Oridios, antes de presentar su nuevo EP en Beatflow, nos cuenta sobre su bagaje y presente en la ruta del Rock.

"Creo que se está gestando una nueva etapa del Rock nacional Argentino..."

Oridios

¿Cómo forma actualmente la banda?

La formación actual de Oridios es: Julián Harispe en voz, armónica y saxo alto, Nicolás Aimaretti en voz y guitarra, Gonzalo Centrone en bajo, Maia Aimaretti en saxo y coros, Federico Renati en batería, Sebastián Acosta en percusión, y yo, Damián Gómez, en guitarra.

¿Cómo surge su nombre?

Es una vieja historia, más que historia, una anécdota que no hace a la banda ni a su esencia. Simplemente se puede decir que es la deformación de un nombre propio que fue pronunciado de manera errónea y por esas cosas que uno nunca sabe muy bien por qué, se decidió usarlo como nombre de la banda y así quedo hasta el día de hoy.

¿Cómo fue el comienzo de la banda?

Oridios nace a partir de una típica reunión entre amigos adolescentes, de guitarreadas, de charlas, incluso con otro nombre y otra formación, la cual después fue mutando hasta ser lo que es hoy en día. Empieza como un grupo para pasar el tiempo, divertirse, y luego nos dimos cuenta de que funcionaba, de que empezaba a sonar, de que fluía. Primero se hacían covers, luego empezó la composición de temas propios y así se fue dando. En agosto de 2002, Oridios tocó por primera vez en Las Grietas, Saavedra, y de ahí nunca paramos: demos, dos discos de estudio Non tuffatevi (2010) y Retribución del Karma (2014), y ahora un EP de 3 canciones.

Como banda son de la generación que aguantó el cimbronazo de Cronagnon. Esto nos agito como pibes que éramos y cambió totalmente la escena. Hablando como banda, ¿qué significó ese punto de histórico?

Fue un hecho que sin duda marcó un antes y un después en el ambiente, no sólo del rock, no sólo de la música, sino que abarcó todo lo referido al arte en sí. Nosotros para ese entonces éramos pibes y la verdad es que uno no tomaba conciencia de un montón de cosas, desde los lugares en donde tocábamos, saber siquiera si eran espacios aptos para hacer shows, si estaban habilitados, si tenían salida de emergencia, matafuegos, etc. Recordando los principios de la banda y más aun pensando en ciertos lugares puntuales en los cuales tocamos, uno toma conciencia ahora de lo peligroso que era. Pasó con Cromagnon lamentablemente, nos podría haber pasado a nosotros sin dudas. Eso hizo que estemos más atentos. Nuestra realidad es diferente, hace que tomemos conciencia, que pensemos en nosotros, y sobre todo en la gente que nos viene a ver.

¿Cómo ven hoy la escena Under? ¿Y cómo se ven ustedes dentro de la misma?

El Rock under está en un proceso de evolución, de crecimiento. Creo que se está gestando una nueva etapa del Rock nacional Argentino y tenemos la suerte de formar parte de esa nueva camada de bandas emergentes.

Antiguamente una banda dependía de que una discográfica los grabe, luego comenzó la etapa independiente en la grabación pero dependiente en la distribución; pero hoy el disco llega al otro lado del mundo por internet el día que sale. Con las redes sociales y los cambios en el terreno de la difusión, ¿creen qué cuentan con las herramientas necesarias para progresar?

Creo que las redes sociales abrieron un campo importante para difusión, el hecho de que subas un tema y al segundo lo pueda estar escuchando alguien al otro lado del mundo es interesante y muy práctico. Las herramientas están y el progreso de la banda creo que está en el trabajo de la misma. Es decir, vivimos en una actualidad totalmente informática, virtual, en donde es inevitable escaparle a la redes sociales, la cuales ayudan un montón al crecimiento, pero también es necesario empezar a crecer desde adentro, desde casa, desde nosotros como integrantes de Oridios; ya sea con algo tan básico como ensayar, dividir tareas, cumplir ciertas responsabilidades que hacen al progreso mismo. También es cierto que a veces entra en juego el factor "suerte", es muy relativo el hecho de convocar gente; pueden pasar 15 años hasta que lográs un reconocimiento o pueden pasar 5 y ser una banda consagrada. Nosotros seguimos trabajando cada vez más, fieles a nuestra esencia y por sobre todo con convicción y ganas de hacer buena música.

Para una banda joven, que probablemente escuchen la mayor parte de su música en soportes digitales, ¿por qué seguir editando en el formato físico?

La realidad es que si bien somos jóvenes, nos tocó vivir la vieja escuela del formato físico por así decirlo. Me parece que detrás un disco editado pasan un montón de cosas, desde el arte de tapa, el típico librito con las letras; todo eso hace que haya una historia detrás, un laburo, un concepto, una carta de presentación un poco más formal, más tangible. También hay que entender que el tiempo y el mundo siguen avanzando y que hoy en día la gran mayoría de la gente escucha música desde un celular, pendrive o mp3, y son pocos los que siguen yendo a una casa de música a mirar, elegir y comprar un CD.

Cuéntennos sobre su próximo show.

El sábado 23 de abril vamos a tocar en Beatflow (Av. Córdoba 5509, CABA) y será nuestra primera presentación del año. Nos guardamos hasta ahora porque estuvimos ensayando mucho tiempo para la grabación un EP con 3 temas nuevos. Va a ser un show largo, con invitados, con mucha música y buena energía como suelen suceder en las presentaciones de Oridios.

Van a estar presentando temas nuevos. ¿Cómo va la preparación del nuevo disco y para cuándo podemos esperarlo?

El EP consta de 3 temas que grabamos en Estudios El Pie con la particularidad de grabar por primera vez todos juntos, al mismo tiempo y la idea por el momento es ir grabando y presentando temas nuevos en diferentes momentos del año. Todos en conjunto tienen como objetivo futuro formar parte del tercer disco de estudio de la banda. Por ahora no hay fecha estimada para eso, pero calculamos que será en el 2017.

¿Cómo y dónde podemos escucharlos?

Pueden escuchar nuestros discos en Souncloud, y también en nuestro canal de Youtube, en el que además se pueden ver los videos de Miro al frente y Hombre al margen del hombre.