Ariel Stavitzky se presentará el próximo 31 de octubre en el CC Recoleta, pero antes dialogó con nosotros

"Me gusta la versatilidad que propone el hecho de ser solista."

Ariel Stavitzky

¿Cómo forma la banda que te acompaña actualmente?

Suelo tocar sólo, a guitarra y voz. Dependiendo de la fecha me gusta jugar con distintas propuestas desde la formación, arreglando las canciones especialmente para la ocasión.

En esta oportunidad, además del set solista, me acompañan Martín Freiberg en batería, Julián Gan-cberg en teclado y Lucas De Carlo en bajo. Músicos amigos de una sensibilidad increíble y que sin duda enaltecen a la canción. Me siento muy contento de compartir el escenario, ensayos y grabaciones con ellos.

¿Por qué elegiste el formato solista?

Me gusta la versatilidad que propone el hecho de ser solista. Poder plantear dinámicamente la for-mación, enriquecer las canciones con las intervenciones de otros músicos. Que sufran ese cambio gra-cias a los distintos arreglos, todo esto lo siento vital para el proyecto. Como también disfruto llevar al vivo las canciones solo a guitarra y voz, que suenen tal cual fueron concebidas, con ese mismo espíritu y sin vestimentas. En este tercer material me propuse volver a pensar canciones que tuvieran otros colo-res, abriendo otras posibilidades sonoras.

¿Qué se va a encontrar la gente en tus canciones?

Ninguno de estos tres trabajos fueron proyectados con un hilo conductor en el mensaje. Desde la producción hasta las temáticas han cambiado. Creo que hay etapas donde la música se permite ser un poco más introspectiva y visceral y otros donde se escucha de forma más ligera. Hay una intención des-de el lado compositivo que se completa con la recepción del que escucha. De distintas maneras buscan no mostrar el todo, que quede a media sombra, ya sea lo lírico o lo musical.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego co-menzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿crees que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Creo que el progreso se va redefiniendo a cada instancia y que hay varios frentes que componen al proyecto artístico que se van entrelazando. Lo que hace que no sea un camino donde el progreso pueda medirse de la misma forma siempre. Puntualmente en el campo de la difusión, siento que las herra-mientas, que la tecnología ofrece, hay que saber cómo utilizarlas para que jueguen a favor de la comuni-cación. Son tan importantes los espacios en los medios como las redes y las plataformas de distribución digital. Contamos con recursos, mi búsqueda está en cómo gestionarlos para encontrar a todo aquel que le interese lo que tengo para decir.

Estás presentando tu nuevo EP "Ignífugo". ¿Qué nos podés contar sobre él?

“Ignífugo” es la conjunción de dos canciones que fueron escritas con diez años de diferencia entre sí. Junto a Cherno Rojkin, productor y músico de este EP, pusimos a dialogar estos dos momentos com-positivos distintos y nos dimos cuenta que de alguna forma se encontraban en un hoy. Atravesadas por un mismo enunciador y su retroalimentación. Conté con músicos increíbles que le imprimieron a las can-ciones su sello personal. Martin Freiberg en batería, vibráfono, percusión y accesorios. Julián Gancberg en piano y Andrés Ollari en trompeta. Cherno, con quién vengo trabajando desde el primer disco, no solo fue el productor y el técnico de grabación sino que grabó bajo y guitarras eléctricas.

¿Por qué un EP y no un disco o un LP?

Elegímos que sea un EP por la selección estética de estas dos canciones. Respetamos el carácter de cada una y funcionaron creando esta imagen ignífuga. La cualidad de resistir al fuego, como así las com-posiciones al paso del tiempo.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales. Más allá de la parte legal, ¿por qué seguir editando en el formato físi-co?

Creo que más allá del cambio de paradigma que representa el formato de edición, el físico en su presentación permite tangibilizar la esencia del proyecto. Desde la óptica del melómano que disfruta de tener en la mano el disco creo que es irremplazable.

Para el músico independiente y autogestionado, proyectar la fabricación del material es un ítem difícil teniendo en cuenta el factor económico, hoy no se recupera por la venta de ese disco.

Te vas a presentar en el Ciclo Radar Música el próximo 31 de Octubre, ¿qué nos podés contar de la fecha?

Estoy muy contento con la presentación en el Centro Cultural Recoleta, en este ciclo que reúne mú-sica emergente. Estoy preparando un momento con músicos amigos y otro intimista a guitarra y voz. Un plus hermoso es compartir la noche con una majestuosa hacedora de canciones como lo es Florencia Ruiz. Lxs invito a acompañarnos en este encuentro que estamos produciendo con mucha dedicación y que me tiene muy ansioso.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus noticias?

Los discos se encuentran en plataformas digitales como Spotify, Bandcamp y YouTube. Los forma-tos físicos se pueden adquirir en Open Folk, Librería Bohio Andaluz y en las presentaciones en vi-vo.

Bandcamp, YouTube, y mis redes:Facebook y Instagram.

Todo eso se materializa en el vivo: Terraza del Centro Cultural Recoleta. 31 de Octubre. 20 Hr. Entrada libre y gratuita. Por mal clima se muda a la Sala Villa Villa.