Sofía Vitola encarna su presente en Potra, proyecto personal con nombre propio que ya recorrió Europa y México y cierra el año este viernes en Niceto.

"Me gusta eso de hacerse cargo y que salga de adentro, que sea sincero y directo."

Potra

Sofía, antes que nada y para quien no los conozca, por favor presentanos a tus compañeros en Potra.

Potra es la banda de mis canciones, en muchas ocasiones tocamos con Candelaria Molina (guitarra y coros) a dúo, también en banda, el disco lo grabaron Francisco Sarmiento (bajo) y Coche Violante (batería).

Una de las cosas que se destacan en su música son las letras en primera persona, lo cual le da un ribete personal que pocas bandas tienen. ¿Cómo surge este "hacerse cargo", por decirlo de alguna manera, de cada palabra?

A mí me sale escribir así, no lo pienso mucho. Sí, me gusta eso de hacerse cargo y que salga de adentro, que sea sincero y directo. Me interesa esa cosa de cantar como uno habla, y cantar lo que uno habla. Cuando escribo voy descubriendo quien soy, que me pasa, en qué lugar de la vida me quiero parar, que quiero elegir.

Algunas de sus letras son muy directas, lo cual es una de las cosas que más me gustó (por caso, No Soy Tu Amiga, un himno al rechazo). No son una banda más, marcan una personalidad muy propia. ¿Representan un Pop más directo y menos careta?

A mí no me gusta nada que sea careta, ni un encuentro, un poco mi personalidad es así, me gusta decir lo que pienso, no me gustan los temas tabúes, esas cosas que no se dicen. A veces Potra puede sonar a letra de reproche, pero no es para nada eso, es más bien un trabajo en el amor propio, realmente valorar lo que uno es, elegir lo que uno quiere y no quiere. ¡Pero de verdad! ¡Elegir de verdad! Así la letra “sabe que te quise pero más me quise” refleja bastante bien lo que es el amor en Potra. Uno no puede olvidarse de uno, nunca. En No Soy Tu Amiga, hay una cosa de entender la situación; onda, está todo bien, seguí tu camino, yo el mío, y “no me expliques nada, si total ya fue”. O sea, está todo bien, pero cuando se deja algo se deja, se suelta, y chau, no soy tu amiga, no te guardo rencor, ¡pero anda! ¡Sé feliz! ¡Las etapas terminan para que empiecen etapas nuevas! Eso es hacerse cargo, asumir cuando ya no se puede no se puede.

Tuvieron la posibilidad hace no tanto tiempo de realizar una gira por Europa, ¿cómo les fue con esa experiencia? ¿Tienen pensado realizar una segunda parte?

Europa fue muy lindo, mucho aprendizaje, siempre viajar con la música de uno te hace crecer mucho, tanto en la música como en lo personal. Fuimos con Cande a dúo. También te enseña mucho el convivir con el otro y estar tirando para un mismo lado, aprendiendo en los mismos escenarios, cantamos para alemanes, ¡es muy loco eso! Y realmente se coparon, aplaudieron, ¡nos vinieron a saludar súper entusiasmados! ¿Qué más podemos pedir? ¡Viajar con la música de uno es realmente muy interesante! ¡Creo que es una de mis actividades favoritas!

Ahora están llegando desde México, ¿cómo llegaron allá y qué sensaciones les dejan esos shows?

¡¡México fue lo más!! Quedamos súper enamoradas de México ¡y queremos volver pronto! El público se copó mucho, ¡el país es bello! Estuvimos en CDMX, Puebla, Toluca, Guadalajara. Realmente nos encantó. Tocamos en escenarios grandes, tuvimos la suerte de abrirle a Doctor Deseo, que es una banda Española que está muy buena, y que tocaban en Plaza Condesa; nos invitaron a abrir sus shows. También estuvimos haciendo muchas notas. Hicimos amigos, salimos, nos divertimos, nos inspiramos ¡y volveremos!

Tu hermano (Joaquín Vitola de Indios) y vos han dedicado su vida a la música. ¿Vienen de una familia que les incentivó el arte de esta manera?

Mis papas no son músicos, también tenemos otro hermano que se llama Gonzalo y que toca en La Zimbabwe, él fue el que empezó a traer guitarras a la casa, a traer música, amplificadores, ¡¡fue el generador de este hermoso lio!!

Mi papá en algún momento tocó la batería, y es muy musical, le encanta la música, le encanta bailar, ¡tiene ritmo! Mi mamá aportó más la literatura, música también, siempre nos ponía música y nos incentivaba a leer, dibujar, escribir, bailar, ¡pero siempre desde el lugar del juego! Siempre se coparon y confiaron, y lo siguen haciendo, en sus hijos, en nuestras elecciones, ¡eso es muy importante para un hijo! ¡Así que creo que somos tres afortunados!

Joaquín colaboró con ustedes en su disco, ¿cómo fue laburar con tu hermano en un estudio?

Con Joaco siempre compartimos música, así que siempre es muy natural hacerlo, estemos donde estemos, ¡la pasamos bien!

Están presentando Potra, su disco homónimo. ¿Cómo es la respuesta del público en general ante los temas?

A la gente le gusta mucho los temas, los que los conocen vienen y los cantan, los que no los conocen tal vez se van tarareando alguna melodía. El público en general es buena onda y nos devuelven mucho amor.

Probablemente la mayoría de ustedes escuchen la mayor parte de su música en soportes digitales, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Creo que a los músicos nos gusta tener el disco, la verdad es que para trabajar el disco sirve, aún quedan muchos fanáticos de ese formato y la gente muchas veces lo pide. Para mí personalmente está bueno poder ver plasmada la obra en un objeto. Poder al menos tocar y mirar algo que lleva tanto trabajo como es grabar un disco. Igual me copan las plataformas, escucho música por internet a full y me parece que eso esta buenísimo para que todos puedan escucharlo y se expanda.

Se nos va el año, y las bandas empiezan a cerrarlo con sus últimos shows. ¿Dónde los vamos a poder encontrar?

Este viernes 16 tocamos en Niceto antes de Indios y Silvestre y la Naranja, vamos a abrir el show de ellos, y ese va a ser nuestro cierre de año.

¿Cómo y dónde podemos escucharlos?

En todas las plataformas de internet nos pueden encontrar, como POTRA, también en YouTube, y nos pueden seguir por las redes, @somospotra.