Andrés Doti de Tres Dibujos en Lo Artesanal

"Estamos esperando que ese reciclaje del que hablábamos antes nos agarre también a nosotros y nos convierta en algo nuevo, y desde ahí tener un nuevo punto de partida."

Tres DibujosTres Dibujos

¿Cómo forma actualmente Tres Dibujos?

Maxi Kerk: batería, Leandro Gillig: bajo, Ernesto Durazno González: guitarra y voces y yo, Andrés Doti: guitarra y voz.

¿Cómo fue el comienzo de la banda?

Hace más de 15 años, en el barrio de Boedo año 2002, en una Argentina en llamas... en esa época éramos 3, y teníamos unas ganas enormes de hacer música, de grabar y de mostrar lo nuestro... a tanta distancia es difícil hablar de los comienzos, solo se recuerdan con mucha felicidad e inocencia.

Cuéntennos con que se van a encontrar quienes los escuchen. ¿Cuáles son sus raíces?

Somos una banda de Rock, así nos denominamos siempre, y así lo seguiremos haciendo. Si bien el género es muy amplio, lo nuestro está claramente arraigado en los sonidos crudos de las bandas de los 70`s, sin muchas pretensiones, pero con la contundencia necesaria para poder meternos en ese casillero. Las raíces ya están demasiado ramificadas como para definirlas, pero va por el camino de la canción de rock power con estribillo.

¿Cómo ven hoy la escena Under? ¿Y cómo se ven ustedes dentro de la misma?

Desolado todo... no es un buen momento (desde hace rato) para nuestra música, y el Under a nuestro criterio está casi muerto. Hoy o llenás un lugar para 500 personas (mínimo) o seguís tocando para tus familiares, cada vez hay menos espacios (por lo menos en CABA) para poder llegar y tocar sin que eso sea un negocio en si para los bolicheros, y sumado a que las bandas del género referentes de la actualidad dejan bastante que desear en la búsqueda de una evolución musical, y se quedan en el rock chabón básico. Vaya uno a saber cuándo llegará el reciclaje que el género y la movida nacional está pidiendo a gritos desde hace varios años largos... Quizá nosotros quedemos en el camino y no lleguemos a verlo, ojalá algún día llegue.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación, pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por Internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Si, si, desde ese lado es positivo porque se terminaron los versos y los intermediarios, o querés mostrar lo que hacés, lo subís a cualquier plataforma y pasas links al que le interese. Si bien eso mató el concepto de “disco” propiamente dicho, podés llegar a dar la vuelta al globo sin tener que depender de una discográfica o una distribuidora, claro que si no tenés el inflador de las corporaciones que te meten en todos los festivales para que lo tuyo sea popular, no vas a trascender y hacerte famoso desde las redes, o por lo menos no conocemos ningún caso de alguna banda cercana que lo haya logrado, pero creemos que Spotify por ejemplo es una herramienta excelente.

Su último disco IV data de 2015, ¿qué les dejó en estos dos años?

Fundamentalmente la satisfacción de haber podido hacer un disco donde sonamos realmente a lo que somos, ya que fue grabado con el concepto “vivo”, todos tocando a la vez y solo regrabando voces o algún arreglo, el resto es la banda tocando ahí al palo en vivo; en un estudio claro, pero en vivo. Creemos que eso es lo más positivo que dejo IV a nivel banda, además de algunos temas bastante decentes que la gente ha sabido querer.

¿Están con ganas de lanzar nuevo material?

Ganas nunca falta, lo que falta es tiempo. Hoy la banda está en un periodo bastante amesetado, ya que hace un tiempo me fui a vivir al interior del país, así que ya es muy poco el contacto que tenemos y con eso se achica la posibilidad de la creación de nuevo material. Siempre hemos sido una banda de crear en la sala y en el estudio, muy pocas veces hemos llevado temas armados y dijimos “che, esto se toca así ehhh..”. Siempre las composiciones musicales salieron en la sala, y al no tener ese tiempo a disposición hoy, es muy difícil pensar en un nuevo disco. Aunque no creemos tampoco que la banda esté terminada, estamos justamente esperando que ese reciclaje del que hablábamos antes nos agarre también a nosotros y nos convierta en algo nuevo, y desde ahí tener un nuevo punto de partida.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales. Más allá de la parte legal, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

No creemos que el próximo disco se edite en formato físico. Si bien somos románticos y de la generación del CD fundamentalmente, hoy por lo que explicábamos antes, no tiene sentido hacerlo de esa manera, de hecho, la gente ya casi no tiene lugares donde reproducir esos discos, así que no es algo potable ya.

Se viene una linda fecha junto a Pájaro Diablo el próximo 19 de mayo, ¿qué nos pueden contar de esta fecha?

Que tenemos muchas ansias de tocar, hace mucho que no nos vemos y no nos juntamos a tocar (la última fecha fue en octubre de 2017 para el cumpleaños 15 de la banda), y además con Pájaro compartimos muchas cosas (además del bajista: Leandro toca en las 2 bandas). Somos muy buenos amigos, ellos están comenzando el camino que nosotros ya transitamos hace varios años, y están con mucha energía y eso nos contagia también, sin contar que ademá ¡¡suenan de puta madre!! Estamos motivados.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus noticias?

Spotify es el hogar de nuestra música hoy, así que por ahí nos encuentran.