Beto de Los Tabaleros nos presenta a su banda.

"Creo que la escena under en un punto ya fue alcanzada por la moda, es un grano de arena económico y barato para publicitar marcas de todo tipo y esto tiene que ver con el crecimiento del folk a nivel mundial."

Los Tabaleros

¿Cómo forma actualmente la banda?

La banda forma con José Martínez en voz y guitarra, Beto Martínez en guitarra y voz, Félix Mateos en bombo legüero y voz, Pablo Berreta en bandoneón y magia, Daniel Gianicco en guitarra y voz, Joaquín Lagos Aguirre en bajo y voz y Nacho Díaz en amor y percusión.

¿Cómo fue el comienzo de la banda?

A fines de los noventa, alguno ya habíamos terminado la secundaria y nos juntábamos en la casa de un amigo a escuchar folckore, tomar wisky y jugar a la música antes de callejia.

¿Cómo surge su nombre?

El nombre surge por la admiración por Los Chalchaleros, los Ramones, los Beatles; queríamos ser "Los …" y algo. Es así donde apareció La Taba, siendo un juego ilícito que hablaba de la parte oscura de nuestra cultura agreste. Fue solamente mezclarlos y regarlos con vino a tal punto que nadie sabe bien quien fue que invento el nombre en sí. Es un nombre imaginario, no significa nada. Y defender nuestra ficción nos costó una acalorada discusión con Landriscina en un recital para la provincia de Chaco. El sostenía que teníamos que ser Los Tabiadores, porque el que juega a la TABA es un TABIADOR y no un TABALARO. Sentí en ese momento mucha incomprensión y odio febril, porque éramos chicos; pero al día de hoy me siento muy orgulloso de ese momento. Porque a pasar de ser un ídolo para nosotros y para la gente, lo mandamos a freír churros.

Cuéntennos con que se van a encontrar quienes los escuchen. ¿Cuáles son sus raíces?

Nuestra raíz está trazada por la provinciana de nuestras casas y nuestra vida en Buenos Aires. Es un bostezo y al mismo tiempo un aliento vertiginoso que no tiene mayor virtud que ser particular. No puedo pretender que a todos les guste, pero si que van a escuchar algo que nunca escucharon, pero que al mismo tiempo les va a parecer familiar.

¿Cómo ven hoy la escena Under? ¿Y cómo se ven ustedes dentro de la misma?

Siento que hay un resurgimiento. Creo que la escena under en un punto ya fue alcanzada por la moda, es un grano de arena económico y barato para publicitar marcas de todo tipo y esto tiene que ver con el crecimiento del folk a nivel mundial. Pienso que por un lado está bueno porque hay más lugares para tocar, pero siento un vacío muy grande en la ambición de querer general algo distinto en producir un evento y no ampararse en la austeridad de forma dramática. Creo que nosotros nos preocupamos en no hace mucho tiempo en participar en las arenas más conocidas del under visible y que venimos haciendo un trabajo evolutivo que siempre fue hacia adelante pero lento como una babosa. Hace muchos años estamos en el under y mucho tiene que ver, porque nuestra única ambición estaba en la obra y no en mostrarla. Por suerte ahora aprendimos.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Pienso que la democratización del contenido y como avanza el hecho de tener un audio de calidad es un daga de doble filo. Estamos muy atentos a los cambios tecnológicos que se están dando, pero también buscamos un crecimiento orgánico de nuestra obra y nuestro público. Eso si nos pueden encontrar en todas las redes sociales… (risas).

Están armando un nuevo disco, ¿en qué etapa están y para cuándo piensan tenerlo en la calle?

Nuestro nuevo disco se llamara Chuy (que en quichua significa Frío) y es la continuación y cierre de un concepto que arranco con Tuy (que en quichua significa Caliente) nuestro actual disco. Nos encontramos componiendo canciones y empezando a desmenuzar el concepto para entender que decir. Calculamos que para Mayo de 2018 estará en la calle.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales. Más allá de la parte legal, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Somos nostálgicos y creemos que el físico sigue siendo una herramienta de acercamiento al público. Estamos en todos los formatos digitales, pero a la hora de hacer un disco físico nos preocupamos mucho por el diseño y los detalles para que el que tenga la necesidad de tener un disco nuestro se lleve un objeto que no solo contenga nuestra música sino un poco más de nuestro arte.

¿De qué trata su nuevo espectáculo Nebulosa, fantasía folclórica?

Es una obra interdisciplinaria donde en nuestro repertorio se agrupa en capítulos mostrando conceptos, paisajes, emociones, un fin. Es una retrospectiva de muchos años de hacer más grande incursiones e nuestro espectro de fantasía apoyándonos en artistas como cineastas, actores, y hasta gente del Teatro Ciego. Serán cinco capítulos, cinco lados de una misma cara que nos motiva todo el tiempo a buscar mas.

Se van a estar presentando el 19 de agosto en Caras y Caretas, ¿tienen pensada una gira por otras ciudades del país?

En noviembre nos vamos a Bolivia y desde ahí descenderemos por todo el norte argentino. La idea es volver a visitar las ciudades que conocimos en el 2014, una gira previa a Tuy esta será previa a Chuy.

Se siente una adrenalina especial sentirse parea de un género, entiéndase que vamos a venderle chacareras a los salteños y es como venderle rolitos a un esquimal, posible pero difícil y eso nos encanta.

¿Cómo y dónde podemos escucharlos?

Spotify, Youtube, Facebook, Instagram, Twitter, y nuestra página