La joven platense Lucía Giles está presentando su primer disco solista con un gran show en diciembre...

"Feliz porque esperé mucho tiempo éste momento y además porque el material audiovisual que conseguimos me dejó muy conforme."

Lucia GilesLucia Giles

Lucía, vas a cerrar el año con todo en Live Club de La Plata, presentando el video de Sin Estribillos (tema que grabaste junto a Lula Bertoldi de Eruca Sativa). ¿Cómo estás viviendo los preparativos para el show?

Estamos con mucha ansiedad, en principio porque hay posibilidades de que Lula participe de la fecha en vivo, lo que para mi va a ser muy emocionante. Feliz porque esperé mucho tiempo éste momento y además porque el material audiovisual que conseguimos me dejó muy conforme. Al ser una producción independiente y autogestionada los presupuestos se acortan y a veces no cumplen nuestras expectativas, pero en éste caso no fue así, además de haber sido más que divertido todo el proceso.

¿Cómo va a formar la banda el próximo 10 de diciembre?

El formato que tenemos pensado es eléctrico. En la batería Nahuel Oporto, en el bajo Nicolás Parisi y en la guitarra Matías Rueda. Yo me encargo del piano, de la guitarra rítmica y la voz.

Estás presentando tu primer disco en tu joven carrera. ¿Cómo fue la experiencia del estudio y las responsabilidades de ser solista?

Grabar fue increíble. Disfruté cada toma e incluso me emocioné. Aprendí mucho también, con los técnicos, músicos y mezclando y masterizando con el Cana San Martín, a quien admiro. Elegí packaging CD porque cuidaron mi material y me dieron siempre una mano. Trabajé con gente que me enseñó mucho a ser profesional, pero también buenas personas y por eso el disco llevó tiempo y costó dinero, pero no tanta energía, sino que me llenó de pilas para no perder de vista lo que quería, creo que la responsabilidad del solista es esa, armar un buen equipo; y el resto se arma entre todos.

¿Cómo llegás a grabar con Lula Bertoldi y por qué eligieron ese tema en particular?

El contacto lo conseguí con un golpe de suerte o causalidad y agradezco que dedicó un ratito de su tiempo para escuchar mi canción. Cuando le propusimos de grabar se sumó. Fue genial conocerla, la admiro y me encanta su voz; además puede verse su apoyo a las bandas under que están creciendo y eso habla muy bien de ella. Elegimos ese tema, porque además de ser el corte de mi primer álbum es el que más me identifica musical y personalmente.

¿Qué repercusiones venís teniendo del disco?

Estamos rotando el disco hace ya dos años y con las maquetas del segundo listas. Para mi Sin Estribillos ya es viejo, pero hay gente que todavía no lo conoce y la idea es que llegue hasta donde no tengamos idea. Estoy contenta porque creo que hago algo todos los días para que alguien más sepa de mi música, y eso me mantiene viva; soy feliz haciendo esto.

A veces me vuelvo repetitivo, pero me encanta la escena platense. Arte de todo tipo, música para todos los gustos. Desde tan adentro, criada entre diagonales, ¿cómo ves la escena de la ciudad y por qué crees que es tan prolífica?

Creo que lo que más me gusta de la ciudad es que por las universidades hay gente de todos lados. Y creo que eso nos abre culturalmente y nos mezcla más. En Bellas Artes los pasillos ya son heterogéneos y eso está buenísimo, me gusta que artísticamente lo interesante sea diferenciarnos.

Veo que en la Ciudad de La Plata son pocos los espacios en que como artistas cobramos por lo que hacemos; algunos incluso nos quitan porcentaje de la puerta (así se le llama a la recaudación que hace la banda con su convocatoria); a veces pagamos por el servicio del sonido o lo que consumimos cuando estamos esperando para subir al escenario, siempre con la demora que es inevitable en cualquier espectáculo. También entiendo que es complicado para los dueños de los espacios contratar un show si el lugar no cuenta con su propio público; y comprendo la difícil tarea de regular esto. Pero de a poco los mismos artistas de diferentes disciplinas, vamos generando lugares donde difundir gratuitamente nuestras producciones o realizar producciones independientes acordes a nuestros presupuestos para ir autogestionando nuestros proyectos.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿crees que cuentas con las herramientas necesarias para progresar?

Yo creo que la tecnología nos acercó muchas herramientas geniales y hay que saber hacer uso de ellas. Pero también que hay un exceso de información y eso interfiere de forma negativa en el mensaje. Hay tanta publicidad, que para destacarse entre todos hay que invertir en éste aspecto y todo vuelve a depender de contar con el dinero para hacerlo. Pero es cierto que acorta distancias y nos conecta con otras culturas, idiomas y arte de todo el mundo.

Probablemente la mayoría de nosotros escuchemos la mayor parte de nuestra música en soportes digitales, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Yo creo que el formato físico tiene esa magia de coleccionar. El arte de tapa lo hizo mi ex compañero Alejandro Gazzo, a quien todavía adoro y agradezco todo lo que hizo por mi y mi proyecto. La foto de Verónica Sanchis y el color naranja le dieron fuerza al disco y un concepto de que lo esencial es invisible a los ojos. A mi me emocionó mucho verlo, tenerlo en la mano ¡¡¡Yo creo que todos deberíamos tener uno!!!! (risas).

¿Cómo y dónde podemos disfrutarte desde nuestros hogares?

En mi página web están colgadas todas las novedades. El disco está colgado para escuchar gratuitamente en Bandcamp y en mi canal de Youtube. Además mi próximo álbum en Soundcloud.

Gracias por la entrevista y por el apoyo.