Santiago

Amén (Attaque 77)

Ellos están bien llenos y nosotros hambrientos,

nos tienen aplacados así,

bicicleteándonos con esta mierda de sueldo,

y ellos viven a lo Beverly Hills

Así, mientras saben que vamos a esperar

perdemos el tiempo, nadie nos va a ayudar

Salgamos a las calles a tomar lo que es nuestro,

la rabia no se puede ocultar;

saqueando sus viviendas,

así como ellos hicieron con nuestra dignidad

Mirando a lo lejos, se puede divisar

un pueblo dormido que quiere despertar

Santiago no duerme más la siesta

La autoridad dio un paso al costado,

dijeron: nosotros terminamos acá;

entonces contrataron matones a sueldo,

basura hay en cualquier lugar

Algunas personas nunca comprenderán,

amargo el obrero no puede continuar

Santiago no duerme más la siesta

algunas personas nunca comprenderán,

amargo el obrero no puede continuar