Pedro Di Biase presenta su primer disco

"(Al Sur) contiene una parte de mí, de mi historia y mi vida."

Pedro Di Biase

¿Cómo forma actualmente tu banda?

Facundo Curcio en bajo, Alina Bielak en teclados y voz, Athos García en batería.

¿Cómo fueron tus comienzos?

Empecé en la adolescencia con una banda a la que llamamos Lestat. Hacíamos Rock Sinfónico instrumental y además buscábamos generar un show escénico. La banda estaba formada por un compañero del conservatorio y amigos del colegio. Más tarde pasé por el tango y estudié un tiempo con Aníbal Arias, del tango al blues, y acá estoy, con una propuesta ecléctica.

¿Cómo y por qué elegiste Neuquén como tu lugar?

La primera vez que conocí la Patagonia quedé completamente maravillado, tenía 15 años. Llegada la mayoría de edad, a los 21, quise volver y quedarme varios meses. Conseguí un trabajo en un hotel a los pies del volcán Copahue, y allí surgieron los primeros versos del disco que estaré presentando en pocos días. Sigo conectado con ese lugar, de hecho volví de visita hace pocos meses.

Pasaste por varias etapas musicales, ¿actualmente cómo definirías tu música?

Me pregunto si es necesario definirla, la verdad no sé cómo hacerlo, no creo que sea fusión porque cada canción pareciera tener un estilo en sí mismo; por ejemplo, “Escaleras” tiene aires de bandoneón que te lleva al tango; “De México a la Patagonia” es un carnavalito que el charango y el ronroco te transportan al altiplano; después hay algo de soul/funk, un rock y alguna canción. Me di el gusto también de hacer un trip hop, con una trompeta que la rompe. Este es mi primer disco, ya estoy preparando el segundo, con el cual seguiré experimentando estilos.

¿Cómo ves hoy la escena emergente nacional?

Creo que tengo oportunidad de conectar con muchos más músicos y salir a escuchar mucho más, así podría hacerme una mejor idea de cómo contestar tu pregunta. Un poco sesgado por mi limitado alcance, te podría decir que veo que la gente que me rodea hoy cuenta con las herramientas para crear y producir, y veo también que quienes tienen constancia y se conectan con otros músicos, pueden llegar a donde quieran, siendo ese donde quieran, un espacio en el cual lo que se festeja es el arte, los artistas y la creación musical, después todo lo demás ya creo que depende de varios factores externos a uno.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿crees que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Pienso que las herramientas están, hay que caminar y aprender. En mi caso me considero un aprendiz, que pude hacer cosas autogestivas las cuales me llenan de satisfacción; pienso que la cuestión está en saber regular las aspiraciones, proyectar hacer lo que es realizable para cada uno, con tiempo y paciencia se pueden hacer cosas que inspiren.

¿Qué nos podés contar sobre tu primer disco "Al Sur"?

Contiene una parte de mí, de mi historia y mi vida. Me tomé el tiempo necesario para hacerlo y disfruté el proceso, nunca estuve apurado ni tampoco me puse fechas arbitrarias; pensé cada segundo de las canciones, y me imaginé en cada una que instrumento quería que suene; participaron doce músicos, que sumaron coros, saxos, trompetas, bandoneón, bombo legüero, contrabajo, bajo, batería, cajón peruano, piano, charango, ronroco… hacer el disco fue la mejor escuela a la que pude haber asistido.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales. Más allá de la parte legal, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

He tenido varias discusiones al respecto, incluso gente que hace un tiempo me decían que no tenía sentido hacerlo en físico hoy los escucho que cambiaron de opinión. Creo que hoy el disco en físico es como una tarjeta de presentación, sé que muchos de los que tienen mi disco en físico lo han escuchado mucho en el auto, se me vienen varias personas a la cabeza que me dijeron que lo habían gastado, y todas en sus autos, que se yo… hoy hay tanta oferta musical, que tal vez el hecho de tener algo físico ahí te invita a escucharlo un par de veces, y te terminás enganchando… un punto de vista más…. No creo que el segundo lo vaya a imprimir, pero no me arrepiento en absoluto de haber impreso el primero.

¿Dónde y cuándo te podemos ver en vivo?

Este viernes 29 de marzo a las 21 hs en La Tangente (Honduras 5317, CABA).

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharte y seguir tus noticias?

En las clásicas… y desde hace unos meses también en Spotify.