Camus vuelve al Roxy Live el próximo sábado 8 de abril, y nos cuenta las sensaciones de lo que se viene.

"Cada año desde que se formó la banda nos dimos cuenta que crecimos, individualmente y como grupo y que fuimos alcanzando muchas cosas que al principio jamás imaginábamos..."

CamusCamusCamus

Se acerca un nuevo Roxy Live para Camus, ¿cómo lo viven a medida que se van sumando presentaciones?

Vivimos todas las presentaciones de igual modo, con mucha pasión, las asumimos con mucho esfuerzo y esmero. Este show en particular nos trae mucho entusiasmo, ya que es el primero del año en Capital Federal. Comenzar el año allí y compartir escenario con los chicos de Neuroína, que son geniales y que ya nos habíamos conocido tocando en el teatro Vorterix Rosario, es una extensa alegría. Cada momento en el escenario es para nosotros algo nuevo, una oportunidad para probar cosas nuevas y renovarnos en cada lugar que pisamos y para seguir mostrando nuestro segundo disco, Volumen Dos que todavía está en pañales.

El show es en el "segundo" horario, pasada la medianoche, cuando sólo quedan los adultos, ¿es el público que más los representa hoy?

Tenemos todo tipo de público, desde menores de edad hasta mayores de 50. Hay shows en los que se puede contar con todos y hay otros en los que quizá por cuestiones ajenas se da de esa manera. Pero vemos por suerte que se puede contar con un público diverso y eso lo disfrutamos mucho. Igualmente siempre tratamos de hacer lo imposible por incluir a todos porque obviamente lo que más queremos es que disfruten de nuestro set y que también nos puedan elegir a la hora de escuchar música en vivo.

Están girando por todos lados, haciendo un laburito fino que se destaca. ¿Cómo es la recepción en los barrios para la banda?

La recepción es muy satisfactoria y estamos más que agradecidos por eso, si bien hoy las redes sociales ayudan muchísimo a la hora de comunicar lo que hacemos, el boca en boca sigue teniendo el mismo efecto que tenía hace muchísimos años atrás y con mucha alegría podemos decir que en este tiempo el boca en boca nos ha favorecido en grande, sacando de contexto lo que trabajamos para llevar a cabo cada objetivo que como grupo nos hemos propuesto y de los cuales tuvimos la suerte de cumplir.

¿Tienen algo especial preparado para este show en particular?

Preparamos el set de acuerdo a donde vamos a tocar, eso especial queda al descubierto ni bien estamos arriba de nuestra casa de juegos. Lo que tiene Camus de particular es que armamos algo, pero a veces nos manejamos de acuerdo al público y su respuesta, en eso improvisamos muchísimo y nos gusta sorprender a quienes nos están viendo/escuchando y sorprendernos a nosotros mismos con eso jugamos y nos divierte; porque pensamos que a veces las cosas muy armadas y planeadas se nos hacen monótonas y aburridas, por eso nos animamos a errar cuando improvisamos algún tema; no somos una banda perfecta, somos una banda que piensa que lo primordial es transmitir. Eso no significa que nos tomemos las cosas a la ligera, lo armamos metódicamente, ensayamos cada detalle, cada minuciosa cosa que nos proponemos, pero luego sale a flote lo que sentimos en el momento.

¿Cómo es el día a día de Camus antes de una fecha como esta?

La realidad es que en el transcurso del año pasado en si llegamos a tocar hasta cuatro veces por semana y en ese momento ganamos mucho alivio en cuanto a pisar un escenario. Somos una banda con mucho vivo y somos una banda casi se diría "de vivo" en sí. Lo vivimos con mucha naturalidad, es como estar en casa, ese día a día antes de los shows es ensayar mucho y charlar sobre cómo la vamos a pasar, o revivir cada recuerdo de cómo nos sentimos en el pasado, si es que es un lugar en el que ya estuvimos.

Volumen II no tiene un año, sería apresurado hablar de un sucesor. Pero si me interesa saber, ¿son una banda que escribe un tema tras otro y luego descartan a la hora de grabar o si componen para el disco?

La experiencia de componer para los dos discos fui muy distinta, en Mandrágora nos pasó que había un cúmulo de canciones que había que grabar y que no cabían en un EP, sin embargo desechamos otras por ser viejas o que ya no tenían nada que ver con el momento de la banda, entonces acudimos a componer en el estudio, algo que nos gustó enormemente, y que en Volumen Dos pudimos profundizar más, ya que cuando decidimos grabar el disco contábamos con cuatro canciones compuestas, el resto las fuimos haciendo a medida que realizábamos la pre producción con quién fue nuestro productor (Tito Fargo). Nos dimos cuenta que nos gusta la adrenalina de componer para el disco porque tiene otro sabor y porque las canciones tienen la espontaneidad del momento a la hora de pre producirlas e ir al estudio.

¿Cómo sigue el año para Camus?

Cada año desde que se formó la banda nos dimos cuenta que crecimos, individualmente y como grupo y que fuimos alcanzando muchas cosas que al principio jamás imaginábamos, eso nos da la energía para seguir haciendo sin quedarnos quietos; no somos para nada una banda que se duerme. Este año tenemos un lindo objetivo por venir que aún es temprano para decirlo, pero seguramente va a ser un año movido en todos los sentidos, porque también así lo buscamos y así lo queremos. Por el futuro inmediato ya tenemos cubierto hasta mediados de año presentar Volumen Dos y el disfrute de cada escenario que es siempre una nueva aventura por venir, nada se repite, nada se parece, nada sabemos, estamos para aprender y a la expectativa.