500k es un nuevo dúo de guitarras experimentales que tenés que conocer

"(En el circuito actual) hay muchos baches que funcionan como cuello de botella y dificultan que los proyectos puedan, al menos, poseer un estado de autosustentabilidad"

500k

¿Cómo fueron sus comienzos?

Hasta el 2015 nunca habíamos trabajado juntos, por lo que los primeros encuentros fueron de mucha experimentación y ensayos. Había también charlas sobre las referencias musicales que teníamos en común. También nos mostramos el material que teníamos hecho individualmente con el objetivo de establecer ciertos puntos de anclaje referidos al manejo del sonido de la guitarra como interfaz para generar sonido.

¿Cómo surge su nombre?

500k refiere a una modificación típica que se le puede realizar a una guitarra. Se trata de reemplazar uno de los potenciómetros de volumen de la guitarra, habitualmente de 250 K ohms, por uno de mayor valor. Usualmente se utiliza un potenciómetro de 500k. Esto produce no sólo un aumento en la ganancia del micrófono de la guitarra eléctrica, sino también que cambia el cuerpo del sonido haciéndolo más intenso. Esta idea de transducción eléctrica, aumentar el flujo de la señal sonora, produjo un imaginario muy atractivo para lo que fue el primer disco de 500k. También 500k como nombre traía para nosotros una idea de proyección, de liberar algo contenido, una expansión de sonido que estaba contenido.

500k se trata de un dúo de guitarras experimentales, ¿cómo surge esta necesidad musical?

El comienzo de 500k surge por la motivación de querer explorar la guitarra no solo como instrumento tradicional, sino también como un dispositivo de experimentación. Ambos teníamos un background muy acentuado con otros medios e instrumentos como medio de experimentación con el sonido. Así que nos pareció viable trasladar todo este bagaje utilizando la guitarra como único medio. A todo esto se suma la idea de explorar cierta expansión de la guitarra mediante la tecnología, es decir, expandir las posibilidades sonoras desde la tecnología y no desde la técnica propia de la guitarra, llamadas técnicas extendidas. Esto generó una exploración muy profunda sobre distintos procesos tecnológicos en función de las necesidades creativas. De esta forma surgió la incursión en luthería digital (creación de instrumentos y herramientas de proceso de audio y control), el desarrollo de hardware de control, la utilización de sintetizadores, etc.

¿Cómo ven hoy la escena emergente nacional?

Muy activa y nutriéndose siempre. Aunque con pocas posibilidades de expansión dado que los espacios destinados a la exhibición de arte han quedado precarizados, invisibilizados y con bajo, o nada, de presupuesto. Es importante que la escena posea una plataforma que cierre un circuito. Y, actualmente, en dicho circuito hay muchos baches que funcionan como cuello de botella y dificultan que los proyectos puedan, al menos, poseer un estado de autosustentabilidad. Por otro lado, Argentina tiene muy buenos e interesantes artistas en la escena emergente.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Los nuevos medios de grabación, producción y difusión poseen un carácter ambiguo. Podemos hablar de los servicios de streaming que se postulaban hace una década como una necesidad frente al descontrol de la “piratería” (o mejor llamado, compartición de archivos digitales de audio). Lo que sucede es que esto es bueno porque te permite estar en la misma plataforma que otros proyectos o bandas importantes, independientemente del origen o el tipo de música que uno haga. El problema que se presenta es que, para artistas independientes como nosotros, también estás ubicado en el terreno de la sobreinformación, dado que hay un exceso de oferta de música para una pequeña cantidad de consumidores. Y, al final, uno termina estando en todas las plataformas digitales de forma anónima, que puede ser casi un sinónimo de no estar en ningún lado. De ahí es que los artistas independientes tienen que utilizar otro tipo de distribución de la información, que está estrechamente ligada a los medios de comunicación actual: redes sociales, canales de video, servicios de streaming, etc. Y ahí es donde se produce quizás el límite. Si tenés la posibilidad de difundir tu música mediante los medios de comunicación o no.

¿Qué nos pueden contar sobre "Aproximación"?

"Aproximación" es la impresión de un instante del recorrido de dos años de ensayos y pruebas a partir de una indagación: ¿Cómo habitar el ritmo? En un intento por transformar los mecanismos figurativos de representación, el ritmo surge simbólicamente como ruido, melodías y texturas. Utilizado como dispositivo generador de materiales, este elemento se propone como como un espacio para ser vivenciado y amplificado, constituyendo un conector crucial del imaginario creativo de 500k.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales. Más allá de la parte legal, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

El formato físico como medio de difusión musical que plantea una proyección a futuro está obsoleto. Actualmente, no hay medios físicos que se postulen como revolucionarios de la forma de consumo de la música con el grado de impacto que tuvo el CD, el cassette o el vinilo. Los formatos físicos actuales sugieren un rastro melancólico, de algo que era muy bueno, de otra época, y que es cool tenerlo en una época actual. Creemos que para 500k lo mejor sería experimentar con otros tipos de formatos físicos. Quizás objetos autónomos, independientes de sistemas de reproducción.

¿Dónde y cuándo los podemos ver en vivo?

Todavía nada definido, ¡pero pronto tendremos la fecha de presentación del disco!

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus noticias?

Tenemos un website, ¿una cosa del pasado?, en donde pueden tener acceso a fotos, videos y pueden escuchar el primer disco 500k y Aproximación, nuestro último disco: 500kweb.com. De ahí pueden linkear a nuestras redes sociales: Facebook e Instagram.

Además, Chancho Discos ha publicado nuestros discos en todas las plataformas digitales y para nuestro último disco "Aproximación" hubo una edición en simultánea con un sello chileno llamado LeRockPsicophonic.