Facundo Jara, guitarrista de Menta, nos cuenta la actualidad de la banda y su postura ante las nuevas herramientas y el ambiente del rock.

"La gente no está tratando de escuchar lo que les llega para ver cómo puede moldearse uno mismo para comprender esa nueva música..."

Menta

¿Cómo forma actualmente Menta?

Menta es un quinteto formado por Germán Gillig (batería), Esteban González (bajo/teclas), Ova González (teclas/synth), Martín Barragán (voz/guitarra) y quien escribe, Facundo Jara (guitarra).

¿Cómo fue el comienzo de la banda?

La banda arrancó por 2010 a juntarse a armar cosas. Nos conocimos de amigos de amigos y ensayamos un par de meses en cada casa. Después de mucho ensayo y tocar se fueron afianzando los temas propios. Creo que en 2013, cuando grabamos el primer EP, se consolidó la banda como Menta, logrando una idea en común y un sonido o la búsqueda de uno. De ahí, no paramos de tocar hasta 2016 que se arrancó a hacer “Bardo”.

¿Cómo surge su nombre?

Menta, una linda palabra que nos gustó a todos, no hay mucho más significado que ese.

Cuéntenos con que se van a encontrar quienes los escuchen. ¿Cuáles son sus raíces?

Menta es una banda que trata de buscar constantemente algo. Tratamos de reinventarnos en cada disco y cada tema. ¡Las raíces son varias! Todas las músicas que nos conmueven e inspiran; realmente son muchas, pero para nombrar a alguna banda en la que todos los integrantes estemos de acuerdo en que es gran influencia podría mencionar a Radiohead en la actualidad y The Beatles en la eternidad.

¿Cómo ven hoy la escena Under? ¿Y cómo se ven ustedes dentro de la misma?

Está muy bueno el ambiente, muchas bandas muy buenas. A veces demasiadas y quedan sin ser escuchadas por la sobre oferta de bandas. ¡No hay gente para escuchar tantas bandas! Donde todos los días tocan varias bandas buenas y hay que decidir; me gusta esa idea, pero también me gustaría que se hagan menos fechas y mejores, para respetar un poco más al publico, que las bandas se preocupen por el sistema de sonido del lugar, por si el arreglo está bien planteado, etc. Al ser tantas bandas las interesadas en tocar siempre alguna agarra el trato, sea cual sea, y eso no le hace bien ni a la banda, ni al público, ni a la música. Nosotros no sé bien en dónde estamos, quizá es por estar tratando de ver más para adentro que para afuera. No sé muy bien cómo se nos ve en la escena under. Nos interesa más cómo nos sentimos nosotros con nuestras canciones, cómo nos ayudan a nosotros a ser mejores músicos y mejores personas en general, pero creo que la música se va poniendo cada vez más buena sea como sea.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Es un arma de doble filo Internet. Como te decía, hay más bandas que gente para escucharlas. Las bandas salen a mostrar su música y la gente ya está acostumbrada a que las músicas se le acerquen y se le regalen, que pierden su valor; no llega el mensaje. Se acostumbra a la gente a pasar de tema a los 10 segundos, total en un rato me llega otra muestra gratis a ver si esa me gusta más. La gente no está tratando de escuchar lo que les llega para ver cómo puede moldearse uno mismo para comprender esa nueva música, prefiere que la música le llegue ya moldeada a cómo es él o ella y así seguir más fácil, sin tener que modificar nada. Es esta la música hoy para mi, con la gente esperando algo que se acomode a ellos y no intentando ir más allá de lo que ya se tiene. Los mejores discos que escuché nunca me gustaron de entrada, mi cabeza necesitó acomodarse a eso justamente porque era realmente nuevo y hoy no se le da el tiempo de amoldamiento al oído a nuevas músicas. Pero, a la vez, amo Internet. Es lo que la gente hace con la herramienta el problema.

¿Qué nos pueden contar sobre su más reciente disco Bardo?

Bardo es un disco experimental, un collage sonoro que trata de vestir a siete canciones con bastantes colores, pero manteniendo a Menta como concepto. Se grabó en muchos lugares diferentes, desde una parte más técnica en estudios de grabación con su acústica tratada para grabar, hasta en sótanos de nuestras casas; en Luci, nuestra sala de ensayo, halls de edificios, garage de autos, etc. Se buscó algo diferente al EP anterior, donde las capas de sonidos se superponen mucho más. Bardo es más en vivo en ese sentido, casi no se superponen los mismos instrumentos y se trabajó la textura de cada instrumento más en detalle. Las letras hablan de un concepto bastante introspectivo, pero siempre hay lugar para la doble interpretación.

Eligieron editar sólo 7 temas, como los viejos discos. ¿Por qué?

No queríamos estar mucho tiempo haciendo el disco ya que siempre se estira más de la cuenta. Eran diez temas los demos y ya sabemos que cada tema que sumes es uno o dos meses de laburo entre preproducirlo, grabarlo y mezclarlo. Casi hacemos un EP de cuatro o cinco temas y terminó siendo un disco porque pasó los 30 minutos y fueron siete temas; pero creo que no fueron más para que no se extienda mucho todo el proceso.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Romanticismo puro. Es diferente tener el disco, te conectás más con un concepto, un arte de tapa, una escucha del disco de corrido, en tu lugar preferido y en tus equipos de música que ya conoces. Claramente se puede escuchar un disco entero en Spotify, pero el promedio de reproducción es de segundos, literal. La gente deja segundos las canciones o sino se pone la lista de reproducción, que claramente alguien te arma para que la música se amolde a tu oído. El disco tiene eso que te llega y te obliga a tratar de adaptarte un poco vos a la música; no lo sacás tan fácil como un click. Hoy es la era del ¡Next!

¿Cómo, dónde y cuándo sigue la presentación de Bardo?

Bardo se presentó el pasado 3 de diciembre en El Padilla de Temperley y ese show se filmó para sacarlo completo en unos días. Un poco más de una hora de show en vivo. En paralelo a eso se está editando una sesión de Bardo tocado dentro de un estudio, Mawi Road, que grabó Mariano Bilinkis y va a mezclar Hernán Calvo. Esto es más de estudio sin gente, ¡pero tocado todo live! Aparte de eso, haciendo fechas hasta fin de año antes de arrancar a ensayar los demos de nuevos temas para el próximo disco y ¡la rueda vuelve a girar otra vez!

¿Cómo y dónde podemos escucharlos?

Página oficial, Spotify, Bandcamp y YouTube.