Agustín Donati sobre el premio en La Bienal de Arte Joven 2017 y su nuevo disco Lo Irreversible

"Por un lado, lo tomo como una especie de validación a la decisión que tomé hace algunos años de ponerle energías a esto, y darle para adelante a pesar de todas las trabas que existen para hacer música y arte hoy en día."

Agustin DonatiAgustin Donati

¿Cómo forma actualmente tu banda Agustín?

Mi banda está compuesta por Alejandro Moffardin en bajo y contrabajo, Matías Macri en piano, Nacho Díaz en batería, Carolina Donati en coros, Anahí Parrilla Belfer en cello y yo en voz, armónica, guitarra eléctrica y acústica. De vez en cuando se suman algunos invitados como Titi Stier en coros, Brian Zditowski en guitarra eléctrica y Fede Petro en banjo y mandolina.

Contanos con que se van a encontrar quienes te escuchen. ¿Cuáles son tus raíces?

De chico empecé, como muchos, escuchando punk y hardocore. Era muy fanático de los Ramones y de Fun People, por ejemplo. Ya de más grande me empezó a atraer más y más el sonido de la guitarra acústica y criolla y ahí fue que empecé a escuchar más folk, como Ryan Adams, Bob Dylan, Tom Petty, Father John Misty y también algunas referentes latinoamericanos como Silvio Rodriguez, Jorge Drexler y Fernando Cabrera. Cuando me escuchen van a encontrar una fusión entre la canción rioplatense y el folk, pero me gusta pensar que hay algo del espíritu del adolescente punk que se mantiene en mi música.

Acabás de ganar La Bienal de Arte Joven 2017, ¿cómo fue la experiencia de participar ahí y cuáles fueron las sensaciones de ser premiado de esta forma?

La experiencia fue increíble. La Bienal constó de varias etapas: primero tuvimos un Campus en el cual tuvimos talleres y cursos super intensivos con Andrés Mayo, Rafael Arcaute, Gabo Ferro, Lucas Martí y Darío Jalfin, en los cuales pudimos hacer clínicas de producción y composición. El campus fue grupal y en ese sentido fue muy rico, ya que entre todos ibamos dandonos recomendaciones. Después estuvo el programa de tutorías, que constó de ensayos junto a un tutor, que en mi caso fue Mariano Esaín (Manza). La idea de este programa era trabajar el show que ibamos a dar en el festival de la Bienal, y la verdad es que sirvió mucho contar con la visión de alguien que no está en lo cotidiano de la banda y que puede traer una mirada nueva, fresca. Por eso me parece que lo más importante que me llevo de esta experiencia son las conexiones que hice y las nuevas formas de pensar la música que me dejaron todas las personas que me crucé a lo largo de la Bienal.

Ser premiado de esta forma, es bastante movilizante. Por un lado, lo tomo como una especie de validación a la decisión que tomé hace algunos años de ponerle energías a esto, y darle para adelante a pesar de todas las trabas que existen para hacer música y arte hoy en día: desde los lugares para tocar, la falta de apertura que existe con respecto a grillas de festivales y espacios radiales por ejemplo. Son todas cosas con las cuales uno lucha constantemente y a veces es difícil hacer pie, y es muy fácil perderse. Asi que, más allá de que esta premiación como cualquier otra es una cuestión super subjetiva, lo tomo como algo que me da más fuerzas y ganas de seguir haciendo esto, que en definitiva es lo que más me gusta hacer.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Estamos en un momento de transición: el formato físico se está extinguiendo y el artista a su vez es manager, community manager, bookea sus fechas, maneja las plataformas de distribución de su música. Y el desafío es como asomar la cabeza en esta superpoblación de música y ruido. Las herramientas de generación y distribución de contenido están más disponibles que nunca, pero el tema pasa por saber usarlas me parece y es lo que se va a aprendiendo sobre la marcha: si sacar un EP de 2 temas o sacar todos los temas juntos, cómo armar una estrategia de posteos en redes sociales, armar audiencias y como hablarle a cada audiencia, sentarse a ver qué funciona y que no. Es un trabajo en sí mismo, y hoy en día parecería que es casi tan importante como la letra o la melodía, lo cual da miedo porque parecería que el foco cada vez está más en la forma y menos en el contenido.

¿Qué nos pueden contar sobre Lo Irreversible?

Lo Irreversible es mi primer disco solista y junta canciones escritas a lo largo de 5 años. Por eso es una especie de collage de distintas temáticas y estilo: hay folk, hay country, hay un poco de candombe, hay un poco de rock y también de pop. Gracias a la producción de Fede Petro, logramos desde el audio y los arreglos generar una fusión entre todos los temas. Lo grabamos en el Estudio Bulo junto a Nacho de la Riega en Febrero de este año.

La idea del collage la llevamos también al arte del disco, que hizo Ignacio Marmarides: buscar distintas texturas, colores e imágenes que se fusionen en un todo. Con respecto a mi idea de música, es simplemente poder decir lo que pienso, tratando de evitar la redundancia, o sea, pensar qué es lo que yo puedo aportar desde mi lugar, que perspectivas traigo a tal o cual tema. Me parece que hay mucho "homenaje a" dando vueltas y justamente para mí el desafío más grande y difícil de lograr es ese: cómo tener un mensaje original, que al mismo tiempo, sea lindo de escuchar y honesto.

El título del disco no parece azaroso, ¿por qué lo elegiste?

El título tiene un doble mensaje sobre el paso del tiempo. Por un lado por un lado que el tiempo pasa, que todo es efímero y no podemos hacer nada para cambiarlo, y por otro que lo que hacemos con ese tiempo que tenemos también es irreversible asi que mejor enfocarse en hacer algo bueno mientras estamos acá.

El tiempo es una temática recurrente en mis canciones, una gran obsesión. Hubo un momento, hace unos años en el que me sentía inmovilizado ante las grandes preguntas de la vida, cómo para qué estamos acá, y sentir que todo se acaba, a tal punto de que era lo único en lo que pensaba. Un día, mirando el cielo de noche, me di cuenta que mientras me estaba lamentando por algo que claramente no podía cambiar, me estaba perdiendo de disfrutar las cosas que el mundo tenía para darme. Fue una especie de momento de epifanía para mi, y por eso el nombre del disco hace referencia a eso.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales. Más allá de la parte legal, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Como dije antes, es un momento de transición en el cual la gente y también los medios siguen esperando el formato físico, por más de que no se escuche nunca. Hay un deseo que todavía queda de “tenerlo” y guardarlo en una repisa. Me parece que ese deseo va a quedar sólo para los coleccionistas y va a desaparecer en el común de la gente en muy poco tiempo.

Igualmente, me gusta pensar el formato físico como una oportunidad para darle materialización a algo intangible. Por eso, para este disco estoy armando una edición limitada que lo vamos a estar presentando en el Matienzo el 16 de Noviembre. Eso es algo positivo sobre este momento de transición: está generando una cierta necesidad de innovación en los músicos a la hora de pensar como se presenta el contenido y eso genera que surgan cosas muy variadas: libros, fanzines, box sets, pen drives, rompecabezas.

¿Dónde y cuándo vas a estar presentando Lo Irreversible?

Vamos a estar presentando Lo Irreversible el 16 de Noviembre en el Club Cultural Matienzo, a las 22hr. Es una fecha muy especial porque también es el cierre de este año increíble y vamos a aprovechar para festejar la premiación de la Bienal con unos invitados de lujo que no quiero spoilear pero que tienen que ver mucho con la Bienal.

En este mundo hiperconectado, ¿cómo y dónde podemos escucharlos y seguir sus noticias?

Nos pueden seguir en Instagram (agustin.donati) y Facebook (/agustindonati), y escucharnos en Spotify y iTunes buscando Agustín Donati o en Bandcamp. También pueden seguir el canal de YouTube.