Joaquín nos presenta The Vostok y su primer EP

"Sintetizamos una idea tanto conceptual como sonora que redondea un buen trabajo."

¿Cómo forma actualmente The Vostok?

The Vostok está integrada por Andrés Quinteiro en guitarra y voz; Joaquín Rodríguez Freire en guitarra; Nicolás Desulovich en bajo y Juan José Greco en batería.

¿Cómo fueron sus comienzos?

Veníamos de compartir un mismo proyecto, una banda anterior que había cumplido un ciclo. Sobre la marcha entendimos que teníamos que apostar a algo nuevo. Ya habíamos mutado en cuanto al sonido y las canciones, y necesitamos adaptar esa nueva búsqueda a otra estética. El soporte fue la química que tenemos después de tantos años de tocar juntos. Eso nos dio el espaldarazo necesario para solventar un grupo nuevo. Nunca dejamos de ensayar, todo pasó en pleno rodaje.

¿Cómo surge su nombre?

Surgió un poco por la necesidad. No hay una cuestión épica de por medio. Una vez que tuvimos cerradas las cuatro canciones del EP, notamos que tanto en las letras como en la música había un halo medio futurista o distópico; evidentemente algo de eso nos atrajo. Entonces empezamos una búsqueda referenciándonos en esas aristas. Literatura de ciencia ficción, misiones espaciales, etc., y dimos con Vostok, que fue la cápsula emblema del programa soviético. Enseguida nos gustó a todos y tuvimos consenso: suena potente, es moderno y la temática nos gusta.

Cuéntennos con que se van a encontrar quienes los escuchen. ¿Cuáles son sus raíces?

Ante todo con un rock eléctrico y moderno. Hay mucha energía volcada en las canciones y eso se transmite. También en las letras; tratamos de tener un cuidado especial. Uno siempre es exigente en la cuestión sonora, ¿por qué no también en la parte lírica? Una mala letra o melodía pueden arruinar una canción. Es muy satisfactorio cuando se logra la armonía entre las dos. En cuanto al sonido, fuimos volcándonos hacia un costado medio británico, al estilo Oasis y Blur, pero también con cosas de Queens of The Stone Age, The Strokes, Nirvana y grupos similares. Nada fue premeditado, en realidad empezó a surgir en los procesos de composición e instrumentación. Una vez que lo notamos, le empezamos a prestar atención a detalles de ese estilo de música que nos pueden sumar.

¿Cómo ven hoy la escena emergente? ¿Y cómo se ven ustedes dentro de la misma?

Por un lado es un deleite, porque el menú es infinito; cada fin de semana se descubren nuevas bandas y eso es fascinante. Por el otro, esa saturación también requiere una exigencia continua; hay que tener muy pulidas todas las aristas de la banda para no perderle el ritmo a una escena voraz, sobretodo en Buenos Aires, que es adonde pertenecemos. En cuanto a nosotros, actualmente estamos cómodos: pudimos grabar un EP con un sonido superlativo, estamos tocando en varios de los escenarios más importantes de la escena emergente, y las canciones gustan. No tenemos de qué quejarnos.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Hoy se puede tener toda la música del mundo en un celular. Es una locura eso. Las herramientas las tenemos, claro; somos privilegiados en poder escuchar lo que nos gusta, y sobretodo tocar los que nos gusta. Hoy en día podes grabar un disco en tu casa y convertirte en una sensación en dos horas. Ya no hace falta la maquinaría atrás. También tiene que ver a donde se apunta. Pero nos consideramos autodidactas e independientes. Tenemos criterio para manejarnos y prima una visión artística. Ese es un poco el ordenador de todo: la música como centro de la banda. Si eso funciona bien, lo demás se acomoda.

¿Qué nos pueden contar sobre su primer EP?

Acabamos de editar nuestro material debut, un EP de cuatro canciones originales producido por los músicos Mariano Romano y Christian Alé. Lo lanzamos en todas las plataformas digitales. Estamos muy satisfechos. Sintetizamos una idea tanto conceptual como sonora que redondea un buen trabajo. Sirve como anticipo de primer disco, pero para eso falta.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales. Más allá de la parte legal, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Bueno, nosotros optamos por hacerlo de forma digital, pero tenemos debilidad por el formato físico. La materialidad del disco provoca. Leer el librito, conectar con el arte de tapa; hay grandes discos que pasaron a la historia por su tapa. Eso es todo un hecho. La realidad es que hoy en día no es imprescindible. Probablemente editemos en físico nuestro álbum debut, pero por ahora no es prioridad.

¿Dónde y cuándo los podemos ver en vivo?

La próxima fecha es el viernes 30/8 en Mala Vida (México 311, San Telmo) desde las 21 horas. Vamos a seguir presentando las canciones del EP y a adelantar temas del primer disco.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus noticias?

Nos pueden escuchar en todas las plataformas digitales (Spotify, YouTube, Bandcamp, etc). Instagram y Facebook: Thevostokoficial - Twitter: Thevostok_.