Desde Chile, Sistemas Inestables llegará a Argentina y nos cuenta todo

"Nos hemos dado cuenta que gustamos a quienes nos escuchan, o por lo menos damos curiosidad, y eso es algo que muy pocas bandas hacen ahora."

Sistemas InestablesSistemas Inestables

¿Cómo forma actualmente Sistemas Inestables?

Mauricio Lacrampette: bajo y sintetizadores; José Tomás Molina: piano eléctrico, guitarra, batería y sintetizadores; y yo, Javier Hechenleitner: batería y sintetizadores.

¿Cómo fue el comienzo de la banda?

La banda actualmente está en sus inicios. Debutamos recién en abril del presente año con un periodo de creación y experimentación durante 2016. En el momento que teníamos algo que mostrar lo hicimos. Desde nuestro debut en abril hemos tocado en diversos lugares de Santiago y Regiones al sur de Chile. A mediados de año estuvimos girando por Colombia y ahora en diciembre estaremos en Buenos Aires dando tres conciertos.

¿Cómo surge su nombre?

El nombre Sistemas Inestables representa el espíritu de los tiempos, y a modo de manifiesto, nos permite abiertamente hacer lo que queramos. Hacemos del error una oportunidad gracias a la inestabilidad. De alguna u otra forma somos buscadores de la belleza en la inestabilidad, comprometidos con la incertidumbre y reacios a las categorías y clasificaciones. En cuanto a lo musical, nuestra forma de creación colectiva nos ha permitido experimentar y poner al límite la capacidad de los sistemas e instrumentación utilizada. Cuando tocamos, la verdad es que todo puede suceder, tal vez fallar y/o aparecer cosas nuevas, por más que no estemos improvisando. Esto es lo que nos permite la inestabilidad de los sistemas. A eso se debe nuestro nombre viéndolo desde distintos ámbitos.

Cuéntennos con que se van a encontrar quienes los escuchen. ¿Cuáles son sus raíces?

Cuando estuvimos girando por Colombia, Iván Samudio, periodista del medio Radiónica nos describió como una propuesta que se mueve por un sinnúmero de géneros y experimentación. “Es meritorio destacar el uso de dos baterías, la presencia de teclados, secuencias y muchos procesos, y el bajo siempre constante como protagonista. Por momentos se asemeja a un grupo salido del sello Thrill Jockey, ya que su viaje se desenvuelve por elementos de Jazz con fusiones latinas desde el cono sur, una vez más toques pertinentes de Post Rock y Space Rock, contrastados con música electrónica”. Creemos que es una definición que nos describe bastante bien. Ahora ¿Con que se van a encontrar quienes nos escuchen? Básicamente es eso. Nuestro sonido se caracteriza por el uso de capas de ruido y secuencias electrónicas de las cuales emergen teclados profundos, gruesos sintetizadores y guitarras etéreas, sostenidas por bajos constantes y baterías de métrica variada. El ambiente sonoro que surge va mutando de pasajes amplios y aletargados a momentos frenéticos y ruidosos, pasando por secciones dinámicas con beats marcados. ¿Nuestras raíces? Estamos influenciados por elementos extra musicales. Nuestras propias vidas y todo lo que ha pasado por ellas son la mayor influencia.

¿Por qué eligieron ir por el camino de lo puramente instrumental?

La música instrumental es mucho más expresiva y nos da la libertad de poder experimentar mucho más. No nos interesa la expresividad lírica, nos parece más interesante generar sensaciones auditivas con la música pura. Componemos narraciones sonoras, esa es nuestra búsqueda. Ahora bien, entendemos y conocemos cómo funciona la industria en relación a esto. A un proyecto instrumental se le pueden cerrar muchas puertas, pero así también, se le pueden abrir otras. La música es transversal, universal. Queremos llegar con nuestras narraciones sonoras a todos lados.

¿Cómo ven hoy la escena Under chilena? ¿Y cómo se ven ustedes dentro de la misma?

Actualmente están pasando muchas cosas con la música independiente en Chile. Hay mucho talento y se está mostrando a todo nivel. Los gestores en la industria musical están mucho más organizados y se han logrado cosas importantes en el país y fuera de este. Si creemos que estamos en un ecosistema diverso en cuanto a estilos se trata. Comparando con otros países de la región, creemos que Chile tiene mucho que ofrecer, hay propuestas originales que se están exportando a todo el mundo. Ahora bien, creemos que muchas de estas propuestas responden a un mercado establecido. Cada vez es más difícil encontrar música nueva o diferente, la mayoría de los artistas están muy influenciados por sus pareces y tratan de imitar y replicar a otros porque ya tuvieron éxito. ¿Cómo nos vemos nosotros dentro de esta escena? Buscamos diferenciarnos a través de la música. Somos una banda muy nueva, pero que a través de la diferenciación hemos logrado cosas importantes. Es decir, debutamos recién este año, todavía no tenemos un disco editado, pero ya hemos recorrido gran parte de Chile y terminando el 2017 ya tendremos dos experiencias fuera de nuestro país en el cuerpo. Escuchamos mucho a la gente que ve nuestros conciertos, también nos dimos cuenta que en cada lugar el público es distinto y percibe de diferente forma el arte. De alguna u otra forma todo lo que esta sucediendo es nuevo para nosotros, pero nos hemos dado cuenta que gustamos a quienes nos escuchan, o por lo menos damos curiosidad, y eso es algo que muy pocas bandas hacen ahora.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Como bien mencionan, la industria y la forma de mostrar tu música ha evolucionado un montón, estamos en un ecosistema saturado de información y propuestas, y esto no solo en lo musical. ¿Cómo poder progresar en un panorama con tanta competencia? Nuevamente volvemos a lo mismo, es sumamente necesario diferenciarse, no copiar y no hacer lo que está haciendo el resto de manera idéntica. Si bien es importante darse a conocer y difundir lo que haces, esto no puede ser más importante que el núcleo de tu proyecto, que es la música. Vemos en muchos casos que el tener seguidores en RRSS está siendo considerado más importante que la propia música, los proyectos con esta saturación están perdiendo el norte.

¿Qué nos pueden contar sobre su disco?

No mucho, no hemos editado disco alguno. Hemos decidido tomar un camino de maduración de nuestra música antes de entrar al estudio a grabar. En muchos casos, o lo que hacen el común de los proyectos es primero grabar y luego difundir. Con esto la música madura después de que fue registrada. Por lo general esto ocasiona problemáticas y los músicos ya no saben cómo interpretar sus propios temas. El camino que hemos escogido es el contrario, luego de crear, hacer madurar nuestra música para posteriormente registrarla. Nos hemos dado cuenta que nuestras creaciones están en constante evolución, y lo más probable es que sigan mutando y cambiando siempre, pero nos parece importante darles un buen tiempo de desarrollo y de cambios antes de grabarlas en nuestro disco debut. Ahora bien, estamos planificando entrar a grabar en los próximos meses y sacar una primera producción durante el primer semestre de 2018.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales. Más allá de la parte legal, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Quizá esa respuesta podría darla como gestor y desde el Sello Lerockpsicophonique, del cual la banda es parte y yo en particular soy uno de los directores. Los sellos o colectivos actualmente son productoras, ya el negocio no es vender discos, si no apoyar y desarrollar al artista desde todos los ámbitos. Desde el sello nos hemos dado cuenta de la importancia para las bandas y artistas el tomar un roll de asesores, es así como hemos logrado posicionar nuestro catálogo en diversos países, considerando América, Europa y Asia. Ahora bien ¿Por qué seguir editando en formato físico? Hay un mercado, a la gente en general le gusta mucho el objeto, aunque el disco jamás lo pongan en el reproductor (porque lo mas probable es que ya no tengan) y la música la escuchen en Spotify. El objeto como arte es muy necesario y por lo mismo nos hemos abocado a generar ediciones que tengan un especial cuidado en el diseño y la factura. Creemos que la evolución es ofrecer cosas extra musicales que el público solo encuentre en el formato físico. La venta de mersh es algo que está muy marcado, tal vez no en Latinoamérica, pero por lo general en Europa, Asia y Norte América. Si a alguien le gusto tu música, sí o sí tiene que llevarse algo físico. Para qué hablar de la locura y moda que están generando los vinilos actualmente en todo el mundo. El formato físico jamás va a desaparecer.

El fin de semana se presentarán por primera vez en Argentina, ¿qué expectativas tienen?

Ese fin de semana daremos tres conciertos. El 7 de diciembre estaremos en el CC Matienzo, será la celebración de los 10 años de Morbo y Mambo en una quinta edición de sus Noches de Morbo. Particularmente soy muy amigo de la banda, gestor de sus dos giras por Chile el 2015 y 2017, es por esto que concretamos esta invitación. Luego el viernes 8 estaremos en el Teatro Monteviejo en la Sala Cellar y finalizaremos el sábado 9 de diciembre en Kirie Music Club, en el Ciclo Circular de Chancho Discos. ¿Qué expectativas tenemos? Nada, hacerlos bailar a todos con música extraña.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus noticias?

Estamos en las redes principales. A continuación les dejamos los links: Facebook, Instagram, Twitter y Sello Lerockpsicophonique .