Nahuel Griego nos presenta su banda, Volumen 4

"Nos gustaría que empezáramos todos a tomar una bandera más revolucionaria dentro de la música. No me gusta la idea de pensar que todo está hecho..."

Volumen 4

¿Cómo forma actualmente Volumen 4?

Nahuel Griego en voz y guitarra, Matías Verón Peralta en guitarra, Nicolás Amodeo en bajo y Tobías Griego en batería.

¿Cómo fue el comienzo de la banda?

Nico y yo somos amigos desde los 3 o 4 años. Nos conocimos en jardín de infantes. Ambos tenemos 24 años hoy y empezamos a meternos en el mundo de la música, más o menos, a los 15 años. En la escuela a la que íbamos había un coro, donde conocimos a Mati, 3 años menor a nosotros, quien en ese entonces, apareció con ganas de aprender a tocar la guitarra. Nosotros, los grandes, que algo ya sabíamos de eso, le enseñamos los primeros acordes. Él, muy rápido, se puso a la par y enseguida nos superó (risas).

Sabiendo de nosotros, en la escuela nos propusieron tocar para un evento anual. Nosotros sabíamos que podíamos hacerlo por lo que aceptamos. Pero necesitábamos algo importantísimo: la batería. Ahí es donde entra Tobi, mi hermano, a quien le enseñé las técnicas más básicas y que luego desarrolló exponencialmente por su cuenta.

Al final, el evento se suspendió, pero sirvió para definir la formación de lo que es Volumen4.

Empezamos como una típica banda de covers, haciendo canciones de rock nacional, bastante setentosas, en general. Otras ochentosas. Por nombrar algunas bandas: Pescado Rabioso, Pappo’s Blues, Polifemo, Serú Girán, Divididos. También del palo alternativo, como Peligrosos Gorriones, y del rock and roll barrial, como Viejas Locas.

Como pueden ver, estilos muy variados estaban presentes en nuestros shows, ya que en ese entonces tocábamos temas por diversión, fuera cual fuere. Creo que la única condición que siempre nos impusimos fue que se tratara de rock en castellano.

¿Cómo surge su nombre?

Necesitábamos un nombre para nuestra primera fecha, un show la noche de año nuevo de 2012 luego de los festejos. Sí, nos íbamos a presentar y no teníamos nombre. Se propusieron un par de nombres y al momento de subir al escenario nos preguntaron “¿Cómo se llaman?”. Nos miramos entre todos y yo le dije “nos llamamos Volumen4...”. No había tiempo para discutir. Teníamos que subir y tocar (risas).

Cuéntennos con que se van a encontrar quienes los escuchen. ¿Cuáles son sus raíces?

Tenemos varias influencias de los años ‘70 y ‘80 como Led Zepellin, Queen, Deep Purple, Black Sabbath, Pink Floyd. También el power de los ’90, como Soundgarden, Audioslave, Pearl Jam. En lo nacional, referentes como Gustavo Cerati, el flaco Spinetta, Divididos, Charly, León…

Todos próceres, y algunas bandas más alternativas como Massacre, Peligrosos Gorriones, Crucis.A la hora de componer, la diversidad en los gustos musicales se nota y hace más rico el proceso creativo. Quien nos escuche va a poder notar una amplia versatilidad en nuestro repertorio.

¿Cómo ven hoy la escena Under? ¿Y cómo se ven ustedes dentro de la misma?

Yo, personalmente, la veo un poco pobre… Por lo menos en comparación de lo que yo creo que se podría lograr. Hay bandas como Huevo, Todo Aparenta Normal, Bigger, Blazer, Indios… que están haciendo muy buena música y que están dando pasos gigantes en su carrera, así como marcando el rumbo a las demás. Pero fuera de ellos y algunas otras bandas más, se me hace complicado destacar el movimiento under. Está instalada esa idea de que en la música está todo inventado y se nota la comodidad, los espacios comunes… Nos gustaría que empezáramos todos a tomar una bandera más revolucionaria dentro de la música. No me gusta la idea de pensar que todo está hecho, que no hay nada nuevo por hacer. Y un poco a eso apuntamos… Ojalá estemos contribuyendo a generar algo distinto, algo nuevo, algo con mayor identidad… ¿Fácil? Para nada… ¡Pero hay mucha energía para intentarlo!

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Hacemos lo posible para hacernos de la mayor cantidad de herramientas a la hora de la producción de contenidos, de la difusión… Tenemos presencia en las redes sociales, en la web, en radios y medios gráficos y buscamos llegarle a la mayor cantidad de gente posible.

El boom de internet, ya hace bastantes años, nos da la posibilidad a todos de mostrar lo que tenemos para dar. Eso con sus pros y sus contras, por supuesto. Muchísima mayor accesibilidad a la difusión de contenidos autogenerados, algo que probablemente era complicado hace algunas décadas. A su vez, una mayor competencia de contenidos, lo cual hace más difícil que la gente te preste atención o te de mayor importancia, por la masividad, por lo efímero.

¿Qué nos pueden contar sobre Cisma, su nuevo disco?

Cisma es nuestro primer disco de estudio. Cuenta con 10 canciones, de las cuales adelantamos 2 como cortes de difusión, “El Insoportable” y “Quejas de Marmotas” (canción que pronto mostrará un videoclip). Lo grabamos a lo largo de este año en Estudios El Portal, a cargo de Héctor García y con la producción musical de Luis Simoni.

Es probablemente un resumen de estos años juntos y nuestra primera carta formal de presentación.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales. Más allá de la parte legal, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Es la forma más tangible de ver plasmada tu obra, tu laburo… Nosotros tenemos un cariño muy especial con el CD físico. Somos bastante vintage en ese sentido. Por supuesto que sin desmerecer los formatos de streaming que imperan hoy como forma de escucha para todos. Pero el hecho de ponerse a escuchar un disco, y sobre todo nuestro disco, sigue teniendo un valor increíble para nosotros. No queríamos privarnos de esa sensación.

Van a presentar el disco en el CC No Me Olvides de Temperley, ¿qué nos pueden adelantar de la fecha?

Sí, el 17 de noviembre en el Centro Cultural No Me Olvides (Av. Meeks 490, Lomas de Zamora).

Va a ser una noche especial. Una noche muy esperada por nosotros, con una puesta en escena distinta a todas las anteriores, con invitados, con la participación de La Buenos Ayres como banda telonera, y particularmente, esperamos marque un antes y un después de la vida de Volumen4 y una noche recordada por nosotros y los presentes como tal.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus noticias?

Nuestra página, Youtube, Facebook e Instagram.