Iván Salo se encuentra terminando su segundo disco solista, y nos cuenta todo sobre lo que se viene.

"En este nuevo material, mi música se hizo más eléctrica y rockera."

Ivan Salo

Iván, ¿cómo forma actualmente tu banda?

Actualmente mi banda está formada por: Federico Renati en batería, Pablo Paludi en bajo, Agustín Bolañez en guitarra eléctrica, Ekatherina Febre en voces y yo en guitarra y voz.

Es un peso distinto el del solista, todas las decisiones van sobre su espalda. ¿Por qué decidiste ser solista?

En realidad más que decidirlo me fue llevando el destino. Tuve dos bandas de rock en mi adolescencia y ambas terminaron de manera abrupta, lo cual me decepcionó bastante porque tenía muchas ilusiones y mucho tiempo invertido en esos proyectos. Entonces luego de la última ruptura decidí seguir solo, por un lado para probar un camino distinto, y por otro lado por el hecho de que si eso iba a terminar dependería exclusivamente de mí, y no de otros factores. Y el hecho de que todas las decisiones caigan sobre tu espalda tiene sus ventajas y desventajas: las primeras tienen que ver con que sos el único que guiará tu destino y no tenés que estar “negociando” las decisiones con otras personas (lo cual a veces traba las cosas) y las desventajas radican en que se hace mucho más duro al ser uno solo y no se cuenta con la fuerza que tiene una banda, además de que si te va mal, sos el único que paga los platos rotos (risas).

¿Cómo definís tu estilo musical?

Hago básicamente Rock y Canción, pero también hay reggae, funk y blues en mis composiciones. Me gusta ser heterogéneo y no encasillarme en un estilo. Incluso el género “Rock” por estos días es muy amplio, así que me divierto experimentando y tocando varios estilos en un mismo concierto o disco.

¿Cómo ves hoy la escena Under? ¿Y cómo te ves dentro de la misma?

Creo que está todo al revés de lo que se muestra en los medios. La verdadera música, las mejores bandas y el rock (al cual muchos dan por muerto) está más vivo que nunca en el Under. Y lo que nos muestran los grandes medios es sólo producto de bandas hechas para “sonar en las radios”. Recomiendo salir a ver bandas nuevas, ciclos musicales, recorrer el circuito Under, porque hay una camada extraordinaria de músicos que están ahí, a la vuelta de la esquina, y a veces nos quedamos con lo que los medios nos muestran, que es apenas una porción ínfima de lo que en verdad está sucediendo.

¿Y cómo me veo yo dentro de ésta escena? Soy uno más, un músico feliz de hacer mis canciones, de desarrollar una carrera independiente de manera profesional, grabando discos, tocando muchísimo, realizando mis propias giras por el interior del país y también por el exterior (toqué en Uruguay, Brasil, Cuba, Europa), haciendo mi propia prensa, etc. Se puede ser independiente y llevar una carrera profesional. Cuesta muchísimo más, es cierto, pero como decía Gustavo Cerati, “tarda en llegar y al final hay recompensa”.

Antiguamente un artista dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿crees que cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

La llave está en uno mismo. La tecnología es una excelente herramienta, pero el secreto está en saber usarla. La tecnología debería ser un recurso, es decir: un medio, y no un fin. Si vos creás contenido sólo para tener más “likes” o más vistas en tus redes sociales, estás equivocado. En cambio, si sos fiel a vos mismo, a tu arte y a tu pulsión como artista, ahí podrás usar las redes para lograr masividad y que tu mensaje llegue a más personas. La clave está en usar las redes, y no dejar que las redes te usen. Y respondiendo a tu pregunta, creo que sí contamos con las herramientas para progresar, el tema es saber usarlas de la manera correcta. Para eso quizás es mejor asesorarse bien, con especialistas. De todos modos, la diferencia con respecto a un artista que tiene una discográfica detrás y todo su aparato de marketing, sigue siendo inmensa. Pero cada vez se va achicando más esa brecha, por la fuerza y la viralización que tienen las redes.

Estás terminando tu segundo disco, ¿qué nos podés contar sobre lo que viene?

Estoy muy contento y entusiasmado con este nuevo disco, el segundo LP en mi etapa solista (también cuento con un simple, producido por Edu Schmidt). En este nuevo material, mi música se hizo más eléctrica y rockera. Para ello cambié gran parte de la banda y empecé a tocar con músicos más del palo del “Rock” que llevaron el sonido a algo más poderoso, distinto de lo que venía haciendo en anteriores trabajos en donde buceaba más en la canción, con distintos timbres y texturas. Digamos que ahora está todo un poco más “sucio y desprolijo”. Hay guitarras distorsionadas, saxos y bases bien rockeras.

Ya pudimos escuchar Caparazón, adelanto del disco, con un rock pegadizo. ¿Por dónde más nos llevará tu disco?

Como te decía, viene por ese lado: rockero. Pero también hay un blues dedicado a Skay Beilinson, guitarrista de una de mis bandas favoritas: Los Redondos; y también hay un reggae, un funk y hasta una versión del tema “No Pibe”, clásico de Manal. Así que viene por ahí la movida.

Probablemente la mayoría escuchemos gran parte de nuestra música en soportes digitales, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

Porque me parece que el disco físico tiene algo romántico, ese “no sé qué” que tienen los libros impresos y que en algún punto nos cautiva. Creo que en primer lugar es importante seguir conservando la música en un soporte físico y luego está la sensación única de tener el disco entre tus manos, ver en vivo el arte de tapa, los créditos, etc. Me parece que la tecnología está buenísima para conocer nuevos artistas y explorar nuevas músicas. Pero en el afán de saber y descubrir más, quizás estamos perdiendo la capacidad de apreciar mejor a los artistas, escucharlos con tiempo, reproducir un disco entero. No sé, creo que el disco físico conserva la idea conceptual de un disco: el todo conformado por la suma de las partes: cómo se conectan las canciones entre sí, el orden de los tracks, los tempos, las dinámicas, el arte de tapa, quienes grabaron, los climas, etc. Me parece genial el soporte digital, un gran invento, pero vuelvo a lo de antes: la cuestión está en saber usar la tecnología y no dejar que por tener acceso más rápido a todo, dejemos de valorar al artista y el concepto artístico. Y creo que el disco físico conserva esos valores, lo cual no sucede en lo digital, en donde todo es más rápido y efímero.

Estás a full con el armado del disco. ¿Tenés algún show planeado?

Sí, por suerte aunque esté grabando y eso me ocupe mucho tiempo, sigo tocando en vivo, que es lo que más me gusta hacer, tengo varias fechas por delante: Domingo 11/9 (20 HS) en Birmania Bar, junto a toda mi banda, show eléctrico, presentando mi nuevo video clip: “Caparazón”. Cabrera 5115, Palermo. Sábado 26/11 (21 HS) despido el año con toda mi banda con un show en Liverpool Bar de Palermo.

¿Cómo y dónde podemos escucharte?

En mi Web Oficial. En Spotify me encuentran como Iván Salo, y en Facebook.