Conciso y al hueso... Así se presenta Joaco Carámbula y su nueva carrera solista

"Uno tiene que ocuparse de sacar lo mejor de uno mismo, hacer buenos temas y no perder el tiempo en boludeces"

Joaco Carambula

¿Cómo forma actualmente la banda que te acompaña?

La banda la decidí armar con una viola eléctrica, bajo, bata, teclados y sinte, una corista y yo con la acústica.

Después de Detonantes, ¿por qué te decidiste a lanzarte como solista?

Fue por necesidad… empecé a componer temas nuevos que tenían otra onda a lo que hacía con Detonantes; guitarra acústica, capo traste en el 2do o 3er traste, y letras que salían muy rápido y siempre con alguna historia que contar. Rompí de una relación amorosa, me mude, pasaron cosas… y todo eso hizo que una noche dando vueltas sin poderme dormir, decida abrirme como solista.

Las responsabilidades y obligaciones de la carrera solista son diferentes, y recaen más sobre vos por obvios motivos. ¿Cómo te venís adaptando a este cambio?

Capaz tengo que estar un poco más pendiente del celular que antes… eso es en lo único que me jode. El resto está buenísimo, es algo nuevo para mí y me gusta que pasen cosas nuevas todos los días sino sería aburrida la vida.

Pasaste por lugares de peso, como formar parte de la banda de Juanse. ¿Cortaste todo por esta nueva carrera?

No me cierro a nada, pero le doy prioridad a mis canciones. Me encanta tocar con gente y compartir música en general con cualquier ser humano con el que haya conexión. Sea Juanse, Fito, amigos de toda la vida, gente nueva que vas conociendo. La cosa es pasarla bien, el resto se da por añadidura.

¿Cómo ven hoy la escena Under nacional y las bandas que la conforman?

Hay mucha gente saliendo a tocar. Mucha cosa por internet mucho videito y eso. Hay grandes artistas que todavía no llegaron a explotar del todo, pero es cuestión de tiempo tal vez. Creo también que es lógico que haya mucho de un mismo estilo porque las tendencias y las modas son así; como toda década en la historia de la música, desde los 60`s hasta los 90 y 2000. Uno tiene que ocuparse de sacar lo mejor de uno mismo, hacer buenos temas y no perder el tiempo en boludeces.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿crees que hoy las bandas cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Ni idea, la verdad que no soy un muy buen analizador de estas cuestiones. Me centro más en vivir una vida con sentido y en hacer canciones. Las herramientas que hoy tenemos están en internet y antes estaban en otras cosas. Cada etapa tuvo sus pros y sus contras creo; hoy nos toca esto. Y confío en que si tenés algo que transmita, no hay nada que lo pueda detener.

¿Qué nos podés contar sobre Para Ella, tu primer disco?

El disco lo grabé casi todo en mi casa con Jota, un productor y gran amigo. Nos divertimos muchísimo haciéndolo. El disco tiene escenas de terror, de suspenso, de amor y un poco de ciencia ficción también. Te puede gustar o no, cosa de gustos, pero son canciones muy sinceras y honestas.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales. Más allá de la parte legal, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Porque es la única manera que algunos medios lo escuchen o hagan de cuenta que lo escuchan.

Vas a estar presentando tu nuevo disco el 28 de junio en Lucille, ¿qué nos podés adelantar del show?

Que si te gusta el disco, en vivo te va a gustar mucho más. Los pibes matan, se tocan todo. Tengo la suerte de tocar con la mejor banda del mundo. Además de alguna sorpresa...

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus noticias?

Pueden seguirme en Instagram, Facebook, Spotify, YouTube… los lugares de hoy en día.