Black Sabbath

Heavy Metal de Birmingham, Inglaterra

La banda se formó en 1968 en Birmingham, Inglaterra. En sus comienzos fueron una banda de Blues y Rock, típica por aquellos años, y bajo el nombre de The Polka Tulk Blues Company. La idea fue de Iommi y Ward quienes se contactaron con Butler y Ozzy con esta idea. Alan “Aker” Clarke (saxo) y Jimmy Phillips (guitarra) también eran parte de la formación original.

Luego cambiaron el nombre a Earth, ya sin Phillips ni Clarke.

En 1968 Iommi, quien venía a la banda estancada, vio la posibilidad de su vida al ser convocado por Jethro Tull para reemplazar a Mick Abrahams. Esto sólo duraría hasta enero del año siguiente.

Durante su gira por Inglaterra de ese año descubrieron que había otra banda con el mismo nombre. Fue entonces cuando descubrieron algo simple al observar un cine frente a su sala de ensayo, pero innovador: la gente pagaba por ir al cine a ver películas de terror. La cola era para ver la película Black Sabbath (“Las tres caras del miedo” se llamó en castellano, película de origen italiana del año 1963). Así Butler escribió un oscuro tema con ese nombre (basado en la película y un extraño sueño de Iommi sobre alguien encapuchado a los pies de su cama), y la banda decidió seguir ese rumbo, dando vida a un nuevo género. El nombre fue cambiado para agosto de ese año.

En enero de 1970, a través de una subsidiaria de Phillips Records llamada Fontana Records (los siguientes saldrían por otra empresa de Phillips llamada Vertigo Records), grabarían su primer simple: “Evil woman”.

A pesar de no tener un gran éxito, consiguen un estudio durante dos días para grabar su primer disco. Un día debían dedicarlo a grabar y otro a mezclar todo el material, así que grabaron en vivo (todos al mismo tiempo y no por pistas): Ozzy se encerró en una cabina aparte, pero todos grabaron al unísono. Casi nada fue vuelto a tocar para la grabación. Este primer disco salió a la calle el viernes 13 de febrero de 1970 bajo el nombre de “Black Sabbath”. En mayo fue publicado en EE.UU. alcanzando muy buenas posiciones en todos los rankings. A pesar de las malas críticas, algunas de ellas muy duras, el disco fue un éxito rotundo.

El particular sonido de la banda se debía en gran parte a algo que casi provoca que uno de sus fundadores no vuelva a tocar su instrumento: algunos años atrás Iommi había perdido la primer falange (la punta, para ser más claros) de dos de sus dedos de la mano derecha al ser cortados por una plancha de acero de la metalúrgica donde trabajaba. Él pensó que esto era su fin como guitarrista, hasta que un amigo le contó la historia de Django Reinhardt, quien había perdido la sensibilidad en sus dedos tras un incendio en el campamento gitano donde vivía, pero aun así seguía tocando. Esto lo inspiró a intentar seguir, y fue así que utilizó sus conocimientos en metalurgia para construirse unas prótesis metálicas y así poder tocar con ellas como una especie de púa.

Tan sólo 4 meses más tarde, y aprovechando el éxito de su opera prima, la banda volvió a estudios para hacer historia: grabarían “Paranoid”. El nombre original para el disco era “War pigs”, al igual que el tema que criticaba la guerra de Vietnam; pero Warner Bros. decidió cambiar el nombre por miedo a represarías por parte de quienes estaban a favor de la invasión al pequeño país asiático. El tema que dio nombre al disco tardó sólo unos 25 minutos en ser compuesto, y fue armado en el estudio a último momento por la escasez de temas de la banda para este material. Este se convirtió en el primer sencillo (editado en septiembre) y luego en uno de los hits más grandes de la banda. El disco finalmente fue editado en octubre de ese año en el Reino Unido, escalando hasta la primera posición de los rankings.

Este, al igual que el primer disco, fue mal tratado por los críticos; quienes años después lo calificarían como el álbum más grandioso del género por haber definido todo un estilo.

La seguidilla de discos no se detuvo ahí y en febrero de 1971 volvieron a encerrarse para grabar su tercer disco. Gracias a los éxitos cosechados lograron una buena cantidad de horas en estudios y una gran bolsa de plata que, según ellos mismos, usaron para comprar todo tipo de drogas (hecho del cual no están orgullosos).

El disco estuvo listo para abril de ese año, y se publicaría tres meses después bajo el título de “Master of reality”. El disco fue premiado como Disco de Oro en tan sólo 2 meses en EE.UU.. Este disco incluyó su primer balada, algo que prácticamente exigían las discográficas a toda banda en ascenso.

Al finalizar la gira de presentación en 1972, la banda se tomó el primer descanso en 3 años. Querían parar, ya que el desgaste estaba siendo grande.

En julio se volverían a juntar en los estudios Record Plant de Los Ángeles para comenzar una nueva grabación. Fueron unos meses llenos de problemas, en su mayoría a causa del abuso de cocaína. Ward estuvo a punto de ser expulsado al rehusarse a grabar el tema “Cornucopia” y sentarse en el estudio a tomar.

Finalmente el título elegido por la banda fue “Snowblind” (tema que habla del abuso de cocaína), pero la discográfica decidió editarlo como “Volume 4” (algo bastante sin sentido, ya que no hubo discos anteriores con ese nombre), y fue publicado en el mes de septiembre.

La gira presentación los llevó hasta nuevos lugares: Europa Continental y Australia. El disco volvió a vender millones de copias en pocos meses, pero los críticos no aceptaban a la banda.

Tras la gira, la banda quiso repetir la experiencia de grabación de este último disco y volvió al mismo estudio en Los Ángeles. El estudio había sido cambiado por completo, así que decidieron alquilar una casa en Bel Air y se encerraron a componer durante el verano de 1973. Pero las ideas no venían, las drogas no dejaban de desfilar y el disco seguía sin ningún tema. La presión recaía sobre Iommi, sin que nadie se hiciera cargo de la situación.

Entonces la banda decidió volver a Inglaterra. Alquilaron el castillo Clearwell y ensayaban en las mazmorras. Esto hizo volver la inspiración y la música comenzó a fluir.

Finalmente, el nuevo disco fue grabado en los estudios Morgan de Londres. Los cambios que se había producido para el disco anterior se repitieron para este: arreglo de cuerdas, sintetizadores y arreglos más elaborados. Para esto contrataron como sesionista para el tema “Sabra Cadabra” al tecladista de Yes: Rick Wakeman.

“Sabbath bloody Sabbath“ fue editado en el mes de noviembre. Este disco marcó un quiebre: la critica lo aclamó. Por primera vez estaban de su lado, ya no podían negar el éxito de la banda.

La gira presentación culminó con un show ante 200 mil personas en el festival California Jam junto a bandas como Deep Purple, Earth, y muchas más.

Tras estos shows la banda decidió terminar el contrato con su manager Jim Simpson. Las disputas legales con este tuvieron a la banda alejada de los estudios durante dos años.

Recién en febrero de 1975 volvieron a Morgan Studios para registrar un nuevo disco, esta vez más rockero que el anterior. “Sabotage” saldría a mediados de 1975, nuevamente con grandes críticas desde la prensa.

La banda salió de gira junto a Kiss hasta noviembre de ese año, cuando Ozzy sufrió una lesión en la espalda producto de un accidente de moto que les imposibilitó seguir tocando por algunos meses.

En junio de 1976 volvieron a estudios, esta vez a los Criteria Studios de Miami, para registrar “Technical ecstasy”, editado el 25 de septiembre. Gerry Woodruffe se convirtió en el nuevo tecladista de la banda, esta vez de forma estable. También aparecería Bill Ward como vocalista en el tema “It’s alright”.

Al año siguiente, y mientras empezaban a trabajar en un nuevo disco, Osbourne abandonó la banda. Decía no sentirse cómodo en los últimos discos y estar haciéndolo sólo por el dinero; lo cual ya no le gustaba. En su lugar se sumó rápidamente Dave Walker en el mes de Octubre, haciendo su presentación en un show para la BBC de Londres.

En enero de 1978, a dos días de entrar a estudios, Ozzy decidió volver; pero no quería cantar nada de lo trabajado con el otro cantante. La banda aceptó el capricho. Componían durante el día, grababan durante la noche y casi no filtraban nada. Esto se mantuvo durante 5 largos meses en los estudios Sounds Interchange Studios de Toronto, Canadá. De allí saldría “Never say die!”. Las críticas fueron malas, las ventas no mucho mejor y la calidad del material fue lo peor de todo. Los excesos marcaron la grabación y el mal momento de la banda.

Desde mayo hasta diciembre salieron de gira junto a Van Halen. La frescura de estos últimos opacó aun más a Sabbath. El show en Hammersmith Apollo fue registrado y editado en DVD muchos años después.

Al terminar la gira volvieron a alquilar la mansión en Bel Air. Durante casi un año estuvieron intentando armar un disco, hasta que a comienzos de 1979 Iommi decidió despedir a Ozzy. Los excesos de drogas y alcohol marcaron esta época de la banda, y fue el causal de la salida de Osbourne. Durante este tiempo, sólo se habían dedicado a consumir y casi ni ensayar.

Sharon Arden (luego conocida como Sharon Osbourne), hija de su manager Don Arden, propuso al ex Rainbow Ronnie James Dio. En junio de ese año estaba todo arreglado y volvieron a estudios para preparar su nuevo disco. La condición fue que el escribiría sus temas, lo cual significó un alivio para Iommi, cansado de ser el único compositor y las presiones que esto tenía sobre él.

Dio tenía otro registro vocal y otra forma de cantar, por eso la banda cambió bastante con su llegada. Butler dejó la banda en septiembre, siendo reemplazado por Geoff Nicholls. Inmediatamente entraron a los Criteria Studios. En noviembre Butler volvería a la banda y Nicholls pasaría a los teclados.

El 25 de Abril de 1980 saldría uno de los discos más grandiosos del género: “Heaven & Hell”. Dio debutó en vivo con la banda en Alemania 8 días antes de la edición del disco.

Durante la gira Black & Blue, su antigua discográfica en Inglaterra editó sin permiso de la banda un disco en vivo grabado hacía 7 años bajo el título de “Live at last”.

El 18 de agosto la banda puso punto final a Ward en la batería. Sin informárselo, un día Vinny Appice había ocupado su lugar. Ward admitiría que no quería tocar con Dio, no era su estilo, y que él alcohol lo tenía dominado por aquellos años; pero que le dolió mucho la forma utilizada por Iommi ya que tocaron juntos por más de una década.

Al terminar la gira presentación en febrero de 1981, la banda volvió a estudios casi de inmediato. “Mob rules” salió a la calle en octubre de ese mismo año.

Durante la gira siguiente, y enojados por el disco en vivo editado anteriormente, grabó “Live evil” en varias ciudades durante 1982. Durante la mezcla, todo estalló nuevamente. Iommi y Blutler acusaron a Dio de querer cambiar la mezcla en su favor subiendo las pistas de su voz, así como Dio dijo que la dupla quería ir contra él y Vinny. La pelea fue final: Ronnie y Appice dejaban la banda en noviembre de ese año para formar Dio.

“Live evil” se editó de todos modos en enero de 1983. Este fue totalmente opacado por la salida del disco en vivo solista de Ozzy con sólo temas de Black Sabbath: “Speak of the Devil”.

Tras varias audiciones por donde pasaron muchos conocidos cantantes, Ian Gillan (ex Deep Purple) se sumaría a la voz del grupo. En batería se produciría la vuelta de Ward tras una rehabilitación de su alcoholismo. La idea era comenzar de nuevo, con un nuevo nombre, pero la compañía discográfica se los impidió.

Así entraron a The Manor Studio de Oxfordshire, Inglaterra a grabar en junio de ese año. De esas sesiones saldría “Born again”, un disco con poca aceptación, sobre todo por el cambio de estilo de la banda.

A pesar de haber grabado todo el disco, Bill Ward se rehusó a salir de gira por miedo a su reacción en esta y su abuso del alcohol. En su lugar saldría Bev Bevan, ex Electric Light Orchestra.

Tras la gira, que incluyó como parte del repertorio “Smoke on the water”, Gillan volvería a Purple dejando definitivamente a Sabbath en marzo de 1984. David Donato duró un demo, tras lo cual fue despedido. Tras esto, Butler decidió alejarse en noviembre de ese año. Enojado con la discográfica por editarles su último disco como Black Sabbath y cansado de los cambios, formó su propia banda. Tras esto, Iommi dejó la banda de lado para trabajar en un disco solista.

El 13 de julio de 1985 se volvería a formar la alineación original de la banda para tocar en el Live Aid de Filadelfia tras 7 años. En este concierto también se reuniría Led Zeppelin y The Who.

La idea del trabajo solista de Iommi era juntar a varios cantantes, entre ellos Rob Halford (Judas Priest), Dio y Glenn Hughes (ex bajista de Deep Purple); pero por los problemas para juntarlos y obtener los permisos de sus discográficas terminó grabando todos los temas Hughes. El bajo fue ocupado por Dave Spitz. Al llevarle el material terminado a Warner Bros., nuevamente se negaron a editar el disco si no era como Black Sabbath. Así en enero de 1986 saldrían “Seventh star” como “Black Sabbath featuring Tony Iommi”.

Hughes no quería salir de gira como Black Sabbath, pero la discográfica no aceptaba esto. Días antes de salir de gira, este se lesionó el hueso orbital en una pelea en un bar, lo cual le impidió salir. Así fue que la banda contrató a Ray Gillen. Muchas fechas de EE.UU. fueron canceladas por la baja venta de entradas.

Muchos lios siguieron: Junto al productor Jeff Glixman se metieron en los Air Studios en octubre de 1986. Tras las primeras sesiones, Jeff dejó el lugar sin intenciones de volver, ocupando su lugar Vic Coppersmith-Heaven. Poco después seguiría sus pasos el bajista Spitz, ingresando el ex Rainbow Bob Daisley, quien se haría cargo de regrabar las pistas de Dave y componer algunos temas para el disco. A poco de completar el material, Bob se fue y con el baterista Gary Moore. También una fuerte pelea con Vic llevó a la banda a dejar los estudios y moverse hasta Morgan Studios en Inglaterra en enero de 1987 bajo la producción de Chris Tsangarides. Durante su estadía en estudios, Ray Gillen se fue; obligando a la banda a contratar a Tony Martin para re grabar todas sus pistas. Al mismo tiempo, Bev Bevan se hizo cargo de la percusión en algunos temas.

Antes de la edición del disco, un suculento contrato por 6 shows en Sudáfrica tentó a la banda. El Apartheid (eje de la discriminación en ese país) aun estaba vigente, así como el bloqueo por parte de la música mundial para con este país (Artist United Against Apartheid), lo cual les trajo muchas críticas y malos tratos a la banda. Bev Bevan se negó a tocar allí y fue reemplazado por el ex The Clash Terry Chimes.

Más de un año se retrasó la edición de “The eternal idol”, recién ejecutada en diciembre de aquel año. El suceso en Sudáfrica le trajo aparejada la cancelación de muchas fechas alrededor de Europa. Tampoco fue muy bien recibido el disco, ya que poco le quedaba del primer Sabbath. Este disco marcó el final de su contrato discográfico con Warner Bros..

Al concluir la gira, Dave Spitz dejó la banda, ocupando su lugar Jo Bur.

Para el siguiente disco mucho cambió: Iommi sería el nuevo productor de la banda, Cozy Powell (ex Rainbow) en batería, el sesionista Laurence Cottle en bajo, Nicholls volvería al teclado y un estudio muy barato y lejos de los lujos de años anteriores fueron la nueva receta para empezar a encarar un nuevo material en agosto de 1988.

En abril de 1989 se vería el resultado en “Headless cross”. Ignorado por la crítica durante años, quienes no perdonaban la ausencia de Ozzy y Dio en la formación, el disco retornó a Sabbath a su lugar de pertenencia dentro del género. Incluso contó con la colaboración de Brian May (Queen) en el solo del tema “When death calls”.

Para la gira se incorporaría el ex Whitesnake Neil Murray. La gira por EE.UU. fue cancela tras 8 shows por la baja venta de entradas. En cambio en Europa les fue muy bien, llegando a hacer 23 shows alrededor de Rusia (una de las primeras bandas en entrar a ese país tras la apertura de sus fronteras a artistas occidentales).

En febrero del año siguiente volvieron a estudios y grabaron “Tyr”. Muchos de sus temas están basados en la mitología nórdica, así como su nombre (Tyr era el dios de la guerra). Su fecha oficial de edición fue el 6 de agosto. La gira por Europa no pudo llevarse a cabo por completo: los últimos shows fueron cancelados por la escases de entradas vendidas. Por primera vez desde su desembarco en América, la banda no hizo gira por EE.UU..

En 1990, y durante la gira de Dio presentando su nuevo disco solista (“Lock up the wolves”), Butler se le unió en Minneapolis para interpretar “Neon knights”. Al culminar el show, los recuerdos se hicieron presente y las ganas de volver a formar aquel Black Sabbath también. Así fue que un llamado a Iommi alcanzó para que desplazara a Martin y Murray. Tony se arrepentiría años después, diciendo que estaban en un buen momento con esa formación.

A fines de ese año, y a punto de entrar a grabar un nuevo disco, Powell se rompió la cadera en un accidente con un caballo. Esto le impidió continuar con la banda, y su lugar lo ocuparía Vinny Appice. La producción recaería en Reinhold Mack.

La tensión entre Iommi y Dio, sobre todo por la composición de la banda, fue clara y evidente durante la grabación. Esto llevo a que se tarde un año entero en grabar el nuevo material. Recién el 22 de julio de 1992 “Deshumanizer” vio la calle. Fue el mayor éxito de ventas en 10 años para Sabbath.

La gira presentación los volvió a llevar por EE.UU.. Durante estos shows, Ozzy anunció el primero de sus retiros e invitó a la banda a formar parte en dos shows en California. Iommi aceptó, pero sin consultarlo con la banda. Dio se negó ya que su orgullo estaba por encima, él suponía estos shows como teloneros como una posible vuelta de Osbourne y en su propia cara. El 13 de noviembre dejaría la banda, una vez más. Al día siguiente la banda se presentó como telonera de Ozzy, pero con Rob Halford en la voz. Durante el show principal, Iommi, Butler y Ward se unieron durante varios temas; volviendo a la primera formación de Sabbath, que no se repetía desde 1985 en el Live Aid.

Otra vez Appice siguió a Dio, ante lo cual Iommi y Butler convocaron a otro ex Rainbow Bobby Rondinelli a la batería y convencieron de retornar a Martin. La idea era no ser Black Sabbath ya que estaban planeando una gira de reunión con la formación original, pero nuevamente la discográfica fue más fuerte que ellos.

Así “Cross purposes” saldría en febrero de 1994. El 13 de abril la banda grabó su show en Hammershit Apolo, editándola posteriormente como “Cross purposes live”.

En junio dejaría la banda Rondinelli, volviendo a su puesto Bill Ward, y anticipando lo que parecía que se venía. Así encararon su gira por Sudamérica.

Al culminar la gira, Butler dejó repentinamente la banda, diciendo que estaba mucho más contento con sus composiciones solistas que con lo que hacía la banda. Algunos temas de este nuevo proyecto parecían hacer clara alusión a Iommi. Inmediatamente después, Ward dejó la banda. Tony convocaría a Powell y Murray, volviendo a la formación de 1990.

A finales de ese año entraron a estudios. El nuevo disco contó con la voz de Ice T en el tema “Illusion of power” y fue grabado en Inglaterra.

Editado en junio de 1995, “Forbidden” fue muy mal captado por el público y la crítica. Tras algunos meses de gira, Powell dejó la banda. Así, al culminar las presentaciones por el mundo, Sabbath entró en receso. Iommi encaró un proyecto solista que no vio la luz hasta 10 años más tarde.

El contrato con IRS venció, y así se concretó lo que se venía tramando hacía años: la vuelta de la formación original de Black Sabbath.

En 1997 se unieron al Ozzfest, donde Ozzy también se presentaba con su banda solista. Los primeros shows incluyeron al baterista Mike Bordin, ya que Ward tenía compromisos asumidos previamente con su proyecto solista, pudiendo unirse recién en el mes de diciembre.

Dos de los shows en el Birmingham NEC fueron grabados y editados bajo el nombre “Reunion” en agosto de 1998.

Cuando estaba por comenzar la gira Europea, Ward sufrió un ataque al corazón, dejando la banda hasta la gira por Norteamérica en enero del siguiente año; siendo reemplazado por Appice.

Mientras todos seguían con sus proyectos solista, en 2001 volvieron a estudios para grabar un nuevo disco. Todo quedó suspendido cuando Ozzy fue llamado para terminar su siguiente disco, congelando el proyecto con Black Sabbath por un tiempo.

Recién en marzo de 2004 volverían a tocar juntos, siendo cabeza del Ozzfest durante dos años. Aprovechando esta vuelta, Sanctuary Records editaría dos discos con vivos de la banda: “Past lives” (show de la década del ‘70) y la edición oficial de “Live at last”.

En noviembre de 2005 ingresaron al UK Hall of Fame y en marzo de 2006 lo harían al Rock and Roll Hall of Fame.

Ozzy seguí a full en su proyecto solitario, y así en 2006 Rhino Records decidió juntar a la otra versión más famosa de la banda (con Dio y Appice) para grabar 3 temas nuevos para el compilado “The Dio years”. El disco recopilatorio fue editado en abril de 2007. Los buenos resultados del disco les dieron ganas de seguir, y así comenzó una gira mundial con esta formación. En ese momento Sharon Osbourne decidió hacer algo y firmar un contrato con Iommi: la banda con Ozzy seguiría siendo Black Sabbath, mientras que cuando Dio sea la voz se llamaría Heaven & Hell.

Continuará...

Discos

Black Sabbath (1970)Paranoid (1970)Master of reality (1971)Volumen 4 (1972)Sabbath bloody Sabbath (1973)Sabotage (1975)Technical ecstasy (1976)Never say die! (1978)Heaven & Hell (1980)Mob rules (1981)Live evil (1982)Born again (1983)Seventh star (1986)The eternal idol (1987)Headless cross (1989)Tyr (1990)Dehumanizer (1992)Cross purposes (1994)Forbidden (1995)Cross purposes live (1995)Reunion (1998)Past lives (2002)Live at Hammersmith Odeon (2007)13 (2013)