al principio me pareció una locura mostrarme solo, mirando a cámara. Era un desafío grande, pero también entendí que la canción merecía que ponga la cara, literal, la misma letra me lo exigía. Y ahora siento que el video completó la canción, tuvo un sentido, no es un video que hicimos "porque había que hacer un video", sino que terminó siendo parte del concepto entero.

¿El tema lo grabaste solo?

Si, lo grabé sólo. En realidad suele ser la manera en que armo los demos de las canciones, con una mpc (secuencer) y un sinte, eso sumado a la imposibilidad de los chicos de grabarse en sus casas, sobre todo de Pablo (bajista) y Fer (batero), por la condición lógica de la cuarentena que estábamos viviendo.

De todas formas, esas herramientas son una bomba, se han hecho miles de discos con un sampler y un sinte, suenan increíble y tienen el ADN de una época musical que me encanta...Por eso me pareció muy interesante editarlo así. Y la manera de grabarla fue realmente una foto de la etapa introspectiva que estamos pasando. No me queda otra que tratar de sacar algo bueno de esto. Los músicos tenemos que entender que somos privilegiados, y tenemos una obligación con nosotros mismos, de aferrarnos a la música cuando parece que no tenemos nada en donde podamos aferrarnos. Porque tal vez ese sea el único sentido real de la música.

¡Armaste también el arte de tapa! ¿Esta cuarentena te agarró proactivo o sólo te dio el tiempo de materializar ideas que tenías dando vueltas?

Las limitaciones fueron, son y serán de los mejores combustibles artísticos. Cuando no tenés plata para un diseñador, ni para un fotógrafo, etc. Cuando tenés una pandemia que no te deja salir de tu casa. No te queda otra que ser creativo. Después estará el criterio y la astucia de cada uno en hacer algo mostrable... digno de lanzar. No siempre pasa, yo descarto mil cosas hasta sentir que algo es mostrable. Pero sí, en estos días aprendí muchas cosas que siempre tuve ganas de aprender. Siempre tuve la fantasía de editar una canción en la que yo haya hecho todos, todos los procesos, porque las herramientas que tenemos hoy lo permiten, y porque hacerlo es una obra en sí misma. Un pintor, pinta un cuadro y lo expone, quien lo compra comprará lo que el pintor quiso crear. Pero un músico hace una canción y hasta que se publica pasa por muchísimas manos y procesos que terminan transformando, de alguna forma, colaborando, potenciando o a veces restando a la obra original. Siempre fantaseé con esta idea...

¿Cómo ves hoy la escena emergente en medio de este parate eterno?

La escena emergente tiene la energía y la actitud que le falta a la escena mainstream por la depresión lógica que una crisis de esta magnitud genera a los grandes, se les cortó el laburo y mucha gente quedó sin cobrar un peso y ¡eso es terrible y triste!. Pero la escena emergente nunca vio un mango, siempre vivió de otra cosa, y se acostumbró a autoproducirse, autogestionarse, a manejar las herramientas actuales para generar contenido, entonces esto le pega de una manera más optimista y proactiva. Por eso vemos las redes explotadas de artistas emergentes, y a cierto sector mainstream despotricando por eso... porque ellos están acostumbrados a que otros les hagan les hagan las cosas, he visto bandas grandes, que viven de la música, pero que no tenían armado ni su canal de YouTube y recién ahora se ocupan de hacerlo. En eso la escena emergente está más preparada para este momento.

Y cuando se dice que esta es una etapa en la que el negocio de la música se tendrá que reinventar una vez más, como tantos otros negocios del planeta. Es cierto, pero no será otra cosa que el mainstream copiándose de lo que los artistas independientes y emergentes hacen hace rato. Sólo que ellos lo agarran, lo aprenden, lo mastican, lo organizan, y ven de que manera lo desangran hasta destrozarlo de nuevo.

Muchos artistas emergentes saldrán de esto fortalecidos, pero no hay que perder de vista que esto tiene que generar un cambio positivo, no tienen que repetirse los mismos errores. El músico siempre tiene la imagen del tipo bohemio e informal, desordenado, sin papeles...Y a la industria eso siempre le vino bárbaro. Hay que asesorase sobre nuestros derechos, porque la escena emergente debe tomarse con seriedad y debe recibir el mismo trato que reciben otros, porque gracias a nosotros gira una rueda de la que viven millones de personas en todo el país y sin embargo somos el último orejón del tarro.

¿Estás armando un nuevo disco o por ahora es una idea lejana?

Tenemos canciones como para armar un disco nuevo... es buen momento para preproducir, pero veremos qué pasa en los meses que siguen, y de qué manera podemos llevarlo a cabo.

Estamos todos de cuarentena, guardados. ¿Cómo lo llevan? ¿Arman ensayos desde sus casas o juntadas virtuales a tocar un poco? ¿Planean algo especial (y a la distancia) para los seguidores?

La verdad estamos guardados y tratamos de ser muy respetuosos del momento que está viviendo cada uno, no a todos nos pega de la misma manera, cada uno con sus diferentes cuestiones. Como banda tratamos de no hacer más de lo mismo, por eso nos pareció oportuno lanzar un nuevo single, y poner toda la energía en eso.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus noticias?

Nos pueden seguir en Instagram, Facebook, YouTube, Spotify y en todas las plataformas. Si entrás a nuestra web tendrás todos los links necesarios y para acceder fácil a la plataforma q más te guste.

¿Cómo se llevan con las redes sociales? ¿Las manejan ustedes o laburan con alguien?

Las manejo yo, me gusta usarlas, me fui amigando de a poco porque encuentro un feedback muy genuino y copado con los seguidores, se fue armando un grupo que hasta se conocen entre sí, se saludan y en los shows se encuentran, y eso para mí es un estímulo para seguir conectándome.