Desde su Entre Ríos, Emma Rousset nos habla de su disco solista y mucho más

"El 'interior' hoy en día es muy escuchado y tenido en cuenta."

Emma Rousset

Emma, ¿cómo forma actualmente tu banda?

Estamos girando con la clásica batería, bajo y 2 guitarras, ya que estamos en la previa de la grabación del disco nuevo, armando maquetas y tocando al mismo tiempo.

¿Qué se van a encontrar quienes escuchen tu música?

Una linda mezcla entre folk y rock, tanto en español como en francés, reverberancia y estribillos cancioneros para todos los gustos.

¿Por qué tu música remite tanto a la fonética francesa?

Hace muchos años que estudio francés y además mi familia tiene descendencia francesa. Ese combo me acercó a escuchar música en francés y luego como consecuencia, comenzar a escribir canciones en esta lengua.

Tenés tu proyecto en "banda" con Ávalon, con quienes estás por editar tu tercer disco. ¿Cómo surge tu necesidad de encarar en paralelo este proyecto solista?

Si, lo vamos a editar en conjunto con Chancho Discos. Estamos muy contentos, va a estar en la calle en mayo. Paralelamente a Ávalon existen otras canciones en un formato más minimalista, folk/rock, las cuales no encajan mucho en el sonido que buscamos con Ávalon, sobre todo en los vivos, es por eso que salen de manera solista.

¿Cómo ves hoy la escena emergente en Entre Ríos?

La escena de hoy en día está muy fortalecida, son tiempos un poco complicados para la logística en sí, pero la escena está en pleno auge y no tiene techo. Entre Ríos tiene proyectos muy cuidados, y producidos, como Famélicos por ejemplo, que vienen de sacar un Ep hermoso.

¿Ves cómo una necesidad instalarte musicalmente en Buenos Aires o crees que hoy en día podrías mantener tu "centro de operaciones" allá?

No podemos negar que Buenos Aires es donde todo ocurre más rápido, donde todo se maneja, pero creo que desde Entre Ríos, estando en pleno contacto y movimiento, me siento bien. El “interior” hoy en día es muy escuchado y tenido en cuenta, provincias como Mendoza o Santa Fe son el claro ejemplo de que las escenas fuera de Buenos Aires hoy están liderando el país.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que las bandas cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Creo que la tecnología nos acerca y nos pone en la mesa de opciones mucho más fácil que tiempos pasados; más allá de eso, también es una realidad que hay demasiada información dando vueltas, y no siempre juega a favor. Como banda independiente, veo positivo poder lograr alcance de esta forma. También sin dudas veo muy necesaria la ayuda de un sello de distribución, del trabajo en conjunto, es menester la programación y el paso a paso para lograr cosas en serio y sustentables.

¿Qué nos pueden contar sobre tu primer disco solista "Un buen momento"?

“Un buen momento” fue el primer salto a grabar en francés, un disco que me llena de orgullo, porque sin esperarlo me trajo muchas fechas, invitaciones y una gira europea que verdaderamente fue hermosa. Aún sigue siendo “un buen momento”.

¿Dónde y cuándo te podemos ver en vivo?

En mayo voy a estar tocando en las ciudades de Concordia y Salto (UY), seguramente en el mes de Julio esté visitando Buenos Aires, para dar un show en una de las Alianzas Francesas, será una experiencia muy grata.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharte y seguir tus noticias?

Desde el bandcamp de Chancho Discos, ahí se puede escuchar mi último single “Le sourire inattendu”. Luego me encuentran en Instagram que es la red que más uso para estar comunicado con la gente.