No Somos Nada, de Quilmes y para el mundo desde la voz de Marcos Matarazzi

"Con mi hermano Mateo que es el baterista estuvimos viajando por Asia y tocando las canciones de No Somos Nada por las calles de Vietnam."

No Somos NadaNo Somos Nada

Están comenzando a presentar temas de su próximo disco Cantando Primaveras, ¿qué nos pueden adelantar de lo que se viene y para cuándo podremos escucharlo completo?

Cantando Primaveras se trate de un ciclo acústico que consta de tres canciones en formato audiovisual, y funciona como la continuidad de “canciones para pasar el invierno” editado el año pasado. Es una excusa para compartir canciones que no querían esperar hasta el próximo disco de estudio, y además es un formato que nos permite explorar nuestra faceta más folclórica y latina.

El tercer disco de estudio estamos comenzando a preproducirlo, y vamos a trabajar mucho en el verano para editarlo a comienzos del año próximo.

Hace unos días estrenaron el video de Lágrimas, un video simple y muy bonito, ¿cómo fue grabarlo y quienes estuvieron a cargo de la movida?

Lágrima lo grabamos junto a LP estudio, cuyo referente es Cristian Pizzolato, un gran amigo de la banda que nos acompañó en nuestros dos primeros discos.

La idea la gestamos con la banda, queríamos generar una estética descontracturada, que es lo que pide la simpleza de estas canciones. Fue toda una jornada de grabación en una quinta de Gutiérrez, y la verdad que disfrutamos mucho haciéndolo.

El año pasado estuvieron de gira por el país, ¿cómo fue la experiencia?

Hemos recorrido el norte Argentino, también Entre Ríos. Este año hicimos Rosario y Córdoba. Siempre el viaje te llena de experiencias. La ruta enseña como nadie, sobre todo por la gente que te cruzas en ese camino. Además la gira te invita a conectarte como grupo. Son días de convivencia con la banda, donde siempre tenés algo nuevo para conocer. Eso sí, implica mucho trabajo y pocas horas de sueño.

¿Van a realizar algo parecido el año próximo con el nuevo disco?

Por supuesto, cuando uno trabaja tanto en un material nuevo quiere llevarlo a pasear por todos lados. Un Poco Más Humano nos regaló un montón de lugares y esperamos cosas mejores de lo que se viene.

Para una banda argentina del under, ¿cómo se sustenta económica y espiritualmente tanto tiempo en la ruta?

Económicamente hoy por hoy tenemos que sostenernos con los aportes individuales de cada uno de los integrantes. Cada uno tiene su laburo y con eso vamos financiando todas las locuras que se nos ocurren. Si bien siempre vienen bien la venta de entradas o el merchandising de la banda, no suele alcanzar para cubrir todos los costos que implica salir a hacer música por tantos lugares distintos. Pero esto que hacemos es lo que nos alimenta espiritualmente a nosotros. Las canciones son nuestro modo de estar en el mundo, por eso no tenemos problema en dejar todo por ellas.

Ojalá vayamos aprendiendo a valorar todo el trabajo que implica para los artistas llevar adelante su obra y que hacer música en nuestro país sea una actividad autosustentable.

Si me permiten, son una banda con una locura hermosa, ya que organizaron dos festivales al lado de otros grandes festivales: en las calles aledañas al Cosquín Rock y pegaditos al Mastai. ¿Cómo surgió la idea y qué respuesta tuvieron de parte de la gente?

Gracias por lo de la locura hermosa, nos hacemos cargo orgullosamente. La idea del Casquín Rock la aprendimos de Brancaleone que son otros piantados divinos. Ellos venían yendo a tocar seguido. Y se nos dio por mandarnos nosotros. Allá en la calle de Casquín nos cruzamos con dos bandas que estaban en la misma, Perro Suizo de Rosario y La Paloma en la Pared de Mendoza, y acordamos rotar entre las 3 bandas los horarios en que tocábamos y organizar el Casquín Under y Federal en la calle.

Como nos gustó la experiencia, nos mandamos al Mastai a hacer lo mismo. Tocamos temprano antes de que la gente se vaya para el predio, y siempre la respuesta fue muy interesante, la gente se acerca y te escucha, después te quedas charlando con el público que se arrimó.

Estamos pensando mandarnos al Baradero Rock en Febrero.

En los tiempos de que del otro lado del mundo pueden escuchar su disco con tan sólo un click, y teniendo en cuanta que tienen una ritmo muy latino que suele pegar también fuera de nuestro territorio, ¿tuvieron algún contacto de fuera de nuestras fronteras que los sorprendiera?

Con mi hermano Mateo que es el baterista estuvimos viajando por Asia y tocando las canciones de No Somos Nada por las calles de Vietnam. Fue una experiencia increíble, la gente no entendía una palabra de lo que estábamos diciendo, pero se conectaba con nuestra música que además les resultaba muy exótica. Hemos compartido instrumentos con el público, y un día se juntó tanta gente que no podían pasar los autos por la calle.

Por otro lado al subir nuestras canciones a las redes te escuchan personas de todo el mundo. Estos últimos meses nos enteramos que teníamos muchos oyentes por Estados Unidos y algunos países de Europa como ¡Finlandia!

Van a estar cerrando el año con un gran show el próximo sábado 25 de noviembre en el The Roxy de Palermo. ¿Qué nos pueden adelantar del show?

Queremos que ese show sea un momento inolvidable. La lista de canciones es muy intensa y variada, va a haber diferentes momentos y estéticas a lo largo del espectáculo. Escenografía, audiovisuales, invitados… Va a ser muy completa la cosa, además vamos a filmar todo el show en vivo.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus noticias?

¡Sobran las opciones! Desde nuestro Facebook No Somos Nada, o en el Instagram o Twitter @NSNoficial. Además nuestros discos están disponibles en Spotify y Youtube.