Ryki Jaco, su banda, su proyecto y sus pensamientos.

"Hay que expresar un sentimiento, una política autoral. Y eso no se aprende en la academia."

Ryki Jaco

Ryki, ¿cómo forma actualmente tu banda?

Ignacia Etcheverry (voces); Fede Novak (guitarra y coros); Rafael Sucheras (synthes); Gastón Pesce (batería), Juan Huertas (guitarras acústicas y voces) y yo, en este caso, bajista y cantante.

¿Cómo fue el comienzo de tu carrera?

A los 9 años me regalaron una guitarra clásica. A los 12 años comencé a tocar el bajo (que ahora es mi principal herramienta para pensar el mundo). No tuve maestro en este instrumento. En 1990 compuse mi primera canción. Luego tuve algunas bandas durante la secundaria. En 1997 me compré una porta estudio de 8 canales. Desde el año 2000 comencé a componer mucho. Durante el 2002 ingresé al universo de la creación musical desde plataformas digitales. En 2004 conocí a una maestra, Susana Agrest. Cronológico.

El formato del solista tiene ciertas exigencias y responsabilidades extras, con sus cosas buenas y malas. ¿Por qué elegiste este formato?

No fue una elección. Es muy divertido y lúdico comenzar a armar una armonía o una base. Luego hacer melodías. Y así paso a paso. La composición es un trabajo preliminar. Es un acto de soledad. La presentación, la muestra, es el sentido. Y bueno, el último filtro soy yo.

¿Contanos con qué se van a encontrar quienes te escuchen?

Auto retrato para contar mi pasión por la música.

Es una obra recargada de recursos. Que propone una evolución en su desarrollo. Que intenta de alguna forma generar sentido, sensaciones digo. Creo que hay una mirada del mundo, que no es cosmogónica, pero que propone fisuras y dislocaciones, intersticios. Y tiene semillas. Quiero que el oyente experimente una sensación de desalienización, es decir, que pueda sentir.

¿Cómo ves hoy la escena Under? ¿Y cómo te ves dentro de la misma?

El under es necesario. Es para de la estratosfera cultural. Debería estar un poco más arriba. De acuerdo a la época, puede tener diferentes nombres o formas… El arte que produce intersticios y que resiste el paso del tiempo, siempre viene desde los suburbios, y viene a quebrar el hábito burgués (de escuchar). El under anticipa los grandes cambios de paradigma. Desde ahí ya podemos empezar a ver un poco la diferencia entre arte e información. Y dicho sea de paso, la información ya no sirve, se ahoga en sus propios límites.

Siempre trato de salir, de alejarme del sistema un poco más. Estoy pensando desde un punto de vista simbólico, ¿no? Yo me despierto de domingo a lunes a las 5 y 30 para ir a trabajar.

Por otro lado, cambiando de tema, creo que hay que dejar de lado las posturas y teorías postmodernas. Nostalgia del pasado, citas. Eso ya pasó y me parece muy poco interesante, pasivo… Habla solo de la esterilidad de ésta época y no conduce a ningún lado. Vamos a tener que dar vuelta la página del post, del gesto, diferencias, etc. Hay que expresar un sentimiento, una política autoral. Y eso no se aprende en la academia. Hay que filtrar.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿crees que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

El asunto de las herramientas es el mismo que en el siglo XIX. El problema es estético. Escucho muchas bandas nuevas, entre comillas, por semana. De vez en cuando, acudo a los clásicos. Pero los discos nuevos no traen muchas novedades musicales (al menos en este país). Pero bueno, el tema de la distribución se reduce a un asunto económico.

¿Qué nos podés contar sobre Retrato Para Encontrar Tu Forma?

Compongo a través de imágenes que se reflejan entre ellas y que proponen una cartografía en donde las obras dialogan. Decidí crear estructuras arbitrariamente extensas y bien diferenciadas. Azar. Luego generar intensidades por contrastes y densidades desde la instrumentación.

También traté de usar instrumentos que no siempre funcionan en el rock o, mejor dicho, en el dream pop: violines, órganos. En cuanto a las letras, me interesa mucho el uso de las metáforas y del simbolismo. Y también, Fico Piskorz, me ayudó mucho en la búsqueda de un sonido propio. Sobretodo en las cuerdas. Por otro lado, también decidí crear un disco que de alguna manera, reflexione sobre los medios de grabación para generar composición y dialógo.

¿Cómo y por qué elegiste que tu material sea masterizado por Dave Collins?

Dave Collins es una persona que tiene un estudio customizado. Trabaja con las manos y con los oídos. Los fabricantes de equalizadores y compresores, lo llaman para consultarle como le funcionan las máquinas para hacer modificaciones y subirlas al mercado. Un tipo muy amable. Nos devolvió la dinámica buscada. En cuanto a la parte económica, los valores son casi los mismos que el de los grandes estudios del país.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales. Más allá de la parte legal, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Bien. Lo que pienso al respecto es que el físico es buscado por la generación que ahora tiene 40 años. 36, 43 años. Eso no es casual. Por otro lado, en mi caso, pensé un arte de tapa que responda a una determinada lectura cartográfica de mi obra en general. Es muy táctil. Aparte fue un regalo de mi amigo Ferrante. Hice solo 1000 unidades.

¿Dónde y cuándo son tus próximos conciertos?

11 de agosto en Ladran Sancho. 15 de diciembre Teatro Sony. Y tengo que elegir lugar para fecha de primavera.

Además de en vivo, ¿cómo y dónde podemos escucharte?

Retrato Para Encontrar Tu Forma se encuentra en iTunes y Spotify , entre otras. En breve estoy colgando el CD en tres disquerías. Y el 11 de agosto en Ladran Sancho vamos a ofrecer algunas unidades.