Max Etchebest nos cuenta todo de su banda Ey Roble.

"(Somos) una banda que se despoja de los estilos, de los preconceptos musicales y que sólo ve a la canción como única musa inspiradora."

Ey Roble

¿Cómo forma actualmente Ey Roble?

Somos 7 integrantes: Germán D’Antonio y Martín Pomares a cargo de las guitarras, Nacho Pilnik en batería y percusión, Pablo Ielasi en el bajo y coros, Rafa Ferrero en saxo y coros, Claudio Toscanini en violín, acordeón, guitarra acústica y coros y yo: Max Etchebest cantante y compositor.

¿Cómo fue el comienzo de la banda?

Mucho tiempo atrás, en años de adolescencia con Nacho y Germán habíamos tenido nuestro momento de banda garaje junto a Juanito el cantor en un proyecto que se llamaba Barjama. Por otro lado Martín venía de una larga trayectoria junto a Bersuit Bergarabat, Andrés Calamaro, De Bueyes y un proyecto de música étnica junto a Claudio. Rafa y Pablo, ambos profesores de sus instrumentos, también venían haciendo su recorrido en la música. De alguna manera todos nos fuimos encontrando en este camino y hace tres años aproximadamente empezamos a transitarlo todos juntos.

¿Cómo surge su nombre?

Roble no solo es una palabra muy fuerte y un símbolo de perseverancia, constancia y nobleza. También es para nosotros un concepto que contiene todo lo anterior y lo amplía con el paso del tiempo. Todos hemos pasado por distintos momentos en nuestras vidas, desde grandes alegrías hasta épocas muy tormentosas. Nos permitimos poner en duda absolutamente todo, menos la nobleza de ser músicos y querer compartir este camino... de robles.

Cuéntennos con qué se van a encontrar quienes los escuchen. ¿Cuáles son sus raíces?

Bueno algo de lo que hablamos entre nosotros, mucho, es la gran variedad de influencias distintas que conviven dentro de Ey Roble. Incluso alguna vez jugamos a imaginar si tuviésemos que nombrar 5 influencias personales, existirían pocas coincidencias y eso creo que es muy enriquecedor tanto para los demás como para el proyecto. Y quienes nos escuchen van a poder encontrar en nuestro disco justamente eso... una banda que se despoja de los estilos, de los preconceptos musicales y que sólo ve a la canción como única musa inspiradora.

¿Cómo ven hoy la escena Under? ¿Y cómo se ven ustedes dentro de la misma?

A mí me parece interesante lo que sucede en el under. Quizás como somos parte de esa movida podemos ser conscientes de todo lo que se produce y se crea en lugares tan inspiradores como una habitación, y que luego se saca a la luz a través de redes sociales, medios digitales, shows y movimientos artísticos. En medio de eso hay miles de artistas emergiendo. Por cada artista hay maneras distintas de hacer caminos y nosotros, los Ey Roble, tenemos la nuestra... ni mejor, ni peor que otras, pero sí una manera distinta de manejarnos desde la autogestión y propia producción.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Sí, tenemos herramientas con las cuales podemos difundir nuestro material y hacer un disco de gran calidad, como creo que lo logramos en Un Camino de Robles. Por supuesto que esto nos lleva a profesionalizar y jerarquizar todo lo que hacemos: somos nuestra propia productora, somos managers de nuestro arte y aprendimos a dejar que quien se sume al proyecto pueda crecer y hacernos crecer. Todo esto es imposible sin el laburo día a día de todos y así lo entendemos en Ey Roble.

¿Qué nos pueden contar sobre Un Camino de Robles?

Que creemos mucho en nuestro primer disco... un trabajo de mucha gente que logramos sumar, que contiene canciones hermosas, llenas de matices, de manejos de intensidades, de una variedad de elementos que quedan plasmados en su sonido, una mezcla impecable de Martín Pomares, cada letra de cada canción dice mucho más de lo que se lee, hay conceptos muy fuertes detrás de Un Camino de Robles. Yo los invito a escucharlo todo y ver si en algún momento del disco se sienten identificados con algo de lo que sucede en él.

Contaron con Germán Wiedemer cómo productor, ¿cómo aparece él en su camino y cómo fue la experiencia de tenerlo laburando a la par?

Germán es un crack de esos que elevan lo que toca, de esos jugadores que leen el partido una jugada antes. Es de nuestros pagos, entonces ya nos veníamos cruzando. Fue sugerido por Martín Pomares porque juntos habían producido el último disco de Ella es Tan Cargosa, y la verdad que resultó un gran acierto: desde el minuto cero fue uno más de nosotros y logró la admiración general de todos por su honestidad musical... sentimos que todas las canciones crecieron con sus aportes.

Probablemente la mayoría de nosotros ya escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Porque es un lujo que queremos darnos ciertos artistas... más cerca del coleccionismo y la vieja manera de recorrer un disco. Para los que todavía nos sentamos a escucharlos, leemos sus letras y apreciamos el laburo que hay detrás de una obra, sigue siendo una experiencia interesante. Creo que también puede que funcione como una carta de presentación, no a la masividad, pero sí a la idea de la seriedad que hay detrás de un proyecto.

El próximo 13 de mayo presentan el disco en el teatro Caras y Caretas, ¿qué nos pueden contar de la fecha?

Que es un show muy esperado por todos nosotros y por la gente que nos sigue, que queremos salir a defender este material... ya que algo mágico sucede en los shows con la energía que produce nuestra música, y que los esperamos a todos a ser parte de un bosque que se despierta.

¿Cómo y dónde podemos escucharlos?

El disco ya salió por Spotify y demás plataformas digitales. Redes sociales, pueden encontrarnos en Facebook, YouTube, Instagram y Twitter.